Actualidad Informativa es presentado por:
Publicado el 21 de marzo, 2019

El demoledor estilo que instauró la “comandante Pamela” en la política chilena

Autor:

Bastián Garcés

En poco más del año que lleva en ejercicio Pamela Jiles, se puede apreciar, en 5 ejemplos, la estrategia política de la diputada del Partido Humanista. Detonar la caída de Gabriel Silber, poner en jaque el acuerdo administrativo de la Cámara y tener como blanco de sus dardos a Gabriel Boric, son parte del “perfil duro” que la dirigenta del Frente Amplio despliega en sus funciones de legisladora.

Autor:

Bastián Garcés

Recibe en tu correo Lo mejor de la prensa
Suscribirse

Si la DC quiere seguir votando con la UDI y apoyando el gobierno de Piñera, van a tener problemas“, amenazó la diputada del Partido Humanista, Pamela Jiles luego de que Iván Flores, la carta de la colectividad encabezada por Fuad Chahín, fuera electo presidente de la Cámara. De esta forma, la representante del Frente Amplio se adjudicó el “bombazo político” que causó el sector más duro de la colectividad durante la votación por la testera y que casi le cuesta el acuerdo administrativo a la oposición, en una jornada marcada por la tensión y sobre la cual la periodista afirmó que quedaba claro que “sin esos cinco votitos la DC no existe en el Congreso“.

No solo eso, la legisladora por el distrito 12 también tuvo dardos para su propio sector, a quienes cuestionó por no continuar con la postura, planteada durante enero, de no respetar el acuerdo administrativo. “Se fueron saliendo uno tras otro a cambio de una pequeña prebenda, de una pequeña presidencia de comisión en donde se van a hacer súper famosos”, señaló la periodista quien además afirmó que “aquí hubo gente, compañeros, que se vendieron por tres migajas y tendrán ahora que repensar respecto de su actitud” en referencia al pacto que al FA le permitía encabezar las comisiones de Educación, Defensa, Vivienda y Medio Ambiente.

Aunque esta no es la primera vez que Jiles realiza “acciones subversivas” contra la oposición y su propio conglomerado, el “historial” de la diputada se remonta incluso a semanas previas a asumir en el cargo. Ya ha instalado un estilo “más duro” donde va directo contra personajes que cumplen roles clave o contra instituciones. Es una verdadera “iconoclasta”, dicen en el mundo político.

Se trata de una las relaciones más complejas para el Frente Amplio y que ha solo días de que la bancada cumpliera un año en funciones ha demostrado ser un factor de tensión importante. Parte de su estrategia es cuestionar públicamente a los liderazgos más importantes de su mismo sector.

Uno de sus blancos recurrentes: Gabriel Boric

La primera “acción” que realizó la “Comandante Pamela” fue antes de asumir como diputada por el distrito 12. El 29 de noviembre de 2017, la periodista dio una entrevista al Canal Vía X en la que fue consultada sobre un eventual apoyo del Frente Amplio a la candidatura de Alejandro Guillier, al respecto Jiles cuestionó al bloque por no tener intenciones de sumarse a una posible administración del candidato de la Nueva Mayoría. “No entiendo todavía algunas cosas muy confusas e infantiles, o cobardes, como por ejemplo ‘no formaremos parte de un gobierno’. Yo creo que eso debe hablarse, tratarse”, afirmó la entonces legisladora electa.

Incluso, la periodista postuló -algunos dicen que con ironía- al diputado autonomista Gabriel Boric para encabezar el cartera de Hacienda en caso de que ganara el senador por Antofagasta. “A mí me parece que siempre hay que aspirar a lo más y que esa siempre debió ser nuestra perspectiva. Que debimos darle valor político a este 20% y que hoy día la discusión debería ser otra: Gabriel Boric al Ministerio de Hacienda”.

Un día después, Boric agradeció, pero señaló “el Frente Amplio ha decidido no formar parte de un futuro gobierno y, por cierto, yo no tengo competencias necesarias para ese cargo”. En el mismo tuit el ex presidente de la Fech endureció el tono y le pidió a la periodista respetar los “procesos colectivos. Así avanzamos”.

La respuesta de Jiles no se hizo esperar y le dijo al dirigente del Movimiento Autonomista que solo “contestas al titular -que tergiversa la información- sin haber visto la entrevista” y lo repasó diciendo que estaba “de acuerdo en que no tienes las competencias“. El diputado le respondió: “Te invito a ser parte de ellas (las decisiones colectivas) y no actuar solo por ti y ante ti“. Algo que molestó a Jiles quien invitó a Boric a “dejar el ridículo rol de comisario político porque no eres mi jefe sino mi igual, salvo que con menos experiencia y más ínfulas”.

Se trató del primer desencuentro público entre la periodista y el ex presidente de la Fech, al que le seguiría los cuestionamientos de la diputada a la participación de Boric y su par de RD, Natalia Castillo, en el Acuerdo Nacional por la Infancia convocado por La Moneda. En entrevista con Radio Cooperativa, la diputada humanista afirmó que la comisión impulsada por el Ejecutivo buscaba ser una “cocina de Piñera” y afirmó que a ella “concurren algunos incautos que andan volando bajo”, en referencia a sus compañeros de coalición. Incluso señaló que “el Frente Amplio no ha aprobado la participación de absolutamente nadie en estas comisiones“.

En noviembre, Jiles volvió a la carga contra el dirigente del Movimiento Autonomista. A raíz de la reunión que sostuvo Boric con el ex frentista Ricardo Palma Salamanca, autor del asesinato de Jaime Guzmán, en Francia; y a los cuestionamientos por ser sorprendido manejando una motocicleta sin contar con los documentos del vehículo, la dirigenta del PH publicó en redes sociales un “decálogo” en el que afirmó que “no me parece aceptable sostener reuniones políticas secretas“, ni aceptar “invitaciones financiadas por personas u organizaciones fuera de las oficiales y aprobadas por el Congreso”. Además la diputada humanista señaló no conducir bajo los efectos del alcohol ni participar “en cocinas ni en comisiones truchas digitadas en La Moneda”, apuntando con esto directamente al ex presidente de la Fech.

Renuncia a presidir la comisión de Familia y juega papel clave en caída de Silber

Otro hecho en el que la diputada del PH hizo notar su estilo “disruptivo” fue su renuncia a la presidencia de la comisión de Familia, la que se concretó el 5 de septiembre del año pasado, en medio de un escenario en el que su par del Partido Liberal, Vlado Mirosevic, había decidido dejar de encabezar la comisión de RR.EE. Fue justamente Mirosevic uno de los protagonistas de la renuncia de Jiles, esto debido a que además el representante del PL integraba la comisión de Ética que, días antes, había decidido sancionar a la periodista por increpar al UDI Ignacio Urrutia, luego de que este calificara a las víctimas de la dictadura como “terroristas con aguinaldo”.

Sobre la decisión de sus compañeros de bloque de apoyar la sanción en su contra, la diputada afirmó que este fue un factor clave al momento de abandonar la presidencia de la Comisión de Familia. “Es ofensivo e inexplicable que hayan votado por sancionar mi solitaria y clara defensa de los derechos humanos. Esta vergonzosa actitud no me denigra a mí, sino a todos los que luchan y que han confiado en que los parlamentarios del Frente Amplio los defendamos “, señaló Jiles.

Aunque la diputada desplegó con toda fuerza su estilo, el pasado 11 de marzo. Fue entonces cuando destapó el secreto a voces que se comentaba en el mundo político sobre el entonces candidato de la DC para presidir la testera, Gabriel Silber.Hoy cobra especial importancia este mensaje que comparto. Debemos denunciar el maltrato contra una mujer, especialmente cuando el agresor es poderoso e influyente“, escribió la periodista al retuitear mensajes de apoyo a la esposa del dirigente DC.

No solo eso, la congresista minutos antes había compartido una noticia de un medio regional que difundía una carta anónima, enviada por mail a diputados y senadores, en la que se acusaba de maltrato al diputado en contra de su esposa, la ex vicepresidenta de la DC Cristina Orellana. “Basta de apariencias, los hechos no se pueden ocultar”, escribió la legisladora detonando la “bomba” que dinamitó la candidatura de Gabriel Silber.

La arremetida contra Santiago Pavlovic

Aunque los “actos subversivos” de Jiles no solo han ido contra políticos. En la sesión del 7 de mayo del año pasado de la comisión de Derechos Humanos, la diputada pidió que la instancia oficiara a TVN y al Colegio de Periodistas sobre el rol y las responsabilidades de funcionarios del canal estatal en el caso “Operación Alfa Carbón”. Los dardos de la diputada apuntaban a uno de los emblemas de la señal pública: su colega y ex jefe en Informe Especial, Santiago Pavlovic, sobre quien señaló que en ese época era “el jefe de prensa de la época”.

No obstante, no era la primera vez que la frenteamplista las emprendía con su colega. Ya a fines de 2004, la actual diputada criticó a Pavlovic en la columna “Rostros cómplices” publicada en edición Nº 143 de The Clinic, en la que acusaba al periodista de “descubrir, con treinta años de retraso, que durante el régimen (militar) que él sirvió con entusiasmo, se quemó vivas, electrocutó y asesinó a personas indefensas en recintos secretos de detención”. En el texto además acusaba de haber sido el “periodista estrella del máximo organismo de propaganda y encubrimiento de la dictadura, premiado por sus servicios a Pinochet con una beca en Alemania, después de la cual se reintegró en gloria y majestad al staff periodístico, del régimen, destinado a ocultar las mismas violaciones a los derechos humanos que hoy denuncia compungido”.

La respuesta del fundador de Informe Especial no se hizo esperar y dos ediciones después a través del mismo medio público una carta en la que respondía a Jiles sobre quien señaló que estaba “dedicada a la caza de brujas y no me extraña. Es parte de su estilo ex post, algo canalla y a la segura. Cuando estuvo en Informe Especial y en TVN nunca reclamó por nada, nunca firmó una carta de protesta por alguna censura o por alguna diferencia editorial con la dirección del Canal, o con el Directorio de TVN”. También aseguraba que la periodista “nunca nos acompañó en una pelea periodística, nunca se mojó su emplumado culo por algo o por alguien”.

Incluso Pavlovic recordaba que “curiosamente ha sido Pam, la única periodista que ha salido del Canal sin que nadie lo lamente, sin una cena de despedida, sin que alguien la recuerde con afecto y consideración”.

El “estilo Jiles” se ha hecho notar incluso desde antes de su época parlamentaria. Cuando era candidata a diputada no tuvo mayores problemas para llamar públicamente a que los independientes participaran en las primarias de Chile Vamos para que votaran por Manuel José Ossandón.

Su objetivo era que se derrotara a Sebastián Piñera para que no pudiera presentarse en la primera vuelta, siendo el candidato mejor posicionado de la centroderecha. Incluso, publicó en redes sociales un instructivo sobre cómo operar ese día en las elecciones que no eran de su sector. Se mostraba, así, cómo sería el rudo estilo que hasta el día de hoy Jiles ha llevado a cabo.

Las columnas de Opinión son presentadas por:
Ver más

También te puede interesar: