La Asamblea Nacional de Venezuela aprobó este martes, por mayoría, la designación de nuevos embajadores en Chile y Bolivia, como representación diplomática del gobierno interino de Venezuela que lidera Juan Guaidó.

Por Chile, los diputados aprobaron el nombramiento de Carlos Millán Vielma, que ocurre tres meses después de la renuncia de Guarequena Gutiérrez.

Tras hacerse pública la designación, Millán compartió un comunicado en sus redes sociales aceptando la representación diplomática de Venezuela en Chile. «Quienes me conocen saben que he dedicado los últimos 13 años de mi vida a luchar contra el régimen autoritario que viola los Derechos Humanos y que profundiza la crisis humanitaria en Venezuela», escribió.

Millán es militante del partido opositor venezolano Acción Democrática -mismo de Gutiérrez- y se residenció en Chile hace un año y medio. Desde entonces se integró a la Comisión para la Diáspora Venezolana y formó parte de las mesas de trabajo que se habían constituido entre el Ministerio del Interior y la comunidad venezolana para abordar temas migratorios.

«Desde hace un año y medio estoy en Chile, al igual que casi 500.000 venezolanos, formándome, trabajando y colaborando activamente con cualquier actividad que busque visibilizar la realidad venezolana y concientizar a los chilenos sobre lo que viven nuestros conciudadanos», escribió en su Instagram.

«En estos momentos la presión interna y externa son más importantes que nunca para rescatar la democracia en nuestro país. Por esas razones y pidiendo a Dios que haga de mí un instrumento para la democratización de Venezuela he aceptado la responsabilidad otorgada por la Asamblea Nacional, único poder público legítimo en Venezuela, y por el Presidente (e) Juan Guaidó de ser el Embajador del Gobierno Interino en Chile», agregó.

La designación fue celebrada por Gutiérrez que escribió en su Twitter: «Éxitos a @CarlosMillan por su designación como Embajador de Venezuela en Chile. Todo el apoyo para seguir buscando caminos que nos lleven a restaurar la democracia, la paz y la libertad de nuestro país».