Actualidad Informativa es presentado por:
Publicado el 21 de junio, 2018

Una feminista del FA o un representante de la izquierda “dura”: las cartas para asumir la Fech

Autor:

Bastián Garcés

Karla Toro (Izquierda Autónoma) y Mattias Gallegos (Vamos Construyendo) son las opciones que se levantan para reemplazar al suspendido Alfonso Mohor en la presidencia de la Federación de Estudiantes de la U. de Chile. Toro ha participado activamente en campañas de equidad de género. Gallegos, en tanto, reivindica "el socialismo y la igualdad social".
Autor:

Bastián Garcés

Recibe en tu correo Lo mejor de la prensa
Suscribirse

En la madrugada del miércoles, los alumnos de la Universidad de Chile ratificaron la sanción en contra del presidente de la federación de estudiantes, Alfonso Mohor (Movimiento Autonomista, MA), de tres meses de suspensión de su cargo. Si bien en un principio se le había castigado por “encubrimiento de acoso laboral” -denunciado por una funcionaria del Centro de Estudiantes de Ingeniería- en el pleno Fech el cargo fue rebajado a “negligencia”.

En la reunión, que se extendió por más de nueve horas, los representantes universitarios definieron que el reemplazante de Mohor lo decidieran los estudiantes de las facultades de la Casa de Bello. Ellos deberán escoger entre dos opciones: entregar la presidencia a la segunda mayoría de la lista ganadora o que el actual vicepresidente asuma la conducción de la mesa directiva. Y quienes representan esas alternativas son Karla Toro y Mattias Gallegos, respectivamente.

Mattias Gallegos: A la izquierda del Frente Amplio y cita a Honecker  y a Marx en su Twitter

“Un objetivo impregna toda la política de nuestro Partido: hacer todo por el bien del hombre, por la felicidad del pueblo, por los intereses de la clase obrera y de todos los trabajadores. Ese es el sentido del socialismo. Para eso trabajamos y luchamos”. Con esta frase el estudiante de Ingeniería Comercial, con mención en economía, Mattias Gallegos, conmemoraba en su cuenta de Twitter el aniversario número 24 de la muerte de Erich Honecker, líder de la RDA, en mayo pasado.

En el mismo tono, en la red social, se encarga de recordar el nacimiento de Ho Chi Minh o de Karl Marx, junto con citar algunos de sus planteamientos.

Antes de entrar a la Facultad de Economía y Negocios (FEN) , el joven de 23 años estudió en el Instituto Nacional. En el liceo emblemático, compañeros de generación recuerdan que el actual vicepresidente de la Fech fue parte de las marchas de 2011, pero mantuvo un perfil mucho más bajo que el que tendría en la U. de Chile.

En 2015, Gallegos fue candidato a concejero Fech por su facultad. Al año siguiente, intentó llegar a la presidencia de la federación. Si bien no lo logró, la votación que obtuvo le permitió alcanzar un cupo en la mesa directiva como secretario de comunicaciones.

Dos años después, en 2017, volvió a postular para liderar la Fech, pero quedó como vicepresidente debido a que Alfonso Mohor obtuvo una mayor cantidad de preferencias. “Durante este año trabajando en la FECh y recorriendo la Chile pude constatar que, a pesar de las grandilocuentes promesas en períodos de campañas, siempre se termina por reproducir y profundizar el alejamiento de la federación con los estudiantes”, se leía en el posteo con el que anunció su segunda postulación a la organización universitaria.

En las dos campañas en las que compitió para presidir la Fech, el estudiante de ingeniería comercial, fue apoyado por Vamos Construyendo, corriente que se describe como una organización que lucha por “un proyecto educativo popular”. Según alumnos de la universidad, esta agrupación representa a una izquierda más “dura” en comparación al Frente Amplio.

El actual vicepresidente de la Fech escribió el 19 de abril la columna “Movilización estudiantil y Piñera: volver a luchar sin transar”, publicada en El Mostrador. En ella plantea: “Debemos recuperar la combatividad en las calles, las llamadas ‘nuevas formas de movilización’, es un viejo recurso para deslegitimar la acción directa de los estudiantes y la expresión de su digna rebeldía”.

Hace unos días, luego de la destitución de Mohor, el estudiante de ingeniería comercial asumió las funciones administrativas de la presidencia de la federación mientras se define al sucesor oficial.

Karla Toro: la feminista que quedó a 16 votos de presidir la Fech

“Karla Toro es #LaDeLosCalzones, porque cuando se trata de nosotras, ¡Los trapos sucios se lavan en público!”. La frase era parte de la campaña con la que la estudiante de Derecho buscó conseguir encabezar la federación de la U. de Chile.

Toro, al igual que Gallegos, ingresó a la casa de estudios en 2013. Aunque, ella lo hizo con un título bajo el brazo: técnica en administración de empresas, que estudió en el Colegio Técnico Santa Ana de Quinta Normal. De hecho, la alumna de Pío Nono antes de ingresar a la universidad trabajó un año en ese rubro.

La joven de 24 años, siendo mechona, comenzó a militar en Izquierda Autónoma. Ese mismo 2013, postuló por primera vez a la directiva del Centro de Alumnos de Derecho (CED), pero su lista no resultó electa.

Si bien la derrota no la desanimó de participar en política, decidió cambar el foco: pasó de estar en cargos de representación a participar en espacios sociales de la universidad. En esos años participó en la creación del grupo de bailarinas de Derecho, que participaba en las marchas realizando representaciones artísticas, y en una revista estudiantil.

Aunque, dos años después, en 2015 volvió a postular al CED para el cargo de secretaria general. Puesto en el que se desempeñó durante 2016, año en el que Izquierda Autónoma (IA) vivió el quiebre en el que nació Movimiento Autonomista, encabezado por Gabriel Boric y Jorge Sharp. Ella decidió quedarse en la IA, porque compartía la visión del “tronco histórico”  de la organización que proponía “la centralidad de conflicto era la educación”.

El año pasado, la estudiante de Derecho fue elegida concejera Fech, cargo con el que generó instancias para abordar las diferencias salariales que afectaban a académicas y funcionarias de la facultad. Según cuentan militantes de Izquierda Autónoma, este trabajo -sumado a su rol social- la perfilaron como la carta del movimiento para buscar la presidencia de la Fech.

Su campaña se caracterizó por una mirada feminista. Al igual que la entonces candidata a diputada por San Antonio, Camila Rojas, realizó una intervención en la que escribía conductas y problemáticas de violencia de género en ropa interior femenina que colgaba en los patios de la universidad. Lo que le valió el apodo de “la chica de los calzones”.

Pero no logró integrar la mesa directiva, ya que obtuvo la segunda mayoría de la lista, siendo superada por Alfonso Mohor por 16 votos.  Durante este año, Toro asumió la coordinadora orgánica de la IA en la U. de Chile. Ademas apoyó la toma feminista de la Facultad de Derecho de la casa de estudios.

Las columnas de Opinión son presentadas por:
Ver más

También te puede interesar: