Publicado el 19 de marzo, 2020

Estado de Excepción: Los 5 días en que se evaluó volver a recurrir a las Fuerzas Armadas

Autor:

Mariela Herrera

El viernes ya se comentaba en Palacio la posibilidad de decretar una medida de excepción constitucional que permitiera que los uniformados asumieran un rol protagónico en la lucha contra el coronavirus. De hecho, el domingo, luego de que el Presidente Piñera dijera que no descartaba decretar estado de emergecia, las Fuerzas Armadas comenzon su acuartelamiento. Ayer, finalmente el Mandatario optó por Estado de Catástrofe y se definieron los 16 altos oficiales que estáran a cargo de cada región.

Autor:

Mariela Herrera

¿YA RECIBES EL PODCAST “DETRÁS DE LA NOTICIA”?

Cada noche el director de El Líbero, Eduardo Sepúlveda, cierra la jornada con un comentario en formato de audio enviado por WhatsApp, donde en pocos minutos analiza los hechos que marcaron el día y proyecta escenarios para el futuro próximo.

Sí ya eres parte de la Red Líbero, solicita el podcast escribiendo a red@ellibero.cl

Sí aún no eres parte de la Red Líbero, suscríbete y ayúdanos a seguir creciendo.

SUSCRÍBETE AHORA
Recibe en tu correo Lo mejor de la prensa
Suscribirse

«He decretado Estado de Excepción Constitucional de Catástrofe en todo el territorio nacional. Este Estado de Catástrofe tendrá una vigencia de 90 días «. Con estas palabras dichas ayer por el Presidente Sebastián Piñera, La Moneda volvía a ser el centro de poder de las decisiones para enfrentar la crisis sanitaria. Esto, luego de una semana marcada por el protagonismo de alcaldes, principalmente de Chile Vamos, en la toma de medidas para enfrentar el coronavirus, algunas de ellas cuestionadas incluso en su legalidad.

A ello se sumaba la presión de distintos líderes de opinión, en medios de comunicación y en redes sociales, que instaban al gobierno a actuar de manera más drástica y urgente, llamando incluso a «cerrar el país». Sin embargo, en Palacio ya venían manejando una estrategia para los distintos escenarios.

Temprano el viernes, altas autoridades de gobierno evaluaban la posibilidad de «sacar a los militares a la calle». Los casos de contagio llegaban a 43, ya se suprimían los eventos con más de 500 personas y el gobierno advertía que era «altamente probable llegar a la Fase 4» de la pandemia en Chile. Junto con esto, comenzaba la suspensión voluntaria de clases en algunos colegios.

En paralelo, las autoridades miraban con atención lo que ocurría en España. Fue ese viernes cuando Pedro Sánchez anunció que se decretaba «estado de alarma», que le permite limitar temporalmente la circulación de personas, movilizar recursos, entre otras atribuciones.

El fin de semana, la situación fue complicándose en Chile. Hasta que el domingo, el Presidente anunció que se decretaba la suspensión de todas las clases, se controlaban las visitas a asilos de ancianos, se limitaba la reunión de personas a 200 y se tomaban medidas incluso para los presos. «Esta semana enviaremos al Congreso un proyecto de ley para sustituir la pena de privación de libertad por arresto domiciliario total para todos los mayores de 75 años, y aquellos entre 65 y 74 años, que les reste menos de un año para cumplir su condena». Aclaró en la ocasión que se excluía a condenados por delitos graves, violaciones a los derechos humanos y de lesa humanidad.

Y fue explícito en decir que no descartaba declarar Estado de Emergencia en el país: «Seguiremos tomando todas las medidas que sean necesarias para proteger la salud de los chilenos. Incluyendo la posibilidad de dictar un Estado de Excepción Constitucional».

Ese mismo domingo, las ramas de las Fuerzas Armadas tomaron la medida de acuartelamiento grado 2, es decir, el personal soltero debió dormir en sus unidades mientras que los casados debían estar en alerta en caso de ser requeridos.

Estaban al tanto que podrían ser requeridos para la emergencia sanitaria. Las FF.AA. ya estaban colaborando en la crisis. «El Buque Hospital Sargento Aldea, un hospital de campaña, 6 puestos de atención médica y 700 camas aumentarán la capacidad hospitalaria para enfrentar la mayor demanda de camas y atención», informó el domingo el ministro de Defensa, Alberto Espina. Atrás quedaba el pesar de un sector de «la familia militar» que lamentó que el Mandatario excluyera de cualquier beneficio para la salud a los condenados por delitos de lesa humanidad, considerando que el Covid-19 afecta con mayor dureza a la tercera edad.

El lunes los casos confirmados con contagio llegaban a 156 y Chile entraba a la Fase 4. El martes las Fuerzas Armadas estaban en acuartelamiento total.

La decisión del Presidente de decretar estado de excepción era cosa de horas. Un factor de peso para tomar la medida de darle más atribuciones a las FF.AA. era saber cómo iba a responder la oposición. Y una conversación en los patios de La Moneda, tras el lanzamiento del informe del Consejo para la Reforma a Carabineros, ayudó a despejar las dudas del Mandatario. Fue allí que el senador Felipe Harboe conversó con el Presidente. Según quienes estuvieron presentes, el legislador le señaló que era clave decretar estado de excepción para que, de esa forma, el Ejecutivo tuviera más recursos disponibles y tomara el mando de la situación. Ya los alcaldes oficialistas y algunos intendentes se mostraban «en rebeldía» frente a La Moneda.

Y la noche anterior el senador PPD había tuiteado: «Señor Presidente. Es  evidente el aumento explosivo de contagiados por coronavirus, es hora de decretar estado de catástrofe por calamidad pública y cuarentena nacional con restricción de libertades y fijación de precios de productos de primera necesidad. ¡Apoyaremos!».

Quienes conocen cómo se vivieron las últimas horas en Palacio, aquello fue el «empujón final» para que el Mandatario declarara Estado de Catástrofe. Se definieron ayer en la tarde los 16 altos oficiales que estarán a cargo de cada región y anoche, cerca de las 22:30 horas la Contraloría tomó razón del decreto.

Las columnas de Opinión son presentadas por:
Ver más

¿YA RECIBES EL PODCAST “DETRÁS DE LA NOTICIA”?

Cada noche el director de El Líbero, Eduardo Sepúlveda, cierra la jornada con un comentario en formato de audio enviado por WhatsApp, donde en pocos minutos analiza los hechos que marcaron el día y proyecta escenarios para el futuro próximo.

Sí ya eres parte de la Red Líbero, solicita el podcast escribiendo a red@ellibero.cl

Sí aún no eres parte de la Red Líbero, suscríbete y ayúdanos a seguir creciendo.

SUSCRÍBETE AHORA

También te puede interesar: