Actualidad Informativa es presentado por:
Publicado el 10 de abril, 2019

El inesperado «golpe» a Elizalde tras la reunión entre Letelier y Abbott

Autor:

Javiera Barrueto

Osvaldo Andrade señaló ayer que el Partido Socialista debería tomar medidas por el encuentro que sostuvo el senador por la VI Región y el fiscal nacional. La crítica fue leída en la colectividad como parte de la estrategia del ex parlamentario y su corriente para buscar disputarle la presidencia al actual líder del PS. Ese sector se estaría articulando en torno a la diputada Maya Fernández para hacerle el «peso» al senador por el Maule.

Autor:

Javiera Barrueto

Recibe en tu correo Lo mejor de la prensa
Suscribirse

Cuando Juan Pablo Letelier arribó por primera vez al Congreso tenía 28 años. Desde entonces han transcurrido tres décadas y se ha posicionado como uno de los principales líderes de la oposición en la VI Región con una amplia red de contactos e influencia. Hoy, el nombre del senador socialista aparece cuestionado por presuntas gestiones para defender a tres jueces de la Corte de Apelaciones de Rancagua -Emilio Elgueta, Marcelo Vásquez y Marcelo Albornoz- investigados por tráfico de influencias y pagos indebidos, según constató Ciper. Precisamente, esa supuesta vinculación despertó algunas críticas contra el senador desde el mismo Partido Socialista.

Uno de los principales dirigentes en alzar la voz fue el ex presidente de la colectividad, Osvaldo Andrade, quien ayer señaló en Cooperativa: «El PS debe tomar medidas al respecto. En el PS hay una entidad que se tiene que encargar de estas cosas; hay una conducta política que puede merecer reproche, y eso es materia de lo interno. Invito a que de oficio se opere al respecto, y si está todo claro no habrá ningún problema».

Y un día antes, en la misma radio, fue el turno del abogado constitucionalista Fernando Atria (PS) para cuestionar la reunión entre Letelier y el fiscal nacional Jorge Abbott. “Las explicaciones que dio el senador Letelier cuando dice que se reunió con el fiscal preocupado por el desorden que había, ahí uno se pregunta por qué un senador tiene que reunirse con un fiscal por el desorden que había. Para mí esas explicaciones son insatisfactorias”, dijo.

El PS debe tomar medidas al respecto. En el PS hay una entidad que se tiene que encargar de estas cosas; hay una conducta política que puede merecer reproche, y eso es materia de lo interno. Invito a que de oficio se opere al respecto, y si está todo claro no habrá ningún problema», dijo ayer Osvaldo Andrade.

Esto, a pesar de que el fin de semana el presidente del partido Álvaro Elizalde ya había entregado los lineamientos del PS al respaldar al representante de la Región de O’Higgins. «El senador Letelier ha señalado que no tiene nada que ver con estos hechos y espero, respecto al tema de fondo, que esto se investigue y se aclare completamente”.

Ambos senadores son de la misma corriente interna, el tercerismo. De hecho, hace algunas semanas sonó con fuerza la opción que fuera Letelier el encargado de reemplazar a Elizalde, en caso de que este no quisiera repostularse en la elección del PS el 26 de mayo. Escenario que, finalmente, se habría despejado puesto que ya dan por segura la alternativa del senador por El Maule para que continúe a la cabeza de la colectividad.

Si bien Elizalde cuenta con un amplio respaldo para ganar los comicios, dirigentes del PS destacan que necesita el apoyo de Letelier por su capacidad de trabajo territorial y el despliegue para mover las bases partidarias en la VI Región. Además, fuentes socialistas destacan que en caso de que el presidente del partido no hubiera concretado su apoyo a Letelier, este habría optado por «no mover sus fuerzas en la zona por ningún nombre que se postulara a encabezar el PS».

Una reciente actividad en regiones del timonel PS fue precisamente en Rancagua, donde reinaguró una sede del partido.


Y este respaldo, a medida que se acercan las elecciones internas, Elizalde no estaría dispuesto a perderlo. Menos en momentos que la disidencia ya comienza a articularse en torno a un nombre: Maya Fernández. La carta de la corriente Convergencia Socialista ya contaría con el patrocinio del ex diputado Osvaldo Andrade; el jefe de bancada Manuel Monsalve; el ex jefe territorial del comando de Michelle Bachelet, Alberto “Beto” Barrera y uno de los principales líderes de la colectividad: el ex subsecretario de Interior Mahmud Aleuy. El ex hombre fuerte de La Moneda integra el lote de la Nueva Izquierda, el mismo sector de Camilo Escalona quien, por su parte, ya adhirió a la alternativa de Elizalde.

La organización de este grupo cambió el escenario de unidad que tenía previsto el representante del Maule en torno a su lista. De hecho, el senador José Miguel Insulza -del sector de los renovados- hace algunas semanas confirmó su apoyo «con el fin de aunar las fuerzas del PS», según se explicó. En ese momento se pensó que prácticamente no habría competencia interna.

Por esos días, incluso, entre los mismos socialistas se comentaba que Andrade se podría sumar a esa alternativa. Tanto fue así que el ex diputado por Puente Alto, en el último comité central, aseguró que “debemos trabajar en una dirección integrada, en la que ojalá estén todos. Yo voy a estar con quien lo logre». Sin embargo, el escenario cambió.

En la colectividad destacan que Andrade habría manifestado su interés por ser una de las cartas de la disidencia para enfrentar a Elizalde en los comicios del 26 de mayo. Pero en su sector le señalaron, según comentan, que era momento de darle espacio a «caras nuevas» en la mesa, como el de Maya Fernández. De esta manera, sostienen, el escenario quedaría más competitivo con dos “rostros más frescos” de la tienda de calle París.

De esta manera, la lectura realizada en el partido sobre las críticas realizadas ayer por Andrade -en dirección a Letelier y al PS-  es que apuntarían a «pegarle» a uno de los hombres cercanos a Elizalde, como es el senador por la VI Región. Además, muchos recordaron viejas rencillas, puesto que cuando el ex diputado lideraba el Partido Socialista apostó por levantar la candidatura senatorial de Juan Luis Castro en O’Higgins, donde finalmente se impuso Letelier.

Sin embargo, desde el sector que apoya a Elizalde, vieron en los cuestionamientos de Andrade una estrategia comunicacional. Señalan que, si realmente quisiera que el senador por Rancagua fuese pasado a algún organismo partidario, como el Tribunal Supremo, él lo podría haber solicitado, cosa que no hizo. Hasta ayer, el TS no había recibido ninguna denuncia sobre el encuentro de Letelier-Abbott.

Las columnas de Opinión son presentadas por:
Ver más

También te puede interesar: