Publicado el 15 de mayo, 2020

Republicanos versus populistas, el nuevo «arco» político que propone Felipe Kast para construir acuerdos

Autor:

Sofía Del Río

El senador de Evópoli plantea los desafíos postpandemia. Subraya que en estos tiempos de crisis se requiere de «unidad y responsabilidad y no transformar un hecho tan doloroso como éste en una pelea de trinchera para golpear al gobierno de turno». Y apunta que «simplemente hay que conversar con la parte de la oposición que está preocupada por mejorar Chile».

Autor:

Sofía Del Río

¿YA RECIBES EL PODCAST “DETRÁS DE LA NOTICIA”?

Cada noche el director de El Líbero, Eduardo Sepúlveda, cierra la jornada con un comentario en formato de audio enviado por WhatsApp, donde en pocos minutos analiza los hechos que marcaron el día y proyecta escenarios para el futuro próximo.

Sí ya eres parte de la Red Líbero, solicita el podcast escribiendo a red@ellibero.cl

Sí aún no eres parte de la Red Líbero, suscríbete y ayúdanos a seguir creciendo.

SUSCRÍBETE AHORA
Recibe en tu correo Lo mejor de la prensa
Suscribirse

«Lo que uno esperaría es mucho sentido de unidad, responsabilidad y rigurosidad. Hay que dejar que los científicos sean quienes nos iluminen el camino y no transformar un hecho tan doloroso como este en simplemente una pelea de trinchera para golpear al gobierno de turno», señala el senador de Evópoli Felipe Kast.

En conversación con El Líbero, el legislador analiza la contingencia sanitaria y política. Plantea la necesidad de «una hoja de ruta de reactivación económica, en una primera etapa, y luego en una segunda etapa, que nos permita aspirar a un modelo de sociedad como el de Nueva Zelandia».

-Senador, teniendo en cuenta la situación crítica que se enfrenta con la pandemia de coronavirus y sus consecuencias sociales y económicas, ¿cuál es la actitud que se espera que tenga la clase política y las autoridades?

-Lo que uno esperaría es mucho sentido de unidad y responsabilidad y también mucha rigurosidad y dejar que los científicos sean quienes nos iluminen el camino y no transformar un hecho tan doloroso como éste en una pelea de trinchera para golpear al gobierno de turno. Claramente el gobierno está haciendo su mejor esfuerzo, buscando poner a la ciudadanía primero sin escatimar ningún esfuerzo, tanto en el plano económico como sanitario y, por lo mismo, creo que la oposición en esta vuelta no busca darle garantía a los chilenos de que van a tener una oposición constructiva, colaborativa, pero con algunas excepciones, porque es verdad que hay alguna cierta parte del sector que sí ha tenido mayor estatura que otra.

-¿A quién se refiere particularmente?

-Veo, por ejemplo, en Ricardo Lagos Weber y Carolina Goic una estatura distinta en cómo han abordado la crisis.

-¿No todos están en la postura «si le va bien al gobierno le va bien al país»?

-Hay una parte de la oposición que sí lo entiende y hay una parte de la oposición que está en política simplemente para destruir al que piensa distinto, y por tanto, lo que hay que hacer es simplemente conversar con la parte de la oposición que está preocupada por mejorar Chile. Por lo tanto, es más difícil hacer lo mismo con aquellos que están preocupados simplemente de hacer daño a quien está gobernando.

-En este sentido, ¿cómo evalúa que el ministro del Interior, Gonzalo Blumel, haya comenzado diálogos con la oposición para llegar a acuerdos en esta crisis?

-Eso demuestra que el gobierno y el ministro no están tratando de hacer un provecho político pequeño, por lo mismo habla de una grandeza y estatura del ministro del Interior, para generar un clima que nos ayude a sacar adelante al país, y no que las peleas políticas terminen entorpeciendo.

El arco que se tiene que construir no es tanto de izquierdas ni derechas, sino de republicanos versus populistas».

-¿Comparte los dichos del ministro Mañalich quien ha dicho que es necesario pensar en el «postoperatorio» de esta crisis, apuntando hacia la política?

-Estoy convencido de que es necesario que tengamos un clima que nos permita hacer una hoja de ruta de reactivación económica, en una primera etapa, y luego en una segunda etapa, que nos permita, en la mirada más larga, aspirar a un modelo de sociedad como el de Nueva Zelandia.

-¿Eso va en sintonía con lo que han planteado otros dirigentes, como el presidente de RN, sobre la necesidad de un nuevo pacto social?

-Claramente ha sido planteado por distintos actores, hay distintos referentes, nosotros lo venimos diciendo desde hace varios años que creemos que Nueva Zelandia y Australia son países que podrían indicarnos esa hoja de ruta. El ministro Briones lo ha venido planteando también en varias oportunidades.

Los proyectos inadmisibles en el Senado son una muestra más de la descomposición de la política, son una muestra más de que hoy día muchos están más preocupados de la política del rating y de los titulares más que la política republicana».

-La semana pasada el ex senador Ignacio Walker (DC) señaló a El Líbero: «Yo haría una alianza desde el laguismo hasta Evópoli». ¿Qué piensa respecto a esta afirmación?

-La descripción que hace Ignacio Walker, más allá de las alianzas porque claramente tenemos un domicilio político, habla de un mundo republicano, que yo creo que es el arco que se tiene que construir, no es tanto de izquierdas ni derechas, sino de republicanos versus populistas. Y con ese mundo efectivamente podemos construir acuerdos, independiente de que no sean de las mismas alianzas políticas, pero sí que tengamos una forma de hacer política que como bien decía el ex Presidente Ricardo Lagos, que «sí dé el ancho».

-¿Y cuándo se perdió esa forma republicana de hacer política a la que usted se refiere?

Básicamente con la irrupción del Frente Amplio y el Partido Comunista, en lugar de ver la política como un espacio de diálogo, de acuerdo, de reflexión, ven la política como un espacio simplemente de confrontación. Y eso ocurre con ciertos sectores que enganchan en esa dinámica, y que transforman la política en un círculo vicioso de confrontación, en lugar de ser un espacio de evaluación rigurosa de políticas públicas, de poder construir un proyecto país, que tengamos un sueño de futuro, que nos permita unirnos más allá de las diferencias ideológicas que podamos tener.

-¿Esto que describe se podría relacionar con los proyectos inadmisibles presentados en el Senado?

Los proyectos inadmisibles en el Senado son una muestra más de la descomposición de la política, son una muestra más de que hoy día muchos están más preocupados de la política del rating y de los titulares más que que de la política republicana que nos permite respetar las reglas del juego.

-¿Y cuál es su evaluación sobre el trabajo que está realizando el ministro Jaime Mañalich en esta crisis sanitaria?

-Creo que el ministro Mañalich ha hecho un tremendo esfuerzo y le ha tocado una labor muy dura. Desgraciadamente, buena parte de la oposición se ha quedado en tratar de buscar algún tipo de resquicio comunicacional para criticarlo y no se han dado cuenta del tremendo esfuerzo de gestión que ha venido haciendo el ministerio de Salud. No solamente el ministro, sino que también todo su equipo y funcionarios, y creo que esto también habla de cierta mezquindad en momentos donde Chile lo que necesita es generosidad.

El Frente Amplio y el Partido Comunista, en lugar de ver la política como un espacio de diálogo, de acuerdo, de reflexión, ven la política como un espacio simplemente de confrontación».

-Otro ministro ha tenido protagonismo es Ignacio Briones que está impulsando el «Presupuesto base cero» con miras a la discusión presupuestaria. ¿Cómo evalúa esa política?

-Es una gran noticia. Es primera vez que la Dirección de Presupuesto empieza a tener respeto por los contribuyentes, y no solamente preocuparse de meterle la mano al bolsillo y cobrar impuestos sino que preocuparse de cómo se gastan esos impuestos, y cómo maximizamos el impacto social del mismo, y ahí estoy convencido de que lo que ha hecho el ministro Briones de tomar esta propuesta que hicimos del presupuesto base cero, que lo planteamos justo después del 18 de octubre, es una forma también de que la mediocridad del Estado se vaya reduciendo cada vez más y que podamos hacer que los recursos públicos le lleguen a quienes lo necesiten.

-En relación al cargado calendario electoral que se avecina. ¿Cree que habrá que replantearse estos eventos?

-Hoy día es el momento de la crisis, de la salud, de cuidar a las pymes, una vez que salgamos de esto tendremos tiempo de evaluar cómo estamos parados y qué hacemos y qué tenemos que reacomodar.

Las columnas de Opinión son presentadas por:
Ver más

¿YA RECIBES EL PODCAST “DETRÁS DE LA NOTICIA”?

Cada noche el director de El Líbero, Eduardo Sepúlveda, cierra la jornada con un comentario en formato de audio enviado por WhatsApp, donde en pocos minutos analiza los hechos que marcaron el día y proyecta escenarios para el futuro próximo.

Sí ya eres parte de la Red Líbero, solicita el podcast escribiendo a red@ellibero.cl

Sí aún no eres parte de la Red Líbero, suscríbete y ayúdanos a seguir creciendo.

SUSCRÍBETE AHORA

También te puede interesar: