La Comisión de Constitución del Senado aprobó en particular y despechó a Sala el segundo retiro de fondos del sistema de AFP. En esta jornada, el senador Francisco Chahuán (RN) retiró todas sus indicaciones del proyecto e instó al Ejecutivo a presentar medidas para enfrentar la pandemia de Covid-19. «Frente a la ausencia de acción concreta del Gobierno, retiro todas las indicaciones«, aseguró.

Destacó la aprobación de la indicación de las senadoras Ximena Rincón e Isabel Allende y los senadores Carlos Bianchi y Francisco Huenchumilla que tiene como intención el cobro de pensiones alimenticias adeudadas, con el retiro que se solicite. También fue respaldada una indicación, propuesta por Bianchi, que disminuía de 30 a 15 días hábiles la entrega de los fondos desde la presentación de la solicitud ante la respectiva AFP.

La votación se dio después de la aprobación en general de la Comisión de Constitución del Senado de la reforma para el segundo retiro de fondos previsionales, con tres votos a favor y dos en contra.

La sesión comenzó este miércoles vía telemática. Intervino el presidente del Banco Central, Mario Marcel, para señalar las consecuencias del primer retiro y los eventuales efectos de un segundo retiro.

Una iniciativa cuestionada

El proyecto apunta a que los afiliados al sistema de pensiones puedan sacar parte de sus ahorros como un apoyo frente a la crisis.

El monto máximo de retiro es equivalente a 150 UF, alrededor de $4.3 millones, y un mínimo de 35 UF, alrededor de $1 millón. En el caso de que los fondos acumulados en la cuenta AFP sean inferiores a 35 UF, el afiliado podrá retirar el monto total acumulado.

A diferencia del primer retiro del 10%, esta vez será pagado en una sola cuota y quienes quieran podrán realizar un reintegro voluntario mediante una cotización voluntaria de un 5% mensual. Otra modificación realizada en la comisión fue que una vez ingresada la solicitud de retiro, el pago se realizará en un plazo máximo de 15 días hábiles. 

 

Sin embargo, el Presidente Sebastián Piñera advirtió ayer que podría acudir al Tribunal Constitucional. «Como Gobierno naturalmente vamos a intentar en el proceso legislativo corregir esta elusión, este abuso, este resquicio, y de lo contrario vamos a recurrir al Tribunal Constitucional, porque no solamente es una opción, es una obligación«.