Publicado el 18 diciembre, 2020

El insólito callejón sin salida de Chile Vamos y Republicanos para llegar a acuerdos electorales

Autor:

Mariela Herrera

En este momento no existen negociaciones, “solo conversaciones informales con emisarios de lado y lado”, dicen a menos de un mes de la inscripción de los pactos y candidaturas. De este modo es poco y nada lo que puede avanzar la derecha para lograr alianzas estratégicas en las elecciones de alcaldes, de gobernadores y de constituyentes. Si llegaran a acuerdos podrían arrebatar a la izquierda zonas como la comuna de Independencia, acercarse al 43% de la Convención Constituyente o ganar en primera vuelta en las cinco gobernaciones en que la oposición irá dividida. 

Autor:

Mariela Herrera

Recibe en tu correo Lo mejor de la prensa
Suscribirse

Poco más de tres semanas quedan para el 11 de enero, fecha en que vence el plazo para que los partidos políticos inscriban sus cartas para competir en tres elecciones consideradas de manera transversal, como claves para el futuro del país. Ese día es posible que se repita la imagen ya conocida cuando representantes de diversas colectividades aceleran sus gestiones para llegar al Servicio Electoral y sellar su suerte para los comicios municipales, de gobernadores y constituyentes que se realizarán el 11 de abril de 2021.

kast

Tras el holgado triunfo del Apruebo por sobre el Rechazo, en el plebiscito constitucional, el líder del Partido Republicanos, José Antonio Kast, llamó a los partidos de Chile Vamos para sentarse a la mesa y negociar una lista única del sector para la Convención Constituyente. Desde entonces, dicen de esa tienda, no han recibido ninguna respuesta formal. Sí recados de figuras influyentes, declaraciones en la prensa. Pero, ¿sentarse a conversar con las cartas de cada uno sobre la mesa? Nada.

Junto con esa negociación, que no se ha dado, se podía explorar acuerdos para las municipales y los gobernadores regionales… pero tampoco. La recriminación viene de los dos sectores, donde acusan que “cabezas calientes” de cada lado han impedido llegar a puerto.

Las causas son muchas según con quien se converse de cada partido. Así por ejemplo, en Renovación Nacional, si había una posibilidad de alianza, con la renuncia de Mario Desbordes al gabinete para asumir como “generalísimo” de los candidatos de su partido, el asunto se complica. Quien estuvo por algo más de cuatro meses en el Ministerio de Defensa ha sido “el principal obstáculo” para lograr una lista única para convencionales de la derecha. Si bien hay dirigentes que miran de buena manera tender puentes con Republicanos, como el senador Francisco Chahuán y el diputado Tomás Fuentes, entre otros, el “desbordismo” se estaría imponiendo en la mirada. Argumentan que lo que podría “ganar a la derecha con JAK lo perderían en el centro”, de ahí que prefieran no ir por esa ruta. Además, el ahora ex ministro ve al Partido Republicano como Vox de España que terminó quitándole electorado al Partido Popular.

En Evópoli dan prácticamente como cerrada la puerta a negociar. Explican que su postura “más al centro” del conglomerado se perdería al pactar con Republicanos. Acusan “malos tratos” de sus dirigentes y les cobran que se hubieran definido, en más de una ocasión, como oposición al gobierno. De hecho, mañana sábado tienen un consejo general extraordinario donde, entre otros puntos, presentarán sus nombres disponibles para la Convención Constituyente para “una lista única de Chile Vamos”. En los mismos términos lo harán para gobernadores y alcaldes.

Para Republicanos, eso prácticamente es la señal final que indica que no hay posibilidades de avanzar.

Mientras que la UDI es el partido más complicado en este “sandwich”. Han conversado con el partido de Kast, pero no pueden actuar sin sus demás socios de conglomerado. También se encuentran en un cambio de directiva por lo que habría que esperar la postura oficial que asuma la mesa liderada por Javier Macaya.

Desde la colectividad hay quienes comentan que si bien es necesaria la unidad, señalan que “para llegar a acuerdos se necesita de las dos partes” y que la colectividad de JAK ha tenido una postura muy “agresiva” al anunciar, por ejemplo, candidaturas municipales en comunas como Las Condes y Vitacura donde las figuras que tiene Chile Vamos ahí son “apuestas seguras”.

En tanto, en el Partido Republicano el análisis es otro. Al no ser escuchados de manera oficial por los demás partidos, debieron desplegar sus propias cartas tanto para gobernadores, alcaldes y constituyentes. Hasta ahora Recoleta (José Carlos Meza), Vitacura (Cristián Araya, indepenciente en cupo de Republicanos), San Bernardo (José Antonio Kast Adriasola) y Las Condes (Gonzalo de la Carrera) son los municipios donde han presentado sus cartas. Y en análisis está la comuna de Independencia. Este sería un caso emblemático pues si la derecha va unida, según cálculos electorales, podrían desbancar al ex PS Gonzalo Durán. Sin embargo, debido al estado actual de las no-negociaciones el sector se podría dividir entre la hija del ex alcalde Antonio Garrido, Margarita Garrido, candidata independiente que podría recibir el apoyo de Republicanos, y Juan Carlos Gazmuri como apuesta de Chile Vamos. Desde el sector dicen que ambas cartas son buenas para enfrentar a Durán… pero que se podrían anular si van los dos.

A cargo del tema electoral está el ex diputado Rojo Edwards. “Los republicanos en todo momento y a todo nivel hemos abogado por la unidad del sector. Esperamos que Chile Vamos también pueda trabajar por eso porque el tiempo está prácticamente agotado. Les hemos mandado varios mensajes, públicos y privados, pero vemos que en ciertos sectores no hay voluntad de trabajar por la unidad”, señala.

A nivel de de gobernadores, los cálculos que se tienen sobre la mesa es que si la derecha va unida en las 5 regiones donde va dividida la izquierda, podrían ganar con el 40% de los votos en primera vuelta. En cambio, si van separados y se produce segunda vuelta existe una alta probabilidad de que esas 5 gobernaciones regionales se vayan para la oposición. Esos lugares serían: Región Metropolitana, Tarapacá, Valparaíso, Los Lagos y La Araucanía.

Para constituyentes, han corrido diversos modelos entre los expertos electorales. Uno de ellos, y que causa más alarma, es que de ir toda la derecha unida sería posible que se acercaran al 43% de los cupos de de la convención. E ir separados les significaría lograr cerca de un 37%. En este punto, si bien recalcan de todos los partidos del sector que no hay negociaciones andando, se vería más posible algún tipo de acuerdo. Pero hasta ahora, ninguna señal apunta en ese sentido.

 

*Nota actualizada el lunes 28 de diciembre

Las columnas de Opinión son presentadas por:
Ver más

APOYA AL LÍBERO

A diferencia de muchos medios de comunicación en EL LÍBERO hemos mantenido nuestra web y noticias sin costos para todos. Creemos que hoy, más que nunca, es necesario que la mirada de EL LÍBERO llegue a más personas y cubra más contenido.

Si quieres ayudarnos a lo anterior hazte miembro, hoy mismo, a la Red Líbero, por 1 U.F. mensual (o 0,5 U.F. para los menores de 40 años) con lo que estarás realizando un aporte fundamental para que podamos ampliar nuestra labor.

HAZTE MIEMBRO

También te puede interesar:

Cerrar mensaje

APOYA AL LÍBERO

A diferencia de muchos medios de comunicación en EL LÍBERO hemos mantenido nuestra web y noticias sin costos para todos. Creemos que hoy, más que nunca, es necesario que la mirada de EL LÍBERO llegue a más personas y cubra más contenido.

Si quieres ayudarnos a lo anterior hazte miembro, hoy mismo, a la Red Líbero, por 1 U.F. mensual (o 0,5 U.F. para los menores de 40 años) con lo que estarás realizando un aporte fundamental para que podamos ampliar nuestra labor.

HAZTE MIEMBRO