«Fue en ese momento cuando me pateaban, caímos al piso. Trate ponerme de pie pero la furia de los que me atacaban me lo impidió. Fue en ese entonces que me arrebatan el casco y las patadas en el cráneo, en mi cara y pierdo la consciencia». Así comienza el video en el que el cabo 2° Raúl Quintanilla revive la agresión que sufrió el martes 2 de octubre al interior del Internado Nacional Barros Arana.

«Lo que más pena me da es ver la reacción que tuvo mi madre, mi papá, mi familia la ver el video y ver a los estudiantes con la furia que me atacaban», señala el oficial que tiene una hija de cuatro meses a la que quiere ver crecer y «me invite a los actos del día del Carabinero».