El Senado aprobó el proyecto para el retiro excepcional de fondos previsionales, impulsado por el Gobierno. Con 42 votos a favor y 1 abstención del senador Evópoli, Felipe Kast.

La votación ocurre después de una prolongada jornada legislativa, donde previamente la Cámara de Diputados respaldó el mensaje presidencial. Tras este trámite, el texto pasó al Senado de inmediato para continuar con la tramitación. Solo se produjo una pausa: mientras los legisladores esperaban el informe de la Cámara Baja se suspendió momentáneamente la sesión para solucionar problemas técnicos surgidos a raíz de las indicaciones del proyecto.

El debate en el Senado

En la discusión, el presidente de la Comisión de Hacienda, Jorge Pizarro (DC) planteó que tenía dudas respecto a la subrogación del retiro en caso de deuda de pensiones alimenticias porque le entrega una atribución adicional a los jueces. Por este motivo el senador  señaló que una opción era llamar a ministros de la Corte Suprema para responder esta duda que surgió en algunos congresistas.

Sin embargo, parlamentarios como Carlos Bianchi (independiente) y Francisco Chahuán (RN) argumentaron que no era necesario consultar a la Corte Suprema, debido a que la norma que se modifica es procesal y que en la Corporación debían seguir lo que ya se había comenzando en la Cámara. Su par Iván Moreira (UDI)  fue más enfático y dijo «más que tomar una decisión jurídica hay que tomar una decisión política. No dilatemos este proyecto». 

La Comisión de Hacienda del Senado se reunión media hora para discutir la extensión de impuestos. Este momento contó la presencia telemática de los ministros de Hacienda y de Trabajo, y finalmente se mantuvo la eximición del pago de impuesto para personas cuyas remuneraciones sean inferiores a $1.500.000.