Actualidad Informativa es presentado por:
Publicado el 26 de septiembre, 2018

Ministro Moreno: «Sería bueno que los que proponen escaños reservados expliquen si lo harán aumentando el número de parlamentarios»

Autor:

Bastián Garcés

Luego de que el Presidente Sebastián Piñera diera a conocer el Plan Araucanía, el titular de Desarrollo Social entrega detalles de la iniciativa a «El Líbero». El ex canciller espera que en el Congreso la representación de los pueblos originarios sea cercana al 10% y, sobre la creación de un nuevo ministerio para esta materia, señala: «Lo que se busca es un acuerdo nacional y uno tiene que estar dispuesto a escuchar y a recibir otras ideas».

Autor:

Bastián Garcés

Recibe en tu correo Lo mejor de la prensa
Suscribirse

A seis meses de que el Ejecutivo iniciara su trabajo para lograr un Acuerdo Nacional por el Desarrollo y la Paz en La Araucanía, el Presidente Piñera dio a conocer las medidas que componen el plan. Entre las iniciativas destacan el reconocimiento constitucional de los pueblos originarios, la creación de un Ministerio sobre la materia y un impulso económico para la IX Región. «Lo que apunta es corregir situaciones anteriores de retraso, discriminación, falta de participación y falta de oportunidades», señala el ministro de Desarrollo Social, Alfredo Moreno.

En conversación con «El Líbero«, el titular de la cartera y coordinador del acuerdo por La Araucanía, comenta que el reconocimiento constitucional de los pueblos originarios planteará «la obligación del Estado de mantener y cultivar las tradiciones, costumbres y cultura, en el que tiene que colaborar con ellas«.

-Tras seis meses de trabajo, ¿qué balance hace del acuerdo?

-Se ha presentado una propuesta de acuerdo muy macizo, que no se ha visto antes y que incluye cambios políticos y económicos muy sustantivos, cambios en la Ley Indígena y en temas culturales y educacionales. Una cosa muy importante que ha planteado el Presidente Piñera cuando ha dicho que este no es el fin, ni la solución, con mayúscula y subrayada, sino que es más bien el principio. Esto lo que apunta es corregir situaciones anteriores de retraso, discriminación, falta de participación y falta de oportunidades. Hay que poner la región y las comunidades indígenas en un pie que es el que corresponde para luego seguir hacia adelante trabajando en conjunto como debe ser, ir erradicando la violencia, sacar adelante la región y seguir con otros temas que no están en este acuerdo.

-¿Cómo esta medida puede contribuir al diálogo en la región?

-Como ha dicho el Presidente en primer lugar el diálogo es el camino y es el camino que hemos hecho con la oposición, con las comunidades, con las víctimas, con los empresarios de la zona, con todas las fuerzas del lugar. También es el objetivo que volvamos a que en la región los temas se discutan en base al diálogo, la discusión y el intercambio de opiniones.

Una cosa muy importante que ha planteado el Presidente Piñera cuando ha dicho que este no es el fin, ni la solución, con mayúscula y subrayada, sino que es más bien el principio».

-Entre las medidas se encuentra el reconocimiento constitucional de los pueblos originarios, ¿qué significará concretamente?

-Ya se hizo una consulta indígena y lo que se consultó fueron ciertos principios, y sobre estos hubo total acuerdo. Creemos que desde ahí podemos construir. El Presidente ha señalado que espera proponer un texto específico antes de que finalice el año.

-Pero ¿qué deberes tendrá el Estado en esta materia?

A lo que apunta es a reconocer la preexistencia de estos pueblos antes de la creación del Estado chileno, su diversidad, su cultura, su idioma, sus tradiciones y también la obligación del Estado de mantener y cultivarlas. Los principios de no discriminación, parecido a lo que hicimos en la reforma constitucional sobre igualdad entre hombres y mujeres. En el fondo, apuntan a ser patente el reconocimiento del resto de la sociedad respecto de estos pueblos que son particulares, específicos y tan valiosos para creación de nuestra nacionalidad.

-También se busca establecer una ley de cuotas que establezca pisos básicos de participación de candidatos pertenecientes a pueblos originarios en elecciones de cargos populares. ¿Cómo se implementará esta medida?

-Este es un tema que se suma a la Ley de Consejo de los Pueblos que hace que ellos puedan elegir a sus representantes tanto de cada uno de los pueblos como también el Consejo de Todos los Pueblos. Se suma, también, a la creación de un Ministerio de Asuntos Indígenas. Hoy día tenemos en la Cámara de Diputados dos mujeres que provienen de pueblos originarios, eso es un poquito más del 1% de representación. Si uno compara con el 10% que es la población en el país, claramente hay una diferencia y quisiéramos avanzar en esa materia.

Sería bueno que los que proponen escaños reservados expliquen si lo harán aumentando el número de parlamentarios».

-¿Por qué se opta por ley de cuotas y no por escaños reservados?

-Hay dos tipos de mecanismos, uno que son los escaños reservados. Esto es, crear unos cargos nuevos agregándose a los diputados y senadores que hay o, alternativamente, quitándole a otros, creando un sistema de elección nacional donde se eligen y votan solamente las personas indígenas. Nosotros hemos propuesto una alternativa distinta, que son cuotas mínimas de candidatos y lo que hacen es una cosa similar a lo que tenemos hoy con las mujeres. Tenemos una cuota mínima de mujeres y que dio un buen resultado, las mujeres eran un 12% en el Congreso y pasaron a tener más del 22%. Esto es algo que dura por un cierto número de elecciones y aspira a poner a todo el mundo en el mismo pie, teniendo una representación parlamentaria indígena adecuada, que puede ser cercana al 10%.

-Hay expertos que indican que lograr implementar la ley de cuotas sería complicado ya que la población indígena es del 12,8%, según el último Censo, y no está distribuida de manera homogénea.

-No veo mayor inconveniente. Será motivo de las conversaciones cómo se aplicaría la ley de cuotas: si es porcentaje fijo en todo el país o si es distinto. Queremos considerar la posibilidad de que se pueda aplicar en los cores, en los concejos municipales. El hecho de no tener homogeneidad a lo largo del país, es algo que pasa en todos los países que tienen representantes de los pueblos originarios, por lo tanto, no veo mayor inconveniente en la aplicación de la cuota por esa razón.

-El senador Jaime Quintana dijo que al no incluir los escaños reservados “se desaprovecha una oportunidad histórica de que hubiésemos avanzado en el plano político”, ¿cómo responde a esta crítica?

-La existencia de escaños reservados requiere modificar las disponibilidades para los otros grupos de cargos en el Congreso. Sería bueno que los que proponen escaños reservados expliquen si lo harán aumentando el número de parlamentarios. O bien, de los diputados y senadores que existen hoy día, que establezcan cuáles son los que van a suprimir, de manera tal de dejar el espacio para los nuevos a quienes se entregarían en estos escaños reservados. Esto tiene un costo: hay que dejar a alguien más afuera, por definición. Nos parece que ha habido una buena experiencia en Chile con la cuota de mujeres. Tiene un efecto muy inmediato, no disminuye la competencia, tiene la ventaja de que no hay que aumentar el número de diputados y senadores, o alternativamente quitarles diputados y senadores a algunas regiones, así que me parece que hay varios argumentos por los cuales uno puede pensar que este método es mejor.

«Lo que se busca es un acuerdo nacional y uno tiene que estar dispuesto a escuchar y a recibir otras ideas»

-El programa de gobierno del Presidente Piñera si incluía el reconocimiento constitucional y el Consejo de Pueblo Indígenas, pero no el ministerio, que fue una medida impulsada por Michelle Bachelet, ¿fue una concesión a la oposición?

-Lo que se busca es un acuerdo nacional y uno tiene que estar dispuesto a escuchar y a recibir otras ideas. Esto es algo en lo que se hizo la consulta en conjunto, es una aspiración que tiene una parte relevante de los pueblos originarios que quieren un interlocutor del mejor nivel para ver sus temas. La manera como se llevó este trabajo durante estos seis meses, donde se destinó un ministro y también un trabajo muy intenso de once ministerios más, hace que uno haya considerado que era buena idea incluir un Ministerio de Asuntos Indígenas.

-¿Cómo se compatibilizará la creación de un nuevo ministerio con la política de austeridad fiscal?

-La creación de un ministerio significa mayores gastos, no es un ministerio grande y lo que se va a llevar el ministerio de Asuntos Indígenas es la parte que tenemos en el ministerio de Desarrollo Social relacionado con el tema. Ya tenemos la Conadi, la oficina de Asuntos Indígenas, una serie de cosas que ya existen y que van a ser parte de este nuevo ministerio. Sin duda, la nueva estructura va a tener algo más de gasto, pero esto es lo que sucede siempre: uno tiene que bajar los gastos en general, privilegiando a aquellas cosas que le parecen lo más relevante. Nos parece que lo que vivimos hoy día respecto de nuestros pueblos originarios, y particularmente en La Araucanía, requiere una priorización.

-Sobre la inversión privada que proyectan en la zona, ¿cómo se logrará llegar a US$16 mil millones entre 2018 y 2026?

Hay un esfuerzo de inversión pública que hace más fácil realizar los negocios privados. En materia de inversión privada se crean beneficios específicos para quienes inviertan en el corto plazo, uno de ellos ya está en la reforma tributaria y ya se presentó en el Congreso, que establece la depreciación instantánea en los próximos dos años para el 100% de la inversión. También se va a crear un sistema de financiamiento, a largo plazo, adecuado a los distintos proyectos con los plazos de gracia correspondientes y con garantía de la Corfo. Esto es importante para las comunidades indígenas, porque ellas no pueden poner en garantía sus tierras porque podrían perderlas, la ley lo prohíbe y queremos mantenerlo así, entonces esto permite que tengan el subsidio y que realmente cuenten con los recursos para poder hacerlo solamente poniendo como garantía. Junto con eso se ha hecho un catastro de las inversiones.

Sobre el reconocimiento constitucional, el Presidente ha señalado que antes de que termine el año va a presentar al Congreso un texto específico de reconocimiento constitucional para que sea considerado por los diputados y senadores».

-¿Qué plazos se ha puesto el gobierno para concretar estas medidas?

-Los proyectos de Ley de Consejos de Pueblo Originarios y el Ministerio están en el segundo trámite constitucional y, por lo tanto, vamos a trabajar en las próximas semanas respecto de indicaciones, si es que lo que requieren, además de ponerle urgencia. Sobre el reconocimiento constitucional, el Presidente ha señalado que antes de que termine el año va a presentar al Congreso un texto específico de reconocimiento constitucional para que sea considerado por los diputados y senadores. En el tema de cuotas, hay que avanzar en el diálogo. El Presidente ha dicho que primero será el diálogo, luego van a ser las consultas indígenas, una vez que las personas conozcan bien de qué se trata, pasaremos al proyecto de ley de cómo se materializa la participación de los distintos pueblos originales. Hay caminos que son muy distintos, el camino comienza hoy y va a irse implementando, dependiendo de la naturaleza de cada una de las medidas.

La Haya: «Chile se ha caracterizado por actuar en forma unitaria en materia de política exterior»

-Usted fue canciller durante el gobierno anterior cuando se dio a conocer el fallo de La Haya sobre la demanda peruana, ¿cómo ve el escenario a días de que se dé a conocer el fallo de la demanda boliviana?

-El Presidente Morales ha señalado en reiteradas oportunidades. e incluso en su primera demanda, que exigía una salida soberana y tomar un pedazo de territorio chileno, un pedazo de mar chileno, y creo que en eso la Corte va a ser muy clara en que no va a suceder. Eso es lo importante que tenemos que mirar los chilenos.

En otros países, como es el caso de Bolivia, utilizan la política exterior para la política interior y eso al final solo sirve a los intereses de individualidades, por elementos coyunturales como una elección».

-Hoy los partidos políticos hicieron un llamado a la unidad a la espera de la resolución de la Corte Internacional de Justicia…

-Esa es la mayor fortaleza que Chile tiene en esta materia. Chile se ha caracterizado por actuar en forma unitaria en materia de política exterior. En cambio, en otros países, como es el caso de Bolivia, utilizan la política exterior para la política interior y eso al final solo sirve a los intereses de individualidades, por elementos coyunturales como una elección. En cambio, esta unidad en Chile es lo que ha permitido que siempre hayamos defendido adecuadamente nuestros intereses.

Las columnas de Opinión son presentadas por:
Ver más

También te puede interesar: