Actualidad Informativa es presentado por:
Publicado el 13 de julio, 2019

Las gestiones del movimiento ¡Basta! para lograr medidas que ayuden a las víctimas de violencia en La Araucanía

Autor:

Bastián Garcés

A mediados de junio, la organización que coordina a agrupaciones de cuatro regiones del sur del país se reunió con el ministro de Desarrollo Social, Sebastián Sichel, para plantearle que las víctimas de la violencia rural necesitaban una «real compensación» tras sufrir atentados. El lunes, el Gobierno anunció la condonación de intereses de deudas tributarias y de contribuciones para quienes han sufrido ataques en la zona. «Lo vemos de buena forma, pero la reparación tiene que ser algo más integral», afirman desde el movimiento.

Autor:

Bastián Garcés

Recibe en tu correo Lo mejor de la prensa
Suscribirse

Este lunes los ministros de Hacienda, Felipe Larraín; Interior, Andrés Chadwick, y Desarrollo Social, Sebastián Sichel, anunciaron que las víctimas de violencia rural -principalmente en La Araucanía y Biobío- tendrán el beneficio de condonación de los intereses y multas que tengan en deudas tributarias y de contribuciones. Una medida que se toma dos semanas después de que el titular de Desarrollo Social se reuniera con asociaciones de víctimas que se coordinaron a través del movimiento, llamado ¡Basta!.

Fue el pasado jueves 27 de junio, durante la realización del Encuentro Empresarial de La Araucanía (Enela), cuando el matrimonio del agricultor Eric Baier y Bárbara Orellana se acercó al ministro Sichel para entregarle una carta y un canastillo que contenía casquetes de escopeta y espigas de trigo quemados. Se trató de la primera intervención pública del movimiento ciudadano ¡Basta!, que agrupa a diversas asociaciones de las regiones del Biobío, La Araucanía, Los Ríos y Los Lagos que han sido víctimas de la violencia rural de la zona.

De hecho, el mismo Baier fue baleado en una rodilla durante un ataque incendiario ocurrido en Ercilla en enero de este año. «La entrega del canasto y de la carta, para ellos es un símbolo de lo que sienten por los actos de violencia y para nosotros significa aumentar el estado de derecho y condiciones de seguridad para el desarrollo productivo de la región«, afirmó el secretario de Estado sobre la acción que realizó el matrimonio de agricultores.

En uno de los extractos de la carta que recibió el jefe de Desarrollo Social se afirma: «Llevamos años siendo postergados e invisibles para las autoridades y el resto del país. Como víctimas hemos tenido que enfrentar el día a día con miedo e incertidumbre, sin justicia, sin voz y sin derechos». De hecho, en el texto se señalan tres puntos importantes para frenar la violencia en la región:  la reparación total a las víctimas de violencia rural, ya sea daño moral, emergente y lucro cesante; terminar con la actual política de compra de tierras y modificar la Ley Indígena; y, generar un fomento productivo eficiente y a largo plazo.

Si bien fue la primera acción pública realizada por el movimiento ciudadano, la vocera de ¡Basta!, Gloria Naveillán, explica que las diversas agrupaciones se vienen coordinando desde finales del año pasado. «Esta iniciativa se empezó a gestar entre diciembre y enero. Generamos un grupo de WhatsApp donde hay dirigente de muchos gremios, agrupaciones y cámaras de comercio«, comenta Naveillán, quien agrega que si bien cada una de las organizaciones tiene «su propia identidad, manera de hacer las cosas y objetivos específicos, tenemos algo en común que es que ya estamos cansados de lo que está pasando en la zona».

Entre las organizaciones que integran el movimiento se encuentran la Asociación Gremial de Agricultores de Victoria, la Asociación de Contratistas Forestales, la Sociedad de Fomento Agrícola, la Multigremial, la Cámara de Comercio de Temuco, la Asociación de Víctimas de Violencia Rural, la Asociación de Víctimas de Malleco, la Asociación de Víctimas del Biobío y la Asociación de Víctimas de Lleu Lleu.

El encuentro a fines de junio con el titular de Desarrollo Social no fue el primer acercamiento con el secretario de Estado. Naviellán cuenta que Sichel sostuvo dos reuniones con integrantes de ¡Basta!. Una de ellas fue con dirigentes de Gremios de La Araucanía, cita que dejó a las asociaciones con una sensación de que la «postura del actual ministro es mucho más accesible que la que había antes y mucho más clara al momento de decir las cosas como son, de plantear que lo que es violencia es violencia y lo que es terrorismo es terrorismo». Mientras que el otro encuentro fue con víctimas de la violencia rural.

Fue en esta última cita en donde le plantearon al ministro la necesidad de que el Estado reparara el daño que han sufrido a raíz de los atentados. Y dos semanas después, el gobierno dio un paso en esta materia al anunciar la condonación de intereses y multas que tengan con el Servicio de Impuestos Internos. Sobre esta medida, el presidente de la Asociación de las Víctimas de Violencia Rural, Alejo Apraiz, quien estuvo presente en la cita con el ministro Sichel, comenta: «Lo vemos de buena forma, pero la reparación tiene que ser algo integral». Además, sostiene que hay que avanzar en una reparación que comprenda aspectos materiales, sicológicos y económicos.

En la misma línea, Naveillán comenta que «hay que esperar para ver efectivamente qué es lo que dice la resolución», pero añade que hay personas que han sufrido violencia rural en la que han perdido recursos o han tenido que abandonar sus tierras. «¿Qué pasa con esas personas que han seguido por años haciendo un esfuerzo enorme para pagar sus impuestos a pesar de que han tenido que sacar plata de créditos para no fallarle al Estado y son víctimas igual?«, cuestiona la vocera.

Según cuenta la dirigente, ¡Basta! comenzó una campaña comunicacional que sirva para visibilizar la violencia rural que afecta a La Araucanía y, a su vez, incidir en las acciones que realizan tanto el Gobierno, el Congreso y el Poder Judicial en la región. «Queremos que se entienda que aquí más que atentados a máquinas, campos u organizaciones empresariales, los afectados son personas con nombre y apellido«, afirma la vocera del movimiento. Y añade: «Necesitamos que Chile se dé cuenta que las verdaderas víctimas son los niños, los jóvenes, las mujeres, adultos mayores y trabajadores que de alguna manera ven que el mundo se les está viniendo cuesta arriba por parte de un grupo violento pequeño, pero muy potente».

¡Basta! ha comenzado a realizar activismo a través de redes sociales para «concientizar» a los senadores sobre la tramitación de proyectos como la Ley Antiterrorista. Además, han enviado una serie de cartas al director a diversos medios de comunicación. Una de ellas publicada en El Líbero, afirma «el deterioro del estado de Derecho y por tanto de nuestra democracia en algunas zonas del sur de Chile, no puede dejar indiferentes a nuestras autoridades, quienes tienen como principal labor velar por el estricto cumplimiento de las leyes que rigen por igual a todos los habitantes del país».

Las columnas de Opinión son presentadas por:
Ver más

También te puede interesar: