Publicado el 30 enero, 2021

Revisión del sistema electoral, la propuesta de Francisco Orrego y Clemente Pérez de cara a la Constituyente

Autor:

Magdalena Olea

Ambos son candidatos independientes por el Distrito 11. “Está claro que el actual sistema electoral no ha dado el ancho, ha fragmentado las fuerzas políticas en el Congreso”, subrayó Orrego. Por su parte, Pérez plantea un sistema en el que haya un único asiento por distrito y se elija solo a primeras mayorías.

Autor:

Magdalena Olea

Recibe en tu correo Lo mejor de la prensa
Suscribirse

Con miras a la elección de los integrantes de la Convención Constitucional en abril próximo, el programa Mirada Líbero en Agricultura cada semana invita a distintos aspirantes a un escaño constituyente. Esta vez fue el turno de dos candidatos por el Distrito 11 (que agrupa las comunas de Peñalolén, La Reina, Lo Barnechea, Las Condes y Vitacura), el abogado, ex subsecretario de Obras Públicas y ex presidente de Metro Clemente Pérez (independiente), y el también abogado, columnista, expresidente de TVN y ex subsecretario de Minería, Francisco Orrego (independiente de derecha).

Ambos plantearon sus posiciones con respecto al sistema para la elección de parlamentarios, se refirieron a la necesidad de avanzar en el diálogo político, “con convicciones” y al riesgo de funas que podrían sufrir los convencionales. También abordaron los aspectos que consideran infaltables en la próxima Constitución.

-¿De qué manera esta nueva Constitución puede mejorar las expectativas y el futuro del país? Pasando por el grave desprestigio del Congreso, de los partidos, y el poco respeto a la institucionalidad vigente.

Francisco Orrego: Hay que ser transparentes en este ejercicio. La constitución no va a solucionar de manera automática los problemas reales de las personas, por un lado, pero tampoco los problemas de la política o de la insitucionalidad Chilena. Pienso que es un problema de la política en general, muy particularmente de un tema que ha estado bien ausente en el debate que es el sistema electoral. No se trata de volver al viejo sistema de las dos grandes coaliciones bajo un sistema binominal, pero está claro que el actual sistema no ha dado el ancho, y tampoco ha sido el sistema ideal, porque ha fragmentado las distintas representaciones y fuerzas políticas del Congreso.

Vamos a tratar de mejorar la política, no es una solución mágica, pero si nos va a obligar este proceso a conversar con la gente y tratar de buscar acuerdos. Creo que eso no significa partir de cero”, dice Clemente Pérez.

-¿Qué sistema electoral necesitamos en Chile?

Francisco Orrego: No necesitamos más parlamentarios del 1%. Me siento muy inclinado por un sistema mayoritario. Los efectos de esta fragmentación politica se reflejan en lo que hoy tenemos en el Congreso: parlamentarios que han abusado de sus facultades, yendo más allá de lo que la Constitución les permite, un festival de acusaciones constitucionales, de obstrucciones a proyectos que son importantes para los chilenos, de presentación de proyectos inconstitucionales e incluso de resquicios y fraudes. Prácticas que creímos desterradas de la política. Esto ha sido una especie de flashback a las malas prácticas legislativas, que no veíamos desde hace décadas.

Clemente Pérez: Concuerdo en la necesidad de revisar el sistema electoral. De hecho, en nuestra lista que se llama “Independientes con Chile”, uno de los movimientos que la apoya se llama 50+une, tiene como bandera revisar el sistema electoral. Plantean la idea de la formula mayoritaria inglesa, es decir, un asiento por distrito, y que los elegidos solo sean primeras mayorías. Hoy hay siete u ocho cupos por distrito, y terminamos teniendo diputados del 1% y eso contribuye a la fragmentación. Estoy de acuerdo en que la clase política, y la política en general, no ha estado a la altura. Creo que hay un tema constitucional, que tiene que ver con la legitimidad de origen de la Constitución. Es tan evidente el problema que 80% de los que fuimos a votar en el plebiscito votamos apruebo. 

El riesgo de replicar esa polarización en la convención no es menor. Yo he sido siempre una persona dispuesta a conversar, pero no podemos olvidar que en este ejercicio también son muy importantes las convicciones”, asevera Francisco Orrego.

-Pero se le han hecho muchas reformas a la Constitución, considerando además la de 2005 del expresidente Lagos.

Clemente Pérez: Es cierto, pero de todas maneras tienes un problema de origen que afecta. Por tanto, ahora lo que vamos a construir entre todos, ojalá con nuestra participación como constituyentes, es una Constitución enteramente democrática desde el inicio. Tenemos hoy una constitución que ni siquiera los propios parlamentarios respetan, un ejemplo en la presidenta del Senado, Adriana Muñoz, y no tiene costo político no respetarla. Necesitamos una constitución que sintamos querida por todos, y si alguien se aparta de esa Constitución tenga una sanción política por hacerlo.

-¿Vía constitución se pueden solucionar los problemas de esta crisis?

Clemente Pérez: Soy optimista, pienso que va a ayudar. La crisis por la que atravesamos tiene varios factores, problemas que ha habido en el mundo privado, de los cuales tenemos que hacernos cargo. Lo segundo, la crisis del Estado, que está funcionando más mal de lo que pensábamos, proveyendo servicios de mala calidad. Vamos a tratar de mejorar la política, no es una solución mágica, pero si nos va a obligar este proceso a conversar con la gente y tratar de buscar acuerdos. Creo que eso no significa partir de cero, sino recoger todo lo bueno del constitucionalismo chileno y mundial, y mejorar lo que viene por delante.

Francisco Orrego: Me sorprende que a estas alturas, después de 40 años de vigencia de una Constitución, hayan ciertos sectores que lleguen a la conclusión que goza de una “ilegitimidad de origen”… no soy de los que piensa que haya que echar todo por la borda, ni partir de una hoja en blanco, sino que  tenemos que rescatar lo mejor de nuestro pasado, lo mejor del presente y del futuro. Pero creo que esa ilegitimidad de origen ha sido mas bien un argumento del tipo oportunista, para plantear una revisión completa.

Diálogo versus funas

-¿Están dispuestos a conversar y llegar a acuerdos con sectores que quizás tienen propuestas totalmente distintas?

Francisco Orrego: Poner el acento en el diálogo y en los acuerdos durante el trabajo constituyente es muy importante, no cabe ninguna duda, pero no podemos olvidar que hay ciertos sectores políticos de izquierda que no creen en el diálogo. La mejor prueba de eso es la actitud que muchos de estos sectores, bien radicales y extremistas, han tenido en el Congreso. El riesgo de replicar esa polarización en la convención no es menor. Yo he sido siempre una persona dispuesta a conversar, pero no podemos olvidar que en este ejercicio también son muy importantes las convicciones. Hay que defender las convicciones, no se trata del que grite más fuerte, sino del que habla más firme, más claro, y de manera más consecuente.

Clemente Pérez: Aquí no estamos ante una situación fácil. No es por ninguna otra motivación, sino una sincera preocupación de que estamos en un momento crucial y de que esto puede salir bien o puede salir mal. O le damos legitimidad a lo que hemos construido, un apoyo social y una paz social, que nos va a permitir tener otros 30 o 40 años tan buenos como los que hemos tenido en el último tiempo, o vamos a seguir precisamente el derrotero de países como Argentina, que no han logrado tener instituciones sólidas. Estoy optimista de que vamos a ser capaces de salir adelante, pero hay que hacer la pega. Tenemos que tener una constitución que nos represente a todos.

No se trata de volver al viejo sistema de las dos grandes coaliciones bajo un sistema binominal, pero está claro que el actual sistema no ha dado el ancho, y tampoco ha sido el sistema ideal, porque ha fragmentado las distintas representaciones y fuerzas políticas del Congreso”, afirma Francisco Orrego.

-¿Creen que como candidatos a convencionales podrían enfrentar presiones, amenazas, funas, ataques por redes sociales, y que eso pueda influir quizás en su determinación?

Clemente Pérez: A mi me funaron harto todo el año por el “cabros no prendió“, y al revés, lo que hizo es que me motivó a participar más activamente en el proceso, así que yo al menos tengo cuero de chancho, lo que no quiere decir que no me afecte. Hay un grupo que lo que quiere es que solo hayan candidatos como ellos, entonces lo único que hace es criticar a todos los que hemos anunciados nuestra candidaturas. Me parece pésimo que el PC haya llamado a rodear el Palacio Pereira, que es donde se va a realizar la convención constitucional. Más ganas me dan de participar con este tipo de amenazas y bullynig.

-Francisco Orrego: Es un riesgo real, e ignorarlo sería muy ingenuo. El actual clima político y el intenso año electoral que vamos a tener van a poner a prueba el trabajo no solo de la convención sino que de cada uno de nosotros como constituyentes. Más allá del lugar, el riesgo de las amenazas y la violencia existe, y creo que lo mas importante es que tengan que prevalecer las ideas, la convicción y la consecuencia entre lo que nosotros como candidatos vamos a prometer durante la campaña y lo que en definitiva hagamos.

Lo que no puede faltar

-¿Qué aspectos creen que son fundamentales que consagra la constitución vigente y que corren el riesgo de ser modificados o eliminados en la convención?

Francisco Orrego: Soy de los que creen que la constitución permitió un gran progreso durante los últimos 40 años, creo que no es necesario tirar todo por la borda y partir de una hoja en blanco. Más que hacer un listado exhaustivo de las materias que tendrían que permanecer en la nueva constitución, creo que el trabajo constituyente debiera enfocarse más bien en cuáles debiesen ser aquellas materias que requieren una mejora o perfeccionamiento. Ese ejercicio ya se ha hecho, lo que dejó presentada la presidenta Michelle Bachelet al terminar su segundo mandato apunta un poco a eso. Entonces, más que estar haciendo una selección, deberíamos partir de la actual constitución y buscar los puntos que requieran perfeccionamientos o mejoras.

Tenemos hoy una constitución que ni siquiera los propios parlamentarios respetan. Necesitamos una constitución que sintamos querida por todos, y si alguien se aparta de esa Constitución tenga una sanción política por hacerlo”, sostiene Clemente Pérez.

Clemente Pérez: En materia de derecho de aguas es posible que haya que realizar algunos cambios, declarar que sea bien nacional de uso público, que ya lo es según los códigos de agua y civil; y dar prioridad de abastecimiento a la población. Donde veo mayores cambios es en materia de derechos sociales, por la vía de incorporar algunos y mejorar los que hay hoy. Es necesario mejorar el derecho a vivir en un medioambiente libre de contaminación, incorporar la sustentabilidad, la solidaridad intergeneracional, la crisis climática, el rol de la mujer hay que realzarlo: iguales obligaciones-igual remuneración por ejemplo. Que no sean los tribunales de justicia los que empiecen ahora a gobernar, estoy muy en contra del gobierno de los jueces. El rol del Banco Central me parece muy importante, la existencia de uno independiente.

Francisco Orrego: Quiero complementar con la necesidad de resguardar el derecho de propiedad sobre las concesiones de derecho de aprovechamiento de agua, eso es fundamental. Segundo, plantea incorporar una serie de derechos sociales a la Constitución, estoy de acuerdo que tiene que estar sujetos a la disponibilidad de recursos, no ser exigibles judicialmente para evitar los problemas que acaba de mencionar, que al final la Corte Suprema termina legislando en la práctica, pero hay un aspecto que muchos omiten, que en mi programa está, y que es junto con hacerse cargo de los derechos sociales hay que hacerse cargo de la contrapartida de los derechos sociales, que son los deberes. Todos queremos un medio ambiente limpio de contaminación, pero somos los primeros en dejar la basura en nuestros parques, somos los primeros que queremos ser emprendedores exitosos, pero somos los primeros en hacer trampa, queremos grandes parques nacionales, pero somos los primeros en abandonar nuestras zonas extremas y en descuidar la defensa de nuestra integridad territorial. Entonces, creo que por csda derecho social debería venir su correlativo deber social.

Las columnas de Opinión son presentadas por:
Ver más

APOYA AL LÍBERO

A diferencia de muchos medios de comunicación en EL LÍBERO hemos mantenido nuestra web y noticias sin costos para todos. Creemos que hoy, más que nunca, es necesario que la mirada de EL LÍBERO llegue a más personas y cubra más contenido.

Si quieres ayudarnos a lo anterior hazte miembro, hoy mismo, a la Red Líbero, por 1 U.F. mensual (o 0,5 U.F. para los menores de 40 años) con lo que estarás realizando un aporte fundamental para que podamos ampliar nuestra labor.

HAZTE MIEMBRO

También te puede interesar:

Cerrar mensaje

APOYA AL LÍBERO

A diferencia de muchos medios de comunicación en EL LÍBERO hemos mantenido nuestra web y noticias sin costos para todos. Creemos que hoy, más que nunca, es necesario que la mirada de EL LÍBERO llegue a más personas y cubra más contenido.

Si quieres ayudarnos a lo anterior hazte miembro, hoy mismo, a la Red Líbero, por 1 U.F. mensual (o 0,5 U.F. para los menores de 40 años) con lo que estarás realizando un aporte fundamental para que podamos ampliar nuestra labor.

HAZTE MIEMBRO