Actualidad Informativa es presentado por:
Publicado el 17 de marzo, 2019

La definición del otro cargo clave en el Congreso: El secretario del Senado

Autor:

Javiera Barrueto

En medio de los cambios en las presidencias del Poder Legislativo, también se modificará la primera autoridad administrativa de la Cámara Alta. Y para ese puesto, son siete los nombres que se barajan para acompañar a Jaime Quintana en la testera. Una ex subsecretaria de Hacienda de la  Nueva Mayoría, un fiscal regional y un ex embajador, son algunas de las cartas que se encuentran en la nómina para reemplazar a Mario Labbé.

Autor:

Javiera Barrueto

Recibe en tu correo Lo mejor de la prensa
Suscribirse

Hace dos meses se abrió el concurso para reemplazar a Mario Labbé en la secretaría general del Senado, gestión que realizó durante 10 años. Este cambio se da en medio del arribo de Jaime Quintana (PPD) a la presidencia de la Cámara Alta, quien compartirá -junto al vicepresidente Alfonso de Urresti (PS)-  la testera con el próximo secretario. En el proceso a cargo de una empresa consultora, ya son siete los nombres preseleccionados de un total de 17 postulantes que llegaron en enero.

Dentro de la nómina destacan la ex subsecretaria de Hacienda, Macarena Lobos; el fiscal regional de la Metropolitana Sur, Raúl Guzmán; y la ex secretaria del Tribunal Constitucional, Marta de la Fuente, entre otros. Nombres que ya se reunieron con la comisión de Régimen Interno el pasado 4 de marzo. “Se trata de un  proceso que se inició con la revisión de los requisitos de los postulantes y se escucharon a los candidatos respecto a sus propuestas”, dijo Carlos Montes.

No se elige únicamente a un jefe de servicio, que tiene a cargo gestionar los asuntos internos; el secretario del Senado es mucho más que eso: es un garante del cumplimiento de las reglas del juego, es un asesor imparcial, es un intérprete del reglamento”, escribió en una columna el abogado e investigador de Libertad y Desarrollo, Pablo Kangiser

Y aunque no hay una fecha definida de cuándo se podría determinar al reemplazante de la primera autoridad administrativa de la Cámara Alta, ya se baraja que ocurriría durante los últimos días de marzo. Así, la próxima semana continuará la ronda de conversaciones con la nómina de preseleccionados al cargo. El nombre se elegirá mediante propuesta de la comisión de Régimen Interno a la Sala del Senado, por 2/3 de sus miembros en ejercicio.

Además se acordó nombrar conjuntamente el secretario general con el pro secretario y Tesorero -en reemplazo de José Luis Alliende- este último cargo se encuentra en periodo de postulación hasta mediados de marzo.

Pero la elección del cargo no ha estado exenta de cuestionamientos, puesto que la llegada de un externo al Senado genera detractores por considerarse que su gestión podría estar sesgada. De hecho, así lo manifestó el abogado e investigador de Libertad y Desarrollo, Pablo Kangiser, en su columna “Secretario del Senado: un garante del cumplimiento de las reglas del juego”, publicada en La Tercera.

“No se elige únicamente a un jefe de servicio, que tiene a cargo gestionar los asuntos internos; el secretario del Senado es mucho más que eso: es un garante del cumplimiento de las reglas del juego, es un asesor imparcial, es un intérprete del reglamento”. Y agregó: “Es una autoridad que en la sala del Senado, garantiza tanto a la mayoría como a la minoría , que la deliberación será justa, sin sesgos y en total cumplimiento de las normas que regulan el procedimiento legislativo”.

Sin embargo, desde la comisión de Régimen Interno aseguran que la persona seleccionada se determinará según sus capacidades y méritos. Además destacan que en este cargo no repercute si tienen alguna afiliación política, pues deben trabajar con un equipo de apoyo y que ese cargo funciona correctamente en el Senado.

“Las personas que están postulando lo hacen porque tienen los méritos. No creo que cualquiera se vaya a presentar a un cargo de esa naturaleza. Hoy día ya hay siete seleccionados y de ahí tendrá que salir el secretario”, dice a El Líbero el senador e integrante de la comisión de Régimen Interno Rabindranath Quinteros (PS).

Asimismo, el senador Víctor Pérez (UDI), agrega que “sin duda un elemento que uno tiene a la vista es el conocimiento que tenga del Senado y ese conocimiento puede estar dado tanto por una persona internamente como por una persona externamente”. 

En la misma línea el senador Manuel José Ossandón (RN) afirma que el secretario del Senado funciona de “forma impecable”. “Hasta el minuto lo que hemos visto en la comisión son las capacidades de las personas, no sé de qué afiliación política son, pero eso no es lo que manda. Tiene que ser una persona que sepa de leyes, que sepa asesorarse e interpretar, porque tiene que ayudar a ver cuando los proyectos son admisibles o inadmisibles”, señala.

Con la llegada de Jaime Quintana a la testera del Senado, el proceso para elegir al nombre se retomará la próxima semana y de él dependerá que se ponga en tabla la discusión.

Ex subsecretaria de Hacienda, fiscal regional y ex embajador, algunos de los postulantes

La gama de postulantes que aspira a encabezar este cargo “clave” del Senado es diversa. Por ejemplo, la abogada Macarena Lobos fue subsecretaria de Hacienda durante la administración de Michelle Bachelet, en reemplazo de Alejandro Micco. Y su experiencia en el sector público es extensa. En 1998 ingresó como asesora jurídica en el Ministerio del Trabajo.

Durante la primera administración de Sebastián Piñera, Lobos trabajó como investigadora de estudios en Cieplan, donde colaboró como asesora legislativa de Ignacio Walker, Camilo Escalona y el senador Ricardo Lagos Weber. En 2014 asumió como Coordinadora Legislativa del Ministerio de Hacienda. Y si bien el nombre de la abogada se asocia con la ex Nueva Mayoría, desde el mismo oficialismo destacan su perfil técnico y conocedor de los procesos legislativos al haber asesorados previamente a algunos parlamentarios. 

Otro de los nombres en carrera para ejercer como secretario general del Senado es el fiscal regional de la Metropolitana Sur, Raúl Guzmán, quien termina su periodo en el Ministerio Público en junio de este año. En el “historial” del abogado de la Universidad de Chile destaca el caso bombazo en Escuela Militar y en el paradero del Transantiago. Además, bajo su cargo está parte de la investigación de abusos al interior de la Iglesia Católica.

José Miguel Cruz es otro nombre con una vasta experiencia. Es diplomático de carrera y durante el gobierno de Bachelet ejerció como embajador de Chile en Noruega. El abogado de la Universidad Católica también fue embajador en Suecia y Canadá, además de cónsul de Chile en Chicago. En su hoja de vida también destaca el haber sido Director de Recursos Humanos y  Director General Administrativo de la Cancillería.

A ese listado también se agregan el de la abogada y ex secretaria del Tribunal Constitucional en 2009, Marta de la Fuente; el de los abogados secretarios de Comisiones Pilar Silva y Julio Cámara; además de la abogada María Luz Guajardo.

Conocedores del proceso enfatizan que la mayoría de los postulantes al cargo son externos al Congreso, por lo que habría incluso más opciones que el próximo secretario del Senado provenga desde afuera del hemiciclo. Con todo, aclaran que de producirse ese escenario, lo más probable es que el pro secretario -que también enfrenta un cambio- podría quedar liderado por un personero interno del Senado, así se “equilibraría”.

Las columnas de Opinión son presentadas por:
Ver más

También te puede interesar: