Actualidad Informativa es presentado por:
Publicado el 07 de mayo, 2019

Por qué la minería no será el motor del crecimiento económico en 2019

Autor:

Javiera Barrueto

El Imacec de marzo marcó 1,9% y el minero disminuyó 2,1%. Entre los factores de esta caída, según señalan en el sector, se encuentra una disminución de la producción en Codelco, por la mantención en sus plantas, y porque en La Escondida se procesó mineral de menor ley, es decir, se extrajo rocas con menor concentración de cobre. Además, subrayan que no es posible repetir el buen desempeño del año pasado, de ahí que se proyecte un crecimiento del PIB minero bajo el 2% para 2019, muy diferente al 5,2% del año pasado.

 

Autor:

Javiera Barrueto

Recibe en tu correo Lo mejor de la prensa
Suscribirse

Como «tibio» ha sido definido el comienzo de año para la economía, luego que ayer el Banco Central diera a conocer que el Imacec de marzo marcó un 1,9%. De hecho, el ministro de Hacienda, Felipe Larraín, apuntó que la cifra está “por debajo de lo que estamos convencidos va a crecer la economía durante el año, que es en torno al 3,5%”.

Precisamente uno de los factores claves surgió desde el sector cuprífero, puesto que el Imacec minero disminuyó 2,1% mientras que el Imacec no minero creció en 2,3%. «En marzo, estuvimos influidos por una caída significativa de la producción minera, además de algunos temas externos de comercio y la alta base de comparación del año pasado, cuando el Imacec de marzo fue 5,1%», afirmó el secretario de Estado.

La explicación de estas cifras dan cuenta de un fenómeno que va más allá de una comparación mensual. De hecho, se habla de un tema «más estructural».

En el sector minero tenemos un problema estructural de pérdida de ley minera, o sea con los mismos recursos ahora se extrae menos mineral. Parte de eso se podía revertir con la inversión -que efectivamente repuntó-, pero lo que estamos viendo es que no ha sido suficiente como para revertir el tema”, dice la economista Cecilia Cifuentes.

Una de las razones de esto, estarían en la menor producción minera que tuvo Codelco. La estatal debió enfrentar la detención temporal, en algunos casos, por la mantención de sus plantas. Y junto con ello, La Escondida procesó mineral de menor ley, es decir, extrajo rocas con menor concentración de cobre. Desde el gobierno explican que son «etapas» por las cuales atraviesan las empresas mineras.

“La percepción nuestra es que esto es algo normal. En el mes de marzo coincidió que Codelco tenía programada la mantención y en el caso de La Escondida está en una etapa en donde están abasteciendo sus plantas con mineral de menor ley», señala a El Líbero el subsecretario de Minería, Pablo Terrazas, quien se muestra más optimista: «En el futuro cercano van a sacar mineral de alta ley, por lo tanto, creemos que el promedio anual va a seguir siendo positivo”.

Sabíamos que este año no iba a ser posible repetir el buen desempeño de 2o18. No se espera que el crecimiento de la Minería vuelva a ser el motor del crecimiento del país este año, salvo por el impacto de los proyectos de inversión. Este año esperamos un crecimiento del PIB minero bajo el 2%», subraya Joaquín Villarino, presidente del Consejo Minero.

Para la directora ejecutiva del Centro de Estudios Financieros del ESE, Cecilia Cifuentes, el tema es más de fondo que el análisis que hacen en el gobierno: «En el sector minero tenemos un problema estructural de pérdida de ley minera, o sea, con los mismos recursos ahora se extrae menos mineral. Parte de eso se podía revertir con la inversión -que efectivamente repuntó- pero lo que estamos viendo es que no ha sido suficiente como para revertir el tema”, sostiene la economista.

En tanto, el presidente del Consejo Minero, Joaquín Villarino, explica que el fenómeno va de la mano con la imposibilidad de ver números tan buenos como los hubo en 2018.

«Luego del crecimiento del 5,2% del PIB minero del año pasado, derivado de una producción récord de cobre de 5,83 millones de toneladas, sabíamos que este año no iba a ser posible repetir ese buen desempeño, dada la alta base de comparación. Por las razones anteriores no se espera que el crecimiento de la Minería vuelva a ser el motor del crecimiento del país este año, salvo por el impacto de los proyectos de inversión». Y agrega: «Este año esperamos un crecimiento del PIB minero bajo el 2%».

Tanto Villarino como Cifuentes coinciden en que este año no se ha visto un retraso particular en la inversión. Aunque este escenario tiene algunos «peros», según la visión de la economista: «La inversión minera ha andado bien, eso es lo que muestran las estadísticas. Pero lo que uno está viendo es que mucha de la inversión minera, más que para aumentar producción, es para revertir el deterioro de la caída de las leyes y, por lo tanto, no está teniendo un impacto muy significativo en mayor producción, sino en evitar que la producción caiga más».

La percepción nuestra es que esto es algo normal. En el mes de marzo coincidió que Codelco tenía programada la mantención y en el caso de La Escondida está en una etapa en donde están abasteciendo sus plantas con mineral de menor ley”, dice el subsecretario de Minería, Pablo Terrazas.

Además, las inversiones no se reflejarían de manera inmediata en los números estadísticos. «Se ven aspectos positivos en la inversión, pero eso no gatilla cifras de producción hoy día mucho mayores de las que estamos viendo.(…) Por el año 2020 el sector minero debiera estar contribuyendo no solo en términos de inversión sino que de producción, de forma más favorable”, aseguró ayer Felipe Guzmán, economista senior de Credicorp Capital en Radio Duna.

 

Las columnas de Opinión son presentadas por:
Ver más

También te puede interesar: