“La demanda marítima no tuvo resultados, respetamos el fallo, pero no lo compartimos”, dijo el Presidente boliviano Evo Morales, esta tarde en una conferencia de prensa en la que analizó el revés que sufrió su demanda marítima en La Haya.

El Mandatario además cuestionó la decisión del tribunal internacional acusando que el veredicto tiene “muchas contradicciones”, haciendo referencia a que la Corte reconoció en la objeción preliminar de septiembre de 2015 que “Bolivia nació con una extensa salida al mar”.

Es por este motivo que el Jefe de Estado se comprometió a “enviar una carta demostrando las contradicciones entre las partes considerativas y su decisión de no acompañar de hacer justicia a Bolivia”. Morales además cuestionó al organismo internacional expresando que “no es posible que la Corte Internacional de Justicia beneficie a los invasores”.

Sobre el último párrafo del fallo, el Mandatario lo interpretó como que “no debe entenderse como un impedimento a que la partes continúen con su diálogo”, pese a esto criticó a Chile acusándolo de tener “una política de dilación”.