Las negociaciones para la inscripción de las listas parlamentarias están a toda marcha, de forma transversal los partidos están afinando los detalles para llegar a la papeleta de noviembre con las mejores posibilidades de conseguir escaños en el Congreso. Al mismo tiempo, senadores y diputados se han alineado detrás de las cartas presidenciales para un mayor respaldo en su campaña legislativa.

En el Podcast Electoral de El Líbero, el diputado independiente y experto electoral Pepe Auth, y el presidente de la Fundación Leadership Chile y analista político Darío Paya, abordaron el escenario actual y cómo se están dando las negociaciones entre las diferentes colectividades para concretar, en el caso de Chile Vamos, una lista única y, en el caso de la izquierda, una conjugación favorable.

Haciendo un recuento de la semana y la irrupción de Cristián Cuevas como la carta presidenciable de la Lista del Pueblo, Pepe Auth señala que si bien la colectividad se muestra como «independiente», opera como «el más antiguo y tradicional partido leninista».

Esto porque mientras las distintas coaliciones y partidos han designado a sus candidatos de manera abierta a través de primarias legales o consultas ciudadanas, «73 personas, con 30 abstenciones además, eligieron un candidato presidencial con pinzas, pensando quién compite mejor contra Boric», plantea. Lo anterior llevó a que la lista optara por el sindicalista que militó en una parte importante del arco político de la izquierda (PS, PC, CS), quien apoyó a Daniel Jadue en las primarias del 18 de julio -lo que le permitiría conquistar a los «viudos» del alcalde- y que además fue socio del frenteamplista en la construcción de Convergencia Social.

Al mismo tiempo, recalcó que si bien no se han constituido como un partido, cuentan con todas las características de una agrupación ordenada como un Tricel, congreso, delegados, entre otros elementos.

La «dispersión en la izquierda radical»

El parlamentario advierte que hay una «dispersión muy grande en el mundo de la izquierda radical» porque el Partido Comunista ya ha definido que su coalición pragmática e identitaria es Chile Digno, sin embargo no se sabe si se acoplará a ellos en la lista.

Chile Digno está compuesto por el Partido Comunista, la Federación Regionalista Verde Social (FREVS), Igualdad, y otros movimientos como Acción Humanista, Izquierda Libertaria, Izquierda Cristiana. La coalición se habría dividido en torno a los apoyos en primera vuelta.

Auth describe que el partido de Jaime Mulet y Alejandra Sepúlveda, FREVS, se unirá al Frente Amplio para aumentar sus posibilidades, mientras que Igualdad no apoyará la candidatura de Boric y tomó la resolución de hacer una lista propia y están en conversaciones con los Humanistas que probablemente se van a sumar. Por su parte, el Partido Ecologista Verde -que obtuvo buenos resultados en elección de gobernadores y concejales- también decidió llevar lista propia en algunos distritos.

En resumen, apunta el parlamentario, va a haber una lista del Partido Ecologista Verde; otra de Unión Patriótica; una lista de la alianza Igualdad-Humanistas; y una del FA que suma a los Regionalistas Verdes a la que eventualmente se sumaría el Partido Comunista. Adicionalmente, dice Auth, está la lista del Partido de la Gente respaldada por Franco Parisi y la de la Lista del Pueblo, que puede marcar hasta un 10% en votación.

A estas se suma la lista única de Unidad Constituyente. Mientras que por la derecha están Chile Vamos, y el Partido Republicano. «Las perspectivas de esas dos listas crecen por la dispersión de los otros», asegura Auth.

«El PC eleva el precio de la negociación»

La alineación detrás de un candidato presidencial no solo ha resultado gravitante en la derecha, sino que también en la izquierda porque, dice el legislador, «la gente tiende a votar por la lista parlamentaria de su candidatura presidencial, por eso que es una cuestión clave para Boric que al menos el PC se meta dentro de su lista».

«Si el PC queda en la lista de Cuevas, francamente van a tener chipe libre para unos apoyar a Cuevas y otros apoyar a Boric. Ni hablar si quiera de la proyección de mínima gobernabilidad. Esa es una prueba de fuego para Boric», advierte.

«El PC está haciendo lo que se hace en las negociaciones que es elevar el precio porque son muchos partidos», sin embargo, dice Auth, en esta ocasión el Frente Amplio tendría mayores dificultades para pagar el «precio» exigido por el Partido Comunista. «El PC pide algo que el sistema electoral ya no provee, que es la protección. Hoy si va solo Teillier no le dan los votos para elegirse y ese es el problema, que el sistema hoy día no permite los bloqueos, las candidaturas protegidas porque la competencia es de elencos», explica,

En todo caso, describe, el Frente Amplio podría pactar más cupos con el PC. Eso sí, si el Partido Comunista lleva tras candidatos y el FA inscribe a uno de Convergencia y otro de Revolución Democrática, «no suman entre sí», ejemplifica Auth.

Deja un comentario

Cancelar la respuesta