La Moneda renovó sus alianzas con think tanks ligados a la izquierda, principalmente al Frente Amplio y el Partido Comunista, que encabezan la coalición de Apruebo Dignidad. De ahí nacen gran parte de los soportes técnicos de las ideas de gobierno e, incluso, de su programa.

Desde las fundaciones e institutos políticos, al menos 25 personas aterrizaron en cargos públicos de la administración del Estado, incluyendo a actuales ministros, subsecretarios, seremis, asesores, entre otros. Ellos son parte de instituciones como Rumbo Colectivo, Nodo XXI, Saberes Colectivos, Casa Común, Espacio Público, OPES, ICAL o Chile 21.

Para el expresidente Sebastián Piñera fue el Instituto Libertad, en su primer período, ligado a RN, el que encabezaba la presencia gubernamental. Mientras que en el segundo, hubo un fuerte desembarco de nombres de Libertad y Desarrollo (LyD) y también de la Fundación Jaime Guzmán. Y es que con cada cambio de mando los centros de pensamiento son un semillero de cerebros para instalar en el gobierno.

Algo que sucede desde los tiempos de la ex Concertación, cuando fueron Cieplan -relacionado principalmente con la DC- y el Instituto Igualdad del PS los que protagonizaron ese momento.

Espacio Público: el think tank favorito del gobierno

Para comenzar a pavimentar el camino a La Moneda Gabriel Boric reclutó en sus filas al entonces presidente ejecutivo de Espacio Público, Diego Pardow. El 3 de junio de 2021, el abogado y profesor de la Universidad de Chile suspendió su cargo para incorporarse oficialmente al comando de Boric como su coordinador de programa, en conjunto con la RD Javiera Martínez.

Una vez que Boric logró su objetivo, y fue investido con la banda presidencial, el pasado 11 de marzo seis miembros de la asamblea de Espacio Público presentaron su renuncia para aceptar cargos en el nuevo gobierno. Pardow fue uno de ellos; y asumió como asesor programático del Segundo Piso.

Espacio Público es el semillero que más personas ha aportado al gobierno.

En el Segundo Piso también se incorporó la exdirectora de la institución, Lucía Dammert, como jefa de asesores. La socióloga acompañó a Boric en la campaña y como jefa de asesores viajó con el Mandatario a su primera visita de Estado en Argentina.

Recordado es el accionar de este think tank durante el año 2020, que se alzó como una de las instancias más críticas del manejo de la pandemia originada por el Covid-19. Fue así como los informes que comenzaron como un “mensaje del día” con un análisis propio de Espacio Público, y firmados por Pardow, se convirtieron en una extenso cuestionamiento al diseño del gobierno de Piñera contra el coronavirus.

Fue desde Espacio Público que se propuso por primera vez la idea de la «hibernación». Una propuesta que consistía en más medidas de confinamiento, ampliando el toque de queda y restringiendo al máximo el acceso al transporte público, para controlar el aumento de contagios en el país. Idea descartada por el exministro de Salud, Enrique Paris.

Entre las figuras asociadas al think tank que se sumaron al Gobierno también se encuentra la ministra de Medio Ambiente, Maisa Rojas; la subsecretaria de Educación Superior, Verónica Figueroa; la jefa del gabinete de José Miguel Benavente en la CORFO, Jocelyn Olivar; y la directora ejecutiva del Servicio de Evaluación Ambiental, Valentina Durán.

Además, Andrea Sanhueza, directora del centro de pensamiento, es la actual representante de la Sociedad Civil Latinoamericana y del Caribe para el Convenio de Escazú.

De Rumbo Colectivo a encabezar la Dipres

Rumbo Colectivo es el think tank de Revolución Democrática. Es liderado por Sebastián Depolo y aparece como una de las instancias con mayor peso en el actual gobierno. Y es que precisamente la actual directora de Presupuesto (Dipres), Javiera Martínez, fue una de las ideólogas del programa del Presidente Gabriel Boric.

Martínez presidió el directorio del centro de pensamiento hasta marzo de 2022. Al momento de su designación trascendió que una de las prioridades de su rol sería hacer dupla con el ministro de Hacienda, Mario Marcel. Con una mirada más bien estratégica ya que también debía poner al día al jefe de la billetera fiscal de los detalles del programa, puesto que éste no formó parte de la campaña.

Sus nexos no se limitan a Marcel; pues es conocida la buena relación que la jefa de la Dipres tiene con el ministro de la Secretaría General de la Presidencial (Segpres), Giorgio Jackson -mano derecha del Presidente-, a quien le dirigió la campaña en 2013, cuando éste buscaba llegar por primera vez al Congreso.

Depolo es uno de los fundadores de Rumbo Colectivo. Fue nominado para ser embajador en Brasil, aunque diplomáticos consultados por El Líbero aseguran que todo indica que ese país no dará el consentimiento para esta designación.

Como parte del semillero de Rumbo Colectivo también aparecen ejerciendo funciones en el Estado la jefa de gabinete de la Subsecretaría de Salud Pública, Licán Martínez, y el jefe de gabinete del Ministerio de Bienes Nacionales, Francisco Figueroa. Por otro lado, la actual presidenta de RD Margarita Portuguez, es una de las fundadoras del think tank y por su filas también pasó la constituyente del distrito 20, Maya Álvez.

Saberes Colectivos, con peso en los ministerios y en la calle

El think tank de Beatriz Sánchez, Saberes Colectivos, es otro que ha aportado figuras al gobierno.

Es el caso del ministro de Economía, Nicolás Grau, y el ministro de Obras Públicas, Juan Carlos García, quienes son parte de los asambleístas de la organización. La subsecretaria de Hacienda, Claudia Sanhueza, también es parte de sus filas.

Grau y Sanhueza dieron forma a la propuesta económica del programa de Boric.

Otra personalidad que proviene de ahí es la ministra del Tribunal Constitucional, Nancy Yáñez. La académica de la Universidad de Chile es directora de su Centro de Derechos Humanos (CDH) y fue designada por el Presidente Boric para asumir en el TC el pasado 27 de abril.

De este think tank además salieron convencionales constituyentes. Es el caso de su propia presidenta Beatriz Sánchez y el actor Ignacio Achurra. El gobernador por Valparaíso, Rodrigo Mundaca, es vicepresidente de la institución.

Además de figuras que tienen un peso importante en el gabinete y en la Convención Constitucional, a Saberes Colectivos también lo integran protagonistas de las protestas de 2019. Uno de ellos es el vocero de la coordinadora No+AFP, Luis Mesina, quien también fue parte de la Mesa de Unidad Social. Instancia que hizo constantes llamados a marchas y huelgas nacionales, que solían terminar en desmanes, posteriores al 18 de octubre de 2019.

Al igual que la cuestionada excandidata a alcaldesa por Estación Central, integrante del Partido Comunes y exvocera del Movimiento de Pobladores Ukamau, Doris González.

También hay quienes participan de forma paralela en más de un centro de pensamiento. Ese es el caso de la subsecretaria de Educación Superior, Verónica Figueroa, que de forma paralela era parte del directorio de Espacio Público. Y el jefe de gabinete del Ministerio de Bienes Nacionales, Francisco Figueroa; quien es director de Rumbo Colectivo, asambleísta de Saberes Colectivos y fundador y director de Nodo XXI.

Nodo XII: el think tank del Presidente

La fundación Nodo XXI nació como el brazo ideológico de Izquierda Autónoma, de la mano del propio Gabriel Boric cuando fue dirigente estudiantil. Surge en 2013 como una respuesta y forma de participación en la reforma del sistema de educación en el país por parte de la Federación de Estudiantes de la Universidad de Chile.

La expresidenta del Partido Comunes entre 2019 y 2020 y actual ministra de Bienes Nacionales, Javiera Toro, salió de las filas de Nodo XXI donde se desempeñó como investigadora y directora de la fundación. Toro trabajó en la campaña en el equipo estratégico del comando del Presidente y en 2019, fue una de las firmantes del Acuerdo por la Paz y la nueva Constitución.

En el nacimiento de Nodo XXI estuvieron Francisco Figueroa que oficiaba como director. Además de Gabriel Boric, Víctor Orellana, Francisco Arellano Rojas, Giorgio Boccardo y Carlos Ruiz.

Actualmente, la mayoría de ellos sigue en la fundación. Boccardo -que fue presidente de la FECH entre 2006 y 2007- se desempeñaba como investigador y fue designado como subsecretario de Trabajo tras el cambio de mando. También ligada a esa cartera, otra de las investigadores del think tank, Daniela López, aterrizó como encargada de Derechos Fundamentales y Transversalización de Género del Ministerio del Trabajo.

La presencia de otros think tanks

Hay otros centros de pensamiento que si bien en números no han aportado gran cantidad de personas al gobierno, en lo cualitativo han servido para nutrir de soportes técnicos e ideológicos al Jefe de Estado.

La Casa Común, liderada por el constitucionalista Fernando Atria, cuenta entre sus filas a parlamentarios y figuras políticas. Dentro de su consejo asesor están los legisladores Francisco Huanchumilla (DC), Gael Yeomans (CS), Lorena Fries (movimiento Unir), Juan Ignacio Latorre (RD), Alfonso De Urresti (PS). Así como la ministra vocera de gobierno Camila Vallejo (PC) y la ministra de Defensa, Maya Fernandez (PS).

Cercano a las nuevas generaciones del PC, el Observatorio de Políticas Económicas (OPES) también es parte de los influyentes. Su directora, Katherina Yuhma, trabaja como analista del Departamento de Estudios de la DIPRES desde marzo de 2022. Mientras que uno de sus investigadores, Andrés Raurich, se encuentra en la municipalidad de Santiago en la Subdirección de Elaboración de Planes de Formalización.

También del PC, pero con menos protagonismo por el momento, aparece el Instituto de Ciencias Alejandro Lipschutz (ICAL). Precisamente desde allí, desembarcó Fernando Carmona como asesor analista de Presidencia. El economista fue el «comisario» del PC en la campaña de Boric.

Por último, uno de los think tanks ligados a la ex Concertación y al «laguismo», la Fundación Chile 21, también aporta con nombres importantes. Por sus filas pasaron la jefa del Segundo Piso, Lucía Dammert, y el subsecretario de Prevención del Delito, Eduardo Vergara. En la página web aún figura como miembro el subsecretario de Defensa, Fernando Ayala.

Deja un comentario

Cancelar la respuesta