Actualidad Informativa es presentado por:
Publicado el 02 de septiembre, 2019

El perfil «descarriado» de la nueva presidenta del centros de padres del IN pro movilización, que ahora muestra un discurso conciliador

Autor:

Emily Avendaño

Karina Leyton fue oficializada como presidenta del Cepa A-0 el pasado 22 de agosto. En las elecciones realizadas el 16 de agosto votaron menos de 100 personas, de los más de 1.200 socios que tiene la organización. Leyton confía en que eso no les reste legitimidad y admite que deben trabajar mucho, quiere coordinarse con todos los apoderados y dice rechazar la violencia. Desde los otros dos centros de padres urgen por que se unifiquen y ven con cierta distancia a la nueva representante.

Autor:

Emily Avendaño

Recibe en tu correo Lo mejor de la prensa
Suscribirse

En su perfil de Twitter se define como “loca, soez, madre de dos, feminista y gritona”. Sin embargo, Karina Leyton, (que firma como Karina Leyton Deskarrieada) recién electa como presidenta del Centro de Padres y Apoderados Liceo A-0 (Cepa A-0) del Instituto Nacional, que tiene a más de 1.200 socios, muestra un discurso más bien conciliador en su primera semana en el cargo: insiste en el diálogo y opina que los tres centros de padres del liceo deberían unirse.

“Creo que debemos unificarnos, creo que ha habido bastantes y variadas instancias donde el mismo centro de padres que represento actualmente ha dado pasos para demostrar que es necesario unificarnos. Entendemos que como colegio tan diverso y con una matrícula tan amplia es posible que haya otros centros de padres y que es posible encontrar representatividad en todos los apoderados. Si no podemos unificarnos hay que comprender que debemos trabajar en conjunto, que la visión debe ser la misma”, declara Leyton a El Líbero.

A principios de agosto hubo una votación de apoderados en el Instituto Nacional en la que 90% de los participantes estuvo de acuerdo en la necesidad de que el liceo emblemático tenga a una sola institución que agrupe a los padres. En la consulta participaron 3.000 personas

El número dista de la cantidad de socios que el pasado 19 de agosto eligió a la nueva directiva del Cepa A-0. “El total de votantes fue bastante pequeño”, admite Leyton. “Votaron menos de 100 personas. Siempre pasa dentro de las dinámicas de grupo que hay algunos socios que se mantienen más activos que otros y obviamente esos fueron los que se acercaron a votar por este nuevo directorio”. Leyton alcanzó un lugar en el directorio del centro de padres luego de haber logrado solo 43 votos, según las cifras entregadas por Tricel. 

Sin embargo, para la apoderada ese número tan pequeño de electores no le resta representatividad, aunque reconoce que debe trabajar para que más padres se sumen. 

“La cantidad de personas que se acercaron a votar por el nuevo directorio no tiene relación con la influencia o la validez que tengamos dentro del Consejo Escolar. Como centro de padres con mayor número de socios aún seguimos y mantenemos el liderazgo. Sí entendemos que hay muchas complicaciones anteriores que no permiten que mucha gente se sume. Nosotros llegamos con nuevos aires, nuevas energías y obviamente llamando al trabajo, a unificarnos, a solidarizar y empatizar con las diferentes visiones que tienen todos los apoderados. También tenemos que hacer un trabajo para lograr internamente mayor representatividad con los apoderados. Tenemos un trabajo bastante arduo allí”, advierte.

En cambio, de la consulta en la que se solicitó unificar los centros de padres asegura que “no tiene validez legal”. Señala que los centros de padres son autónomos, por lo tanto, es desde los propios socios que se toman las decisiones más importantes, como esta.

No obstante, en la reunión de apoderados que hubo el 28 de agosto, en la que se oficializó a Lili Orell Padilla como nueva rectora interina del Instituto hasta marzo de 2020, los representantes de los otros dos centros de padres: Centro de Padres y Apoderados del Instituto Nacional (Cepain) y de la Corporación de Padres y Apoderados José Miguel Carrera anunciaron que estaban de acuerdo con cancelar sus personalidades jurídicas. La decisión fue celebrada por los presentes en el encuentro, quienes inmediatamente procedieron a increpar al Cepa A-0 si estaban dispuestos a hacer lo mismo, pero no hubo una respuesta.

Elba Martínez, presidenta del Cepain, dice que ve lejana la posibilidad de integrarse en un solo centro pues la nueva directiva del A-0 “va en la misma línea de la directiva saliente”. Explica que se tenía un doble discurso en el que se decía estar de acuerdo con unificar los centros de padres, pero la manera que proponían de hacerlo era que los otros centros participaran dentro de su directiva “lo cual no corresponde. Eso no es unificación”.

Relata que en un espacio informal uno de los integrantes de la nueva directiva del A-0 se acercó a ellos, sin mencionar la unificación, y les dijeron que querían conversar de proyectos de trabajo en conjunto. “Esa también puede ser una alternativa y para eso tenemos que estar los tres centros”.

Ni Martínez, ni Aquiles Herrera, presidente de la Corporación, conocían a Leyton antes de que la eligieran. 

“Algunos padres, algunos estudiantes y algunos directivos han tomado la voz por el resto de la comunidad”

Las elecciones se realizaron el mismo día en que en la Intendencia Metropolitana estaban reunidos el alcalde Felipe Alessandri, la intendenta Karla Rubilar, la ministra de Educación Marcela Cubillos y el ministro de Interior Andrés Chadwick, para discutir medidas de seguridad para el liceo emblemático. Al mismo tiempo que los apoderados, entre ellos Leyton, realizaron una protesta en las afueras de la institución solicitando ser incluidos. 

El muro de Twitter de Leyton ha disminuido el número de mensajes que comparte luego de su elección. Sin embargo, allí solía mostrarse crítica del accionar de las Fuerzas Especiales de Carabineros y de la gestión que ha hecho el alcalde Felipe Alessandri ante la crisis en el colegio que comenzó en abril. “Que vergüenza de administración”, escribió el día que los Carabineros amanecieron en el techo del Instituto. También exige mejoras en la infraestructura del colegio y comparte los petitorios y mensajes del centro de alumnos que encabeza Rodrigo Pérez. 

“Mientras los DD.HH. de nuestros hijos se ignoran y son violentados física y emocionalmente decimos fuerte y claro «en Chile se tortura!”, afirmó en la red social el 14 de agosto. 

Tras haber asumido como presidenta del directorio indicó que aún no conversa con el alcalde, pero que el nuevo centro se presentó formalmente a través de un documento. “Agradecemos el mensaje de respuesta, la buena voluntad. Nos han solicitado que seamos amplios con respecto al trabajo que vamos a hacer en conjunto. En persona no hemos podido realizar todavía una reunión, pero sí hemos entablado conversaciones con él”.

José Francisco Lagos, director ejecutivo del Instituto Res Pública, encabeza un proyecto para recaudar firmas contra la violencia. Buscan incorporar a más personas de la comunidad institutana, no solo quienes actualmente hacen vida dentro del colegio. Sostiene que “algunos padres, algunos estudiantes y algunos directivos han tomado la voz por el resto de la comunidad y a nosotros nos parece que no solo quienes están en el colegio actualmente tienen algo que decir”. 

Lagos ha firmado cartas con los presidentes de Cepain y de la Corporación rechazando la violencia, pero a los momentos no ha entrado en contacto con la nueva directiva del Cepa A-0 y más bien califica como “anárquica” la existencia de tres centros de padres. “El cambio de directiva del centro de padres A-0 tiene que estar sujeto siempre a algo mínimo, que es que se condene la violencia en el colegio sin importar la circunstancia. Lamentablemente lo que hemos visto con la directiva anterior es que están justificando algunos hechos de violencia, como por ejemplo cuando entraban los carabineros a controlar esos hechos de violencia. Tiene que haber una postura transversal de los padres”. 

Lagos es partidario también de que haya un solo centro y de que este retome su rol histórico: “Cuando yo estaba en el colegio los centros de padres contrataban auxiliares, profesores, hacían los pre universitarios. Era una cuestión bien complementaria que lamentablemente la administración municipal anterior desbarató por un concepto ideológico de que los padres no podían aportar a la educación de sus hijos y eso evidentemente tiene que cambiar. Debe haber una acción decidida de la municipalidad de fomentar que los padres puedan hacer cosas en el colegio para sus hijos”.

«No avalamos la violencia porque no es la forma de concretar las soluciones»

El Cepa A-0 es el que más socios tiene y también es el único con voz y voto en el Consejo Escolar. Leyton rechaza las críticas a que se trata de un centro de padres que se politizó. “Se han hecho muchas acusaciones contra el A-0. Creo que para tener una validez debe haber fundamentos”.

Sostiene que en lo personal ella no ha hablado nunca con los encapuchados, ni ha estado en ninguna instancia en donde pueda acercarse a ellos. “Si en algún momento la presidenta del antiguo directorio se acercó a entablar conversación con los encapuchados fue precisamente para poder llegar a una instancia donde se encontrara la paz y la tranquilidad necesaria para los espacios educativos. No conozco precisamente cuáles fueron los temas que se tocaron en esa reunión. Esa es la dinámica de trabajo que se mantuvo con el antiguo directorio. Nosotros creemos que los espacios de diálogo y en dónde se tomen acuerdos deben ser interestamentales”.

En su caso, afirma, las decisiones de su centro de padres se tomarán entre los once miembros de su directiva y que será así que se “considere y evalúe” si se llegase a tener algún acercamiento con ellos. 

También es defensora de los apoderados: “Yo no sé si existen apoderados que apoyan a los encapuchados. Yo diría que hay apoderados que apoyan a los estudiantes, no desde la dinámica de violencia, porque esa es una forma de radicalización. La comunidad debe unirse por el bienestar de la mayoría y el bienestar de la mayoría es la tranquilidad y proveer los espacios educativos como corresponde, para que las clases se puedan realizar de manera idónea”.

Además, sobre la agresión de apoderados hacia diputados de Chile Vamos, señala: “Reconocemos que había mucha frustración, falta de comunicación o de soluciones y desde esa dinámica entendemos la frustración de los apoderados, pero no avalamos la violencia porque no es la forma de llegar al diálogo, ni de concretar las soluciones”.

Las columnas de Opinión son presentadas por:
Ver más

También te puede interesar: