Actualidad Informativa es presentado por:
Publicado el 27 de diciembre, 2018

José Miguel Insulza: «El Partido Comunista tiene su propia agenda y aprovechan cualquier conflicto para llevarlo a la mayor exacerbación posible»

Autor:

Javiera Barrueto

El senador socialista dice «no estar seguro» que una alianza con el PC «sea posible hoy». Muestra una visión crítica de la oposición que, en casi 10 meses, aún no ha logrado generar propuestas. Anuncia su apoyo a Marcelo Schilling ante una eventual candidatura para presidir el PS y realiza un balance sobre el actuar de su colectividad: «Le ha faltado la parte más constructiva».

Autor:

Javiera Barrueto

Recibe en tu correo Lo mejor de la prensa
Suscribirse

«Estamos bastante faltos de propuestas y de un programa, de un relato que darle al país». Así de categórico es el senador José Miguel Insulza (PS) al realizar su balance de estos casi 10 meses en que la Nueva Mayoría ha estado fuera de La Moneda. Y señala que aún existen «desconfianzas» en el bloque tras la derrota histórica que sufrieron hace un año.

El «pánzer» se ha posicionado como un interlocutor con el gobierno más proclive a los acuerdos. Tuvo un rol clave en la aprobación de Aula Segura, y hace solo unos días, se distanció de diputados de su mismo sector que apuntaban sus críticas al ministro del Interior, Andrés Chadwick, por el caso Catrillanca. «No podemos estar todos los días diciendo que tiene que renunciar alguien. Conmigo no van a contar», advirtió.

En esta misma línea, en conversación con El Líbero, plantea que le «gustaría mucho un entendimiento con la Democracia Cristiana». No así, con el Partido Comunista. «Tienen su propia agenda», señala.

-A un año fuera de La Moneda la oposición mantiene una aprobación muy baja. ¿Ha faltado rapidez en el reordenamiento del sector?

-Hasta ahora seguimos evaluando el camino, en el sentido que hacemos una cosa que las oposiciones siempre hacen, que es criticar la política del gobierno en algunos aspectos, pero todavía estamos bastante faltos de propuestas y faltos de un programa, una visión, un relato que darle al país. Cuando ocurre ese desbalance la gente piensa que somos pura negatividad nomás.

-¿Cuánto es el tiempo que tienen para generar esas propuestas?

-Cuando nos hemos juntado, hemos tenido propuestas, hemos conseguido hacerlo en materia de pensiones, tributaria, lo hemos hecho bien. La verdad es que el problema es que existen las desconfianzas.

Todavía estamos bastante faltos de propuestas y faltos de un programa, una visión, un relato que darle al país. Cuando ocurre ese desbalance la gente piensa que somos pura negatividad nomás».

-¿Hay desconfianzas en el bloque?

-Hay desconfianzas, fundamentalmente, porque todavía hay mucha gente que cree que esto fue una derrota histórica en el sentido que dejamos de ser mayoría. No creo eso. Nosotros seguimos siendo mayoría y hay mucha gente que sigue apoyando, pero tenemos que darles algo para que nos apoyen. Si usted mira la última encuesta CEP los temas son principalmente de seguridad pública, pensiones, salud, educación y nosotros en esas materias no hemos tenido una posición. Los senadores socialistas hicimos una propuesta alternativa, pero para que eso tenga peso tenemos que trabajar mucho más en darle la prioridad que merece tener. En cambio, nuestros temas prioritarios, valóricos, ni siquiera figuran en la encuesta.

Si usted mira la última CEP los temas son principalmente de seguridad pública, pensiones, salud, educación y nosotros en esas materias no hemos tenido una posición. (…) En cambio, nuestros temas prioritarios, valóricos, ni siquiera figuran en la encuesta».

-Hay quienes dicen que Convergencia Progresista nació con fecha de término. ¿Se apresuraron en el sector en generar esos encuentros de coordinación?

-Es una buena idea, somos los únicos tres partidos (PS, PPD y PR) que se coordinan en este país. Si incluso los partidos del gobierno no andan muy de acuerdo.

-¿Esto no dificulta la posibilidad de entendimiento con la DC y el PC?

Me gustaría mucho un entendimiento con la Democracia Cristiana. El Partido Comunista no sé, tiene su propia agenda. Siempre he sido partidario de que el Partido Socialista tuviera más representación, estuviera más linkeado en el sistema político. No estoy seguro que una alianza con el PC sea  posible hoy día.

-¿Por qué?

-Tienen su propia agenda, muy fuertemente contraria, aprovechan hasta el último momento y cualquier conflicto para poder llevarlo a la mayor exacerbación posible y eso no creo que sea bueno. No soy de los que creen que mientras más mal le vaya al gobierno mejor nos va a ir a nosotros.

-¿O sea considera que el PC se ha inclinado por exacerbar los escenarios?

-Entiendo que tienen sus obligaciones con su mundo sindical, con su mundo estudiantil, tampoco soy quién para criticarlos.

«Al partido le ha faltado la parte más constructiva de la oposición y eso naturalmente repercute en la figura del presidente (Álvaro Elizalde).

-La ex Presidenta Bachelet figuró como una de las mejores evaluadas en la encuesta CEP. ¿Falta alguien en el sector que se posicione?

-La verdad es que no me guiaría por la encuesta CEP, habemos muchos que fuimos excluidos de esa encuesta. No es que esté respirando por la herida. Digo que realmente el CEP selecciona aquellos que van a encuestar más allá que tengan algún grado mínimo de conocimiento en la opinión pública o que no lo tengan.

-El senador Álvaro Elizalde si bien subió cinco puntos, se mantiene con poca aprobación. ¿Cómo evalúa su gestión como presidente del partido?

-El partido está en un periodo en que todavía requiere grandes definciones, le ha costado ponerse a tono en qué parte se quiere situar. Le ha faltado la parte más constructiva de la oposición y eso naturalmente repercute en la figura del presidente. Pero creo que puede ser remontado en la medida que el partido adquiera más solidez.

Si Marcelo Schilling quisiera postular (para la interna del PS), naturalmente lo apoyaría con mucho entusiasmo. Un amigo y compañero de luchas de hace muchos años».

-¿Por qué dice que al PS le ha faltado esta parte más constructiva?

-Por ejemplo, en el tema de seguridad pública nos falta reconocer que es importante para los ciudadanos y el mundo popular. El socialismo muchas veces se ha cerrado a reconocer la importancia de ciertos temas, eso ha tenido un costo. El hecho que hayamos hecho una crítica tras otra al gobierno, sin ninguna propuesta constructiva tampoco es beneficioso.

-Si bien la CEP no lo midió, en la Cadem usted aparece como el personaje mejor evaluado y justamente ha mostrado un perfil distinto y dispuesto a conversar con el gobierno, tanto fuera como dentro del Congreso. ¿Es esa la vía que deberían seguir los dirigentes de la oposición?

-Espero que sí, no sé si el partido solamente, la suma de la coalición debería hacer algo mucho más constructivo. Nosotros necesitamos un centro racional, un centro fuerte, no podemos tener una polarización en la sociedad y eso lo ponen otros partidos de Convergencia Progresista más la Democracia Cristiana. El carácter más centrado lo da el conjunto de la coalición y no necesariamente solo el Partido Socialista.

-En abril son las elecciones del PS donde ya hay algunos nombres que se perfilan para disputarle el liderazgo al senador Elizalde como el diputado Marcelo Schilling.

Si Marcelo Schilling quisiera postular, naturalmente lo apoyaría con mucho entusiasmo. Un amigo y compañero de luchas de hace muchos años.

-¿Lo ve como una posible carta que le haga el peso a Elizalde?

-Han hecho reuniones en las últimas semanas, he estado un poco apartado de las corrientes, por así decirlo, pero lo apoyaría.

«Las interpelaciones, las acusaciones constitucionales, que no conducen a nada, generalmente dañan la política seria»

-Este año ha estado marcado por los cuestionamientos a las instituciones: acusaciones contra el Fiscal Nacional, los ministros de la Corte Suprema, las diferencias internas en la Contraloría, la interpelación al ministro Chadwick. ¿Por qué cree que se produce este fenómeno?

-Las instituciones han decaído un poco, probablemente hay mucho individualismo en la construcción de las instituciones. Hay un mayor interés por entrar a las redes sociales y a los diarios. La sociedad ha cambiado y la gente sabe mucho más, ve mucho más de cerca las instituciones. Antiguamente, los senadores eran unos señores que la gente veía desde muy lejos, con gran respetabilidad y no creo que fueran ni mejores ni peores que nosotros, simplemente no se veían como hoy día con las redes sociales.

La suma de la coalición debería hacer algo mucho más constructivo. Nosotros necesitamos un centro racional, un centro fuerte, no podemos tener una polarización en la sociedad».

-¿Podría ser también una izquierdización? Porque el Frente Amplio ha liderado varias de esas causas.

-Desgraciadamente mucho de esa gente, bien intencionada, usa en demasía las instituciones sin saber su posibilidad de éxito. Eso no mejora la calidad. Las interpelaciones, las acusaciones constitucionales, que no conducen a nada generalmente dañan la posibilidad de desarrollar una política seria. 

-¿Las actuaciones del Frente Amplio en esta materia, eran una apuesta incierta?

Sabían perfectamente que no tenían muchas de ganar, pero no los voy a criticar. Jugaron mal sus cartas en todas esas actividades.

«En algunos aspectos es importante reconocer que se han tomado las medidas adecuadas y a tiempo»

-La seguridad pública aparece como un problema prioritario para la gente y donde el gobierno ha tomado medidas desde principio de año llamando a retiro a varios oficiales de carabineros en marzo. Y tras la muerte del comunero mapuche, el Gope salió de La Araucanía y se cambió el alto mando de la institución. En su experiencia como ex ministro de Interior, ¿son las acciones necesarias?

-Cuando hay un problema y uno hace una operación a fondo, desde luego el paciente tarda más en recuperarse. Eso ha pasado, si se saca a 16 generales, la institución se demora un poquito en recuperarse de ese trauma, no se puede pensar que al día siguiente va a funcionar igual. Creo que era necesario, tanto en el Ejército como en Carabineros ha salido mucha gente y naturalmente eso causa una necesidad de reajuste en las instituciones que no es automático.

Las interpelaciones, las acusaciones constitucionales, que no conducen a nada generalmente dañan la posibilidad de desarrollar una política seria».

-En ese sentido, ¿el Presidente Piñera ha tomado buenas decisiones?

-No tengo nada contra sus decisiones.

-Como fin de año, ¿cuáles son los principales aspectos negativos y positivos del gobierno?

-Creo que ha perjudicado mucho al gobierno el que antes de asumir su cargo dio señales de una tremenda eficiencia, todo lo que hacíamos desde la oposición partíamos desde la base que iba a caer sobre nosotros un escuadrón de gente disciplinada a hacer las cosas, con los proyectos de ley listos y, con el tiempo se ha visto que no era así. Ha habido mucha improvisación, no se han hecho a tiempo los cambios necesarios, ha habido demora en muchos proyectos que no tendrían que haberse demorado tanto. Y ahora último no han llegado muchos proyectos al Congreso. En general creo que el gobierno ha estado por debajo de las expectativas, las que nosotros mismo teníamos: un gobierno con una fuerza mucho más compacta y ordenada que aquella con la cual hemos tenido que trabajar.

Respecto del tema de La Araucanía se han tomado las decisiones y eso ha sido muy responsable».

-¿Y en lo positivo?

-En algunos aspectos es importante reconocer que se han tomado las medidas adecuadas y a tiempo. No me parece muy justa la crítica al Presidente respecto de Carabineros, yo fui muy partidario de que la Presidenta Bachelet no le fuera a pedir la renuncia al general director de Carabineros (Bruno Villalobos) para poner al Presidente Piñera en la disyuntiva de aceptar al nuevo nombre o de cambiarlo 20 días después de haber llegado a su cargo. Respecto del tema de La Araucanía se han tomado las decisiones y eso ha sido muy responsable. Cuando se habla de responsabilidad política, se ejerce cuando uno actúa ante una crisis, no por el hecho de que no haya crisis. Otro aspecto positivo, sin duda, fue el fallo de La Haya.

 

Las columnas de Opinión son presentadas por:
Ver más

También te puede interesar: