Publicado el 31 de marzo, 2020

Dirigentes de Pymes, Juan Pablo Swett y Rafael Cumsille: «La clase política nos ha fallado»

Autor:

Sofía Del Río

La demora en el despacho de ley «Protección al Empleo» ha generado molestias y preocupación en los líderes del mundo emprendedor y de la micro, pequeña y mediana empresa. El viernes sufrió un revés en la Cámara y hoy debería ser votado en el Senado. «Llamamos a aprobar el proyecto con urgencia», señala Swett. «Ni las propias autoridades, que sin duda están tomando buenas medidas, logran dimensionar la catástrofe que estamos viviendo», subraya Cumsille.

Autor:

Sofía Del Río

¿Debiese llegar a más gente El Líbero?

Si tu respuesta es afirmativa, haz como cientos de personas como tú se han unido a nuestra comunidad suscribiéndose a la Red Líbero (0.5 o 1 UF mensual). Accederás a eventos e información exclusiva, y lo más más importante: permitirás que El Líbero llegue a más gente y cubra más contenido.

SUSCRÍBETE AHORA
Recibe en tu correo Lo mejor de la prensa
Suscribirse

«El viernes pasado, la presidenta de la Comisión del Trabajo de la Cámara de Diputados se tomó siete horas para analizar indicaciones abiertamente inconstitucionales que ponían en riesgo de quiebra a un gran número de pequeñas, medianas y grandes empresas, situación que retrasó innecesariamente el proceso de discusión y que provocó que se rechazara el esperado proyecto de protección al empleo anunciado por el Gobierno«. Así comienza la carta titulada Chile Tercero, publicada el domingo en El Mercurio por la presidenta de la Asociación de Emprendedores de Chile (Asech), Alejandra Mustakis; el presidente nacional de la Confederación de Comercio Detallista y Turismo de Chile (Confechtur) y dirigente de Conapyme, Rafael Cumsille, y el presidente de Multigremial Nacional, Juan Pablo Sweet. Ayer el proyecto de ley Protección al empleo -al que se refieren en la carta-, fue sprobado en Comisión Mixsta y hoy será votado en sala del Senado.

El texto legal busca, según ha explicado el Ejecutivo «proteger el empleo y la situación de los trabajadores por medio de medidas transitorias», como la suspensión de la relación laboral -pero no el término- manteniendo los derechos de los trabajadores y sus ingresos a través del Seguro de Cesantía.

En conversación con El Líbero Juan Pablo Sweet y Rafeal Cumsille, detallan el drama de las pymes  en la crisis del coronavirus y cómo los perjudica el retraso de la ley.

Swett: «No se puede obligar a nadie a pagarle un sueldo a un trabajador si no tienes la plata»

-¿Cómo le perjudica al mundo de los emprendedores la demora del la ley «Protección al empleo»?

-En la medida que se vayan generando más ciudades en cuarentena, los emprendedores se verán obligados a cerrar, y muchos de ellos no quieren despedir a sus trabajadores entonces ven en la alternativa del proyecto de Protección al Empleo, una posibilidad donde puedan mantener el vínculo laboral y que estos se puedan acoger al Seguro de Cesantía, obviamente disminuyendo los gastos. Para las pymes y los emprendedores esta es toda la diferencia entre que tengan que quebrar y cerrar sus empresas o que puedan apostar a que el virus se contenga en los próximos dos meses y puedan retomar sus actividades en tres meses.

-¿Qué le parece a usted el proyecto en sí?, ¿lo valora?

-Obviamente valoramos el proyecto, creemos que todo es perfectible, que se puede hacer indicaciones nuevas a la ley, se puede ir mejorando, pero necesitamos la urgencia de tener algo para empezar, y eso es lo que alegamos, por qué se tienen que demorar tanto en sacar un proyecto que no va a ser perfecto todavía, pero que permite para las pymes y emprendedores contar con una alternativa para sus trabajadores.

-¿Se han reunido los representantes de los emprendedores para abordar estos temas con el gobierno? ¿Cuál es su visión respecto a la preocupación del gobierno en materia económica por toda esta crisis sanitaria?

-Hemos tenido reuniones casi dos veces a la semana con el ministro de Hacienda para abordar todos estos temas, para poder ver cuáles van a ser los planes de contingencia. Con el ministro Palacios también, permanentemente todas las semanas, por lo tanto ha sido un trabajo bastante estrecho, viendo qué se necesita del mundo de la micro, pequeñas y medianas empresas y cómo se puede avanzar rápido en las medidas. En ese sentido el llamado que hemos hechos es a generar una mesa transversal con todos los sectores, con el gobierno, y con el mundo de las pymes.

-En entrevista con El Líbero, Óscar Guillermo Garretón cita un informe de JP Morgan, en EE.UU. que establece cuántos días puede resistir una pequeña empresa sin ingresos, hay un 25% que a los 13 días quiebra; las empresas medianas a los 57 días, y hay un pequeño grupo de un 25% que podría resistir más tiempo. ¿Esta realidad es comparable con la de Chile? ¿cómo afecta la cuarentena en esta situación? 

-En Chile los números son más complicados: del millón de micro, pequeñas y medianas empresas, menos de un 10% obtiene utilidades, lo que significa que las empresas viven en el día a día, si no venden, no pagan sueldos, no pueden pagar la luz, y los arriendos. En ese sentido el mundo de pymes acá tiene en promedio una caja que no supera los 30 días y en muchos casos esa caja no supera los diez días y viven en el día a día. Esa es la situación actual y claramente estamos muy lejos de EE.UU. y muy alejados del informe de la Cámara de Comercio donde dijo que el mundo del retail tenía 90 días para poder funcionar, me imagino que eso será en las grandes empresas, pero en el comercio minorista, no llega a los 20 días. 

-¿Qué opina respecto de los parlamentarios que presentaron indicaciones que se dijeron eran inconstitucionales y demoraron el proceso de la ley?

-Eso es lo que pasaba hace dos años. Nosotros esperábamos que esta crisis fuera similar a lo que ocurre cuando Chile tiene un terremoto, donde todos se ponen a legislar poniendo primero a Chile y dejando de lado sus peleas, sus cálculos mezquinos, sus ideologías, sus cálculos populistas, y obviamente sacando leyes en la medida que el país lo necesite. Claramente lo vimos en la reforma tributaria, lo que nos costó sacar los votos para legislar, y nos pasamos años discutiendo este tema, por lo tanto, ahora nos molesta mucho que en una situación de catástrofe, con una crisis por delante que puede costarnos un millón de empleos y más de cien mil pymes quebradas, sea tan político y tan mezquino a la hora de evaluar un proyecto de ley que, insisto, era necesario que saliera urgente, después se podía perfeccionar, pero necesitábamos tener un proyecto de ley que amparara a los trabajadores del mundo de la micro, pequeña y mediana empresa sin que estas tuvieran que quebrar. 

-Ayer, el ex subsecretario de Hacienda, Julio Ditborn, planteó en una carta que no se podía poner a todos los diputados en el mismo “saco”, y que había que puntualizar con nombre y apellido los que están trabando esto. ¿Qué opina respecto a esto y a qué diputados en particular se referiría usted?

-Efectivamente en la Comisión de Trabajo se tomaron siete horas para discutir temas abiertamente inconstitucionales, obviamente parte de la derecha no fue y parte de los diputados oficalistas no fueron quienes rechazaron esta discusión, y acá vemos que es un problema entre las clases políticas que no sabe conversar. Obviamente la Cámara de Diputados ha hecho lo suyo en términos de bloquear las medidas del gobierno, y por otro lado el gobierno no ha sabido conversar con la oposición para poder obtener los votos de manera de poder sacar las cosas rápidas. Acá todos han peleado con todos y creemos que la clase política como un todo nos ha fallado.  Efectivamente hay algunos que quieren atornillar mucho más al revés en un momento en que las pymes necesitamos leyes, pero lo que nosotros queremos es que de ambos lados se cuiden los mensajes y que puedan sentarse a trabajar juntos.

-¿Cómo lo están haciendo en esta materia en otros países? ¿Siguen pagándole a los trabajadores a pesar que no estén trabajando?

-Buscar que por ley una empresa le tenga que pagar el sueldo a un trabajador es bastante complicado. Cuando no hay venta, en el mundo de las pymes no hay plata para pagar los sueldos y, en ese sentido, no hay ninguna ley que haga que llueva plata para poder mantener los sueldos de los trabajadores, ese es el problema. Es el laberinto de muchas pequeñas y medianas empresas: sin caja, sin posibilidad de poder acceder al sistema financiero, sin plata en las cuentas corriente, con las ganas de poder cumplir con sus trabajadores, pero cuando no hay plata no se puede solamente, y ninguna ley va a cambiar eso. Finalmente las medidas que salgan en los demás países tienen que ver con lo que está haciendo el gobierno, apelar a los seguros de cesantía, apelar a los fondos que hoy día existen para estos temas y de esa forma poder de evitar que esta crisis tenga un impacto mayor.

-¿Por qué las indicaciones presentadas en la comisión del Trabajo son inconstitucionales?

-Son abiertamente inconstitucionales porque hoy no se puede obligar a nadie a pagarle un sueldo a un trabajador si no tienes la plata.

Rafael Cumsille: «El servicio público no es llegar a ciertos cargos para obstruir»

El presidente de Confechtur y dirigente de Conapyme, Rafael Cumsille, analiza la situación de las pymes y la tramitación del proyecto. «Pienso que en una catástrofe como la que vive Chile, todo el mundo tendría que estar detrás del gobierno», señala.

-¿Cómo le perjudica al mundo de los emprendedores la demora de este proyecto?

-Esto afecta a miles de empresarios de menos tamaño, porque debido a como está la situación, y observando que esto no va a termina tan luego, no cabe ninguna duda, y no es temerario decir, que hay cientos o tal vez miles de mipymes que quedarán en el camino. El comercio y el turismo, que es lo que representamos, generamos empleos para más de 2 millones de personas. Entonces de no aprobarse la ley, que yo espero que se haga, sería una gran irresponsabilidad de aquellos parlamentarios que votaron ya en contra, porque no existe otro camino. Las ventas, en algunos casos, están en cero. Es una situación muy completa, que creo que ni las propias autoridades, que sin duda están tomando buenas medidas, logran dimensionar la catástrofe que estamos viviendo.

-¿A usted qué le parece el proyecto de ley que buscar reguardar el empleo en sí mismo?

-Muy bueno, porque en primer lugar, permitiría no finiquitar a nuestros colaboradores, y como en el comercio detallista son empresas casi familiares, se tiene un tiene un trato muy directo. No es lo mismo una gran empresa con 300-500 trabajadores, que una micro empresa de 1 a 9, o de una pequeña de 1 a 49. Entonces hay un trato muy directo de parte del empleador con sus colaboradores, nosotros conocemos a sus familias, especialmente en las regiones del país, que son muy familiares y prácticamente el problema de un colaborador se transforma en un problema para el empleador, que también lo atiende y busca su solución.

-¿A esta situación actual por el coronavirus hay que sumarle las pérdidas por el estallido social?

-Pero por supuesto, yo no sé si llamarla «crisis» verdaderamente, creo que con el tiempo vamos a poder analizar de que se trató eso, porque muchos hablan de una estampida espontánea. Siempre cuando hablaban de espontáneo en la televisión o en la radio, nunca estuve de acuerdo, porque estos movimientos no son espontáneos, son muy organizados y planificados. Y esto no solo afectó los locales alrededor de la Plaza Italia, que hay muchos locales, en muchas comunas donde hubo violencia, y la verdad es que no entiendo que sea pacífica toda la destrucción que hubo en Chile, que se calcula en 5 mil millones de dólares, y ¡pucha que hacen falta ahora!

-¿Cómo encuentra que ha sido la actuación del gobierno en materia económica?

-Lo encuentro muy bueno. Personalmente le pongo nota 7 al ministro de Hacienda, igual también en el Ministerio de Economía. Ha habido mucho contacto, a mí me han dado línea directa con el ministerio de Economía, me llaman prácticamente todos los días, para que les informemos de nuestras aspiraciones, qué es lo que está pasando, etc.

-¿Qué opina de las medidas han tomado en otros países respecto a las pymes?

-Lo que han hecho en el extranjero es determinar cierres, prácticamente nacionales, pero creo que esas son medidas apresuradas que más perjudican todavía. Porque por lo menos en aquellas ciudades en Chile, donde aún no se han adoptado esas medidas, algo venden, aunque sea muy poco y los trabajadores pueden llegar a sus lugares. Nosotros estamos de acuerdo en que hay que proteger la salud, no cabe ninguna duda. Y me gustaría hacer un llamado, porque hemos visto críticas y críticas y yo le diría a esa gente que se dedica a fomentar la crítica que la cortara, que no aporta.

-Julio Dittborn, ex subsecretario de Hacienda, dijo en una carta que no se podía meter a todos los diputados en el mismo saco y que había que puntualizar con nombre y apellido? ¿Usted cree lo mismo?

-Me abstengo de darle los nombres en este minuto. Nosotros lo que hacemos es que le informamos a nuestras bases todas las votaciones que hay en el Congreso, entonces siempre informamos quiénes han apoyado y quiénes han estado en contra para conocimiento de nuestras bases. Para decir que en sus respectivos distritos pueden hablar con esos parlamentarios.

-¿Qué llamado le haría al Senado?

-Confío mucho en los senadores, creo que la gente que está en el Senado tiene mucho mayor capacidad y mayor claridad sobre lo que estamos viviendo. Hay algunos que son la excepción, pero no vale la pena nombrarlos porque el país los conoce.

Las columnas de Opinión son presentadas por:
Ver más

¿Debiese llegar a más gente El Líbero?

Si tu respuesta es afirmativa, haz como cientos de personas como tú se han unido a nuestra comunidad suscribiéndose a la Red Líbero (0.5 o 1 UF mensual). Accederás a eventos e información exclusiva, y lo más más importante: permitirás que El Líbero llegue a más gente y cubra más contenido.

SUSCRÍBETE AHORA

También te puede interesar: