Publicado el 31 diciembre, 2020

Marisol Peña y año constitucional: La importancia de reivindicar el rol de los candidatos independientes

Autor:

Marisol Peña

“Si los partidos logran ‘apoderarse’ de este espacio ciudadano, querrá decir que no han leído adecuadamente el mensaje proveniente del plebiscito del 25 de octubre y que las lógicas de polarización que han caracterizado su actuación en la política reciente seguirán predominando y complicando el trabajo de la Convención”, advierte la abogada constitucionalista y ex presidenta del TC.

Autor:

Marisol Peña

Recibe en tu correo Lo mejor de la prensa
Suscribirse

Aunque no tengamos una bola de cristal en nuestras manos, el año que se inicia será, sin duda, un año constitucional o un “momento constituyente” como suele denominarlo cierto sector de la doctrina.

La parte más evidente de este momento constituyente tiene que ver con la elección de los convencionales constituyentes, en abril próximo. Esta elección ya tiene de cabeza a los aparatos electorales de los partidos políticos en la medida que deben alistar candidatos no solo para los efectos indicados, sino que también para alcaldes, miembros de los concejos comunales y Gobernadores Regionales. Estos últimos se eligen, por primera vez, en nuestra historia constituyendo un hito decisivo en el avance hacia la descentralización política del país.

Afortunadamente, y desde diversos sectores de la sociedad civil, se están entregando señales alentadoras que nos pueden llevar a ser optimistas frente al año que se inicia”.

El próximo vencimiento de la fecha para la inscripción de las candidaturas a convencionales constituyentes ha levantado esperanzas, pero también suspicacias. Esperanzas de hacer realidad lo que una amplia mayoría de la ciudadanía eligiera el 25 de octubre de este año, en orden a diseñar un nuevo pacto fundamental que se haga cargo de las falencias que el actual pudo haber demostrado, pero, también, de las demandas ciudadanas expresadas a partir del estallido social de octubre de 2019. Dichos anhelos se unen al deseo de un nuevo estilo de hacer política, un estilo más ciudadano y participativo, donde las élites políticas dejen de decidir por nosotros en base a intereses más cortoplacistas y electorales. De allí la importancia de reivindicar el rol de los candidatos independientes, sin perjuicio del papel activo que jugarán los representantes de los pueblos originarios que ya cuentan con escaños reservados en la Convención Constitucional. Una reciente encuesta de opinión pública mostraba, en este sentido, que la mayoría de las personas se inclinaba por elegir convencionales constituyentes que fueran expertos en materias constitucionales y además independientes.

Pero, por otro lado, la definición de los candidatos a convencionales constituyentes ha despertado suspicacias y preocupaciones. Desde luego, por el rol que jugarán los partidos políticos al interior de la Convención. En otras palabras, si los partidos logran “apoderarse” de este espacio ciudadano, querrá decir que no han leído adecuadamente el mensaje proveniente del plebiscito del 25 de octubre y que las lógicas de polarización y del “gallito” que han caracterizado su actuación en la política reciente seguirán predominando y complicando el trabajo de la Convención. Así, ojalá quede atrás el espectáculo de muchos valiosos candidatos independientes que hoy tienen que rogar por un cupo a los partidos dentro de sus listas para tener alguna posibilidad real de ser elegidos teniendo presentes los costos y esfuerzos de una campaña electoral.

De cara al próximo año, es legítimo preguntarse si los partidos políticos han asumido la lección que la ciudadanía les ha entregado o si seguiremos en las mismas lógicas que nos llevaron a una crisis tan profunda como la que enfrentamos en el último trimestre del año 2019″.

Recientemente, un senador confinado en su casa por la pandemia, sugirió nombres para presidir la Convención Constitucional en un intento lamentable de sustituir la voluntad de ésta que, al constituirse, debe elegir a su Presidente y Vicepresidente. Un ejemplo de lo que no debe ocurrir.

Luego, y de cara al próximo año, es legítimo preguntarse si los partidos políticos han asumido la lección que la ciudadanía les ha entregado o si seguiremos en las mismas lógicas que nos llevaron a una crisis tan profunda como la que enfrentamos en el último trimestre del año 2019 y que se vio agravada por el Covid 19.

Afortunadamente, y desde diversos sectores de la sociedad civil, se están entregando señales alentadoras que nos pueden llevar a ser optimistas frente al año que se inicia. Desde luego, el funcionamiento de las alianzas público-privadas como la Mesa Social Covid 19 ha sido un ejemplo de gobernanza digno de rescatar para el diseño de una democracia futura que combine más equilibradamente la representación con la participación ciudadana en las decisiones públicas. Al mismo tiempo, diversos foros, como los organizados por ICARE, el mundo académico, los medios de comunicación social y otros estamentos han comenzado a pensar en los contenidos de la futura Carta Fundamental, lo que constituye un aporte significativo al trabajo de los convencionales constituyentes. 

No puede desconocerse que debe reivindicarse el rol de la política, con mayúsculas, me dijo una autoridad en días pasados, pero, para ello, es claro que las reglas del juego imperantes hoy no nos interpretan a todos. La actuación en política requiere no sólo un compromiso público, sino que otro que vaya acompañado de la debida transparencia en las actuaciones y el fair play. Mientras subsista la lógica de mirar a quien está en el otro bando como un enemigo, al decir de Carl Schmitt, será difícil que cambie la naturaleza de la acción política entre nosotros. 

Luego, el momento constituyente al que nos enfrentamos exige no sólo vocación y transparencia, sino que empatía y espíritu constructivo. Ello me permite vaticinar que los líderes o lideresas, al interior de la Convención Constitucional, no serán los que ostenten los mayores pergaminos, sino que los que sean capaces de concitar la adhesión con la fuerza de sus argumentos y con su ejemplo ciudadano.

Las columnas de Opinión son presentadas por:
Ver más

APOYA AL LÍBERO

A diferencia de muchos medios de comunicación en EL LÍBERO hemos mantenido nuestra web y noticias sin costos para todos. Creemos que hoy, más que nunca, es necesario que la mirada de EL LÍBERO llegue a más personas y cubra más contenido.

Si quieres ayudarnos a lo anterior hazte miembro, hoy mismo, a la Red Líbero, por 1 U.F. mensual (o 0,5 U.F. para los menores de 40 años) con lo que estarás realizando un aporte fundamental para que podemos ampliar nuestra labor.

HAZTE MIEMBRO

También te puede interesar:

Cerrar mensaje

APOYA AL LÍBERO

A diferencia de muchos medios de comunicación en EL LÍBERO hemos mantenido nuestra web y noticias sin costos para todos. Creemos que hoy, más que nunca, es necesario que la mirada de EL LÍBERO llegue a más personas y cubra más contenido.

Si quieres ayudarnos a lo anterior hazte miembro, hoy mismo, a la Red Líbero, por 1 U.F. mensual (o 0,5 U.F. para los menores de 40 años) con lo que estarás realizando un aporte fundamental para que podemos ampliar nuestra labor.

HAZTE MIEMBRO