Actualidad Informativa es presentado por:
Publicado el 02 de septiembre, 2018

Las razones del escepticismo sobre cómo Bachelet ejercerá su cargo de Alta Comisionada de DD.HH.

Autor:

Javiera Barrueto

La ex Mandataria asumió oficialmente ayer el cargo en la ONU, que la mantendrá durante los próximos cuatro años en Ginebra. Su paso por la RDA y sus débiles críticas a los gobiernos de Cuba, Venezuela y Nicaragua, según comentan algunos expertos, son razones que aumenta la expectación en torno a su figura liderando los derechos humanos.

Autor:

Javiera Barrueto

Recibe en tu correo Lo mejor de la prensa
Suscribirse

Si las oficinas del Palacio de La Moneda recibieron a la ex Presidenta Michelle Bachelet durante ocho años -dos periodos presidenciales intercalados-, a partir del 1 de septiembre será el Palacio Wilson, en Ginebra, el lugar que la acogerá hasta el 31 de agosto de 2022.

Desde ayer que comenzaron a regir formalmente sus funciones como Alta Comisionada de Derechos Humanos en la ONU. Y mañana, a las 15 horas de Ginebra, Bachelet será la protagonista de una pequeña ceremonia, donde firmará el acuerdo que la ligará con la organización internacional, por los próximos cuatro años. Evento al que solo tendrían acceso algunos fotógrafos.

Ya para el 10 de septiembre está previsto que, a las 9 de la mañana, la ex Jefa de Estado entregue sus primeras declaraciones en el discurso inaugural de la sesión del Consejo de DD.HH.

Al día siguiente expondrá en la actualización oral en el debate general del Alto Comisionado y, a las 18 horas, mantendrá un diálogo interactivo sobre el reporte final de Burundi. Luego, el 25 de septiembre la ex Jefa de Estado se reunirá con representantes de Ucrania y Yemen, y ya dos días más tarde, será su última aparición en el consejo, ante el debate general de Georgia.

Desde que Bachelet fue nombrada por el secretario general de la ONU, António Guterres, el desempeño de sus funciones ha sido materia de debate, debido a cómo ha abordado los derechos humanos como líder política.

Si bien algunos valoran que ya tenga experiencia en temas internacionales como su labor en ONU Mujeres y su biografía relacionada a los DD.HH., han surgido voces que critican su postura ante los gobiernos de Venezuela y Cuba.

“No llega con tanta experiencia en DD.HH.”. Con esas palabras la directora de la División de Desarrollo Global de la Universidad de Reading en el Reino Unido, Rosa Freedman, se refirió en la cadena Euronews, a la nominación de Bachelet en el Alto Comisionado.

Si bien la académica valoró la relación de la ex Presidenta con el tema de DD.HH., cuestionó su paso por Alemania del Este, y subrayó que la nominación “causó sorpresa y quizás las críticas podrían estar correctas en cuanto a su cercanía a los países que tienen violaciones a los derechos humanos”.

En tanto, un día antes de que Bachelet asumiera el cargo, en los medios de comunicación nicaragüense también hubo palabras para la ex Mandataria. El diario “La Prensa” -uno de los medios más antiguos del país- mediante una editorial titulada “Expectativa de Bachelet en la ONU”, menciona: «La señora Bachelet vivió en la Alemania comunista, donde recibió su formación política e ideológica. Además ha sido o es amiga de los dictadores totalitarios Raúl Castro, Nicolás Maduro y el mismo Daniel Ortega».

Y advierten: “El cargo que ocupará Bachelet a partir de mañana es muy delicado y objeto de presiones de los gobiernos violadores de derechos humanos. Ortega posiblemente apelará a su amistad y supuesta afinidad ideológica con la nueva alta comisionada de las Naciones Unidas para los Derechos Humanos, para presionarla a que no dé seguimiento al informe de su antecesor sobre las violaciones a los derechos humanos en Nicaragua. Esperamos que no lo consiga”, aparece en un extracto de la publicación del periódico de Nicaragua.

Lo anterior, justo cuando el antecesor de la ex Mandataria en el cargo, Zeid Ra’ad Al Hussein, lideró un informe sobre violaciones a los derechos humanos y abusos en las protestas en el país centroamericano.

En el mismo estilo se enmarca la columna de opinión que el 24 de agosto escribió Andrés Montero Jaramillo en el diario español ABC. Bajo el título «La ONU, cada vez más a la izquierda», el ingeniero comercial chileno, ex director de BancoEstado, plantea: «A pesar de haber sido dos veces presidenta de Chile y de haber ocupado la dirección ejecutiva de ONU Mujeres entre 2010 y 2013, Bachelet jamás ha condenado las dictaduras de Cuba, Venezuela o Nicaragua».

Ya el 8 de agosto, la ONG de derechos humanos UN Watch afirmó tener “serias preocupaciones” en relación al historial de defensa de los DD.HH. en Cuba, Nicaragua y Venezuela. Y desde la organización manifestaron el interés para reunirse con la ex Mandataria durante los próximos días.

“No cabe duda que la ex Presidenta de Chile es una política altamente educada e inteligente, que también cuenta con capacidades de negociación importante”, señaló el director ejecutivo de UN Watch, Hillel C. NeuerPero continuó con un tono más crítico y planteó una interrogante a la ex Jefa de Estado señalando que “ella (Bachelet) tiene un historial controversial cuando se trata de su apoyo a gobiernos que han violado los derechos humanos como el de Cuba, Venezuela y Nicaragua”.

El 10 de agosto hubo otra advertencia sobre la ex Jefa de Estado, esa fue protagonizada por la periodista y bloguera cubana, Yoani Sánchez, quien publicó una columna en su medio digital «14 y medio», titulada: “Bachelet, una amiga de La Habana para vigilar los derechos humanos”. En el texto se cuestiona el rol que podría tener la ex Mandataria en torno al rechazo de las violaciones a los DD.HH. en países como Venezuela y Cuba.

Sánchez también apuntó que a la ex Mandataria, durante sus dos gobiernos, demostró que “puede padecer de una obstinada miopía cuando se trata de los desmanes cometidos por sus compañeros ideológicos que mandan en Venezuela, Nicaragua y, sobre todo, en la Plaza de la Revolución de La Habana”. Y, agregó que en ambas gestiones “sus críticas fueron más bien tibias o inexistentes hacia los populismos de izquierda que reprimían a sus disidentes”.

Una mirada distinta sostuvo la directora ejecutiva del Pen American Center, Suzanne Nossel, en el artículo para la revista Foreign Policy, según consignó La Segunda. Señala que la “experiencia de Bachelet librando batallas en nombre de la agencia internacional subfinanciada y poco reconocida, la ONU Mujeres, le servirá como alta comisionada, ya que la división de derechos humanos representa menos del 4% del presupuesto regular de la ONU”. 

Cómo es Ginebra que recibirá a Michelle Bachelet

La ex Presidenta desempeñará su cargo en el sexto país con la colonia más grande de chilenos que viven en el exterior. Así, según datos del Ministerio de Relaciones Exteriores, el total de compatriotas que residen en Suiza, son 11. 538. De los cuales 7.265 nacieron en Chile y 4.273 son hijos de padre o madre nacidos en nuestro país.

En 1973 se produjo la primera oleada de chilenos a Suiza y el segundo periodo donde arribó una mayor cantidad fue en 1980, momento en que acusaron persecución política. Y, según comentan desde Ginebra, ya surgió una tercera ola, a partir de los mismos los chilenos nacido allá.

Bachelet no será la única connacional que desempeñe un cargo en un organismo internacional, puesto que por estos días son al menos cinco los expertos que colaboran en altos cargos en Ginebra. En la ONU se desempeña el abogado Alberto Coddou; en la Organización Internacional del Trabajo (OIT) trabajan Antonia Asenjo, Guillermo Montt y Pablo Arellano; mientras que en la Organización Mundial de la Salud (OMS), se desempeña Guy Fones.

Desde la colonia chilena ya surgió la idea de generar un momento de encuentro con Bachelet, y aunque aseguran que aún no se ha podido cerrar una fecha, esperan en los próximos días reunirse con la ex Mandataria en Ginebra.

El lugar es la séptima ciudad más cara del mundo para vivir y, un arriendo en uno de los suburbios de la ciudad puede partir desde los $2 millones. Debido a la cercanía que existe con Francia -15 minutos en auto-, es usual arrendar en ese país, y según explican desde el entorno de Bachelet, también habría estado dentro de sus opciones, pero finalmente se estaría inclinando por vivir cerca de su oficina en la ONU en Ginebra.

Las columnas de Opinión son presentadas por:
Ver más

También te puede interesar: