Publicado el 1 enero, 2021

Pepe Auth: “2021 será, muy probablemente, el año más relevante de la historia de Chile en el siglo XXI”

Autor:

Pepe Auth

El diputado y experto electoral hace un pormenorizado análisis de cada uno de los eventos del abultado calendario electoral de este año. “La elección de elecciones es la de los 138 constituyentes elegidos por todos y los 17 escaños reservados elegidos por los electores de 10 pueblos indígenas para concordar una propuesta de nueva Constitución que será sometida a plebiscito entre junio y agosto de 2022”.

Autor:

Pepe Auth

Recibe en tu correo Lo mejor de la prensa
Suscribirse

La vara está tan baja que 2021 será seguramente mejor año que este que termina. Lo será de todas maneras para aquellos a los que nos apasionan las elecciones. Nunca se habían programado tantos comicios en el mismo año calendario. Las elecciones son el desiderátum de la democracia, el único y excepcional instante en que las personas valen exactamente lo mismo, en completa independencia de su condición económica, social o cultural. Y elegiremos nuevo poder local, regional por primera vez, legislativo, ejecutivo y constituyente.

La elección de elecciones es la de los 138 constituyentes elegidos por todos y los 17 escaños reservados elegidos por los electores de 10 pueblos indígenas para concordar una propuesta de nueva Constitución que será sometida a plebiscito entre junio y agosto de 2022. Esta inédita elección se realiza el 11 de abril, conjuntamente con la también inédita de Gobernadores Regionales y con la de Alcaldes y Concejales. Se convertirá en el factor ordenador de todo el proceso electoral y será también muy incidente en las elecciones presidenciales y parlamentarias del 21 de noviembre y en su prolegómeno, las Primarias del 4 de julio.

Desde que se separó la elección de Alcaldes y Concejales, la primera se convirtió en antecedente premonitorio del resultado en la elección presidencial que se realizaba 13 meses después. Ahora que ambas elecciones están separadas solo por 7 meses, podría pensarse que la elección de jefes comunales debiera ser aún más determinante que en 2004, 2008, 2012 y 2016, cuando la fuerza política victoriosa repitió ese éxito en la Presidencial.

Mi tesis es que está debilitada la próxima elección de Alcaldes como predictor de la elección presidencial. Por su pérdida de centralidad en desmedro de la elección de los constituyentes; porque la creciente autonomización de los líderes comunales respecto de sus partidos y coaliciones políticas, hace cada vez más frecuente la convivencia en las comunas de votaciones completamente contradictorias para Alcalde y Presidente; porque está inmersa en un proceso político electoral que la supera y subsume, además que la participación previsible es del doble de votantes de 2016, con la incorporación de una franja de voto joven lejana a las clientelas acostumbradas de los líderes comunales. Es muy probable que esta elección abunde en sorpresas y su resultado sea muy difícil de leer desde los códigos binominales habituales. 

Del binominalismo que dominó de manera incontrarrestable casi tres décadas de la política chilena sólo queda la nostalgia, pues ya no interpreta los clivajes de la sociedad y la política actual, y los múltiples significados del Apruebo definitivamente no caben en un solo pacto electoral”.

Algunos claman a la unidad opositora para obtener los dos tercios y otros a la unidad amplia de la derecha para alcanzar el tercio de la Convención Constitucional. Ambos siguen leyendo lo que viene como si fuera la prolongación de la disputa entre oficialismo y oposición o, peor aún, como si los números del Apruebo/Rechazo pudieran repetirse a la hora de elegir constituyentes, cuando del binominalismo que dominó de manera incontrarrestable casi tres décadas de la política chilena sólo queda la nostalgia, pues ya no interpreta los clivajes de la sociedad y la política actual, y los múltiples significados del Apruebo definitivamente no caben en un solo pacto electoral. La noche del 11 de abril no debiéramos ver celebraciones o lamentos por los dos tercios, porque el cuerpo de elegidos será muy diverso, no alineado del mismo modo para todas las materias, habrá un número considerable de figuras independientes elegidas en listas de partidos o fuera de ellas que ejercerán con brío su libertad para construir acuerdos. Aunque no sabemos cuánto de la efervescencia de candidaturas y listas independientes llegará a la papeleta de voto, y desconocemos si la oposición logrará estructurarse en 2 listas de similar peso electoral, se puede anticipar que Chile Vamos se beneficiará de ser la lista más votada en casi todos los territorios, eligiendo entre 45 y 50 escaños, y que en cerca del tercio de los distritos las listas independientes lograrán elegir un(a) representante. 

Las figuras mediáticas que postularían a la Convención parten con ventaja, pero la simultaneidad de elecciones hará muy difícil la existencia individual de una candidatura en la abundancia de personas buscando votos. La cacofonía que produce la competencia de 130 candidaturas a distintos cargos en una comuna, lleva a buena parte de los electores a definir su preferencia por una lista de determinada orientación, más que por una candidatura individual. Las listas independientes, si quieren tener éxito, deberán definir y proyectar también una identidad programática definida.

La presidencial planeará sobre la elección del 11 de abril, sin duda. Algunos partidos optaron ya por anticipar sus definiciones para aprovechar de desplegar sus candidaturas en esta inédita campaña electoral en la que participarán directamente como candidatos(as) cerca de 20 mil personas y es muy probable se repita o acreciente el récord de votantes del Plebiscito del 25 de Octubre. Otros optarán por ir a la reelección como alcaldes en sus territorios, dejando pasar la oportunidad de desplegarse por todo el país.

El desplazamiento temporal de las elecciones municipales hizo que se retrasara también la evolución habitual de las preferencias ciudadanas, que se decantaban después de octubre del año previo y ahora lo harán recién en abril. A 11 meses de la Primera Vuelta presidencial, nunca habíamos tenido un escenario con tanta incertidumbre respecto de quiénes estarán en la papeleta con opción real a dirigir el país.

Es muy probable que el 4 de julio la ciudadanía pueda elegir entre tres primarias presidenciales. La del PC-FA con Jadue de ganador anticipado, encarnando el espíritu de la primera línea en el estallido social; la de Chile Vamos, de resultado aún incierto, en una competencia inédita de Sichel, Desbordes y Lavín (o Matthei) por ser la figura que le permita a la derecha responder al ánimo dominante de cambios en la sociedad chilena; y la de la centroizquierda, hasta ahora sin líderes consolidados en la sociedad pero con espacio político creciente para retomar el proyecto de reformismo avanzado de Bachelet interrumpido por el triunfo de Sebastián Piñera. De aquí saldrán 3 candidaturas que apostaría disputarán el 21 de noviembre una cerrada competencia presidencial con su correlato de listas parlamentarias.

A 11 meses de la Primera Vuelta presidencial, nunca habíamos tenido un escenario con tanta incertidumbre respecto de quiénes estarán en la papeleta con opción real a dirigir el país”.

Sin pasar por Primarias, también estará José Antonio Kast en la papeleta, para limitar programáticamente la evolución de la derecha e instalar una fuerza parlamentaria propia. Este análisis exageradamente lógico para tiempos pandémicos tan inciertos, tiene su contraparte de imprevisibilidad en lo que podría provocar la diputada Pamela Jiles a la izquierda del escenario político si continúa nutriéndose con tanto éxito de la insatisfacción popular con nuestro sistema político y económico.

2021 será, muy probablemente, el año más relevante de la historia de Chile en el siglo XXI.

  1. Jacques RAAB Camalez dice:

    Me sorprende que Pepe Auth, que ha sido muy acertivo en sus proyecciones electorales, no analice cómo se va a expresar la mayoría silenciosa sobre el tema de la violencia. Apoyará a uno de los extremos? o se diluirá por el centro?

Las columnas de Opinión son presentadas por:
Ver más

APOYA AL LÍBERO

A diferencia de muchos medios de comunicación en EL LÍBERO hemos mantenido nuestra web y noticias sin costos para todos. Creemos que hoy, más que nunca, es necesario que la mirada de EL LÍBERO llegue a más personas y cubra más contenido.

Si quieres ayudarnos a lo anterior hazte miembro, hoy mismo, a la Red Líbero, por 1 U.F. mensual (o 0,5 U.F. para los menores de 40 años) con lo que estarás realizando un aporte fundamental para que podamos ampliar nuestra labor.

HAZTE MIEMBRO

También te puede interesar:

Cerrar mensaje

APOYA AL LÍBERO

A diferencia de muchos medios de comunicación en EL LÍBERO hemos mantenido nuestra web y noticias sin costos para todos. Creemos que hoy, más que nunca, es necesario que la mirada de EL LÍBERO llegue a más personas y cubra más contenido.

Si quieres ayudarnos a lo anterior hazte miembro, hoy mismo, a la Red Líbero, por 1 U.F. mensual (o 0,5 U.F. para los menores de 40 años) con lo que estarás realizando un aporte fundamental para que podamos ampliar nuestra labor.

HAZTE MIEMBRO