Actualidad Informativa es presentado por:
Publicado el 23 de noviembre, 2018

Denuncia de abuso sexual empaña llegada al poder de nueva directiva NAU a la FEUC

Autor:

Bastián Garcés

Hoy, a las 18:30 horas será el cambio de mando de la Federación de Estudiantes de la Universidad Católica, en donde Belén Larrondo asumirá la presidencia. Ayer, la nueva directiva envió una declaración al consejo de la federación en la que admiten una denuncia por abuso sexual contra un miembro del movimiento que fue parte de la lista del NAU, ocurrido en agosto de este año.

Autor:

Bastián Garcés

Recibe en tu correo Lo mejor de la prensa
Suscribirse

«Dentro del movimiento existe una denuncia por abuso sexual que involucra a dos militantes«, de esta forma comienza el relato con el que la directiva de la FEUC 2019 reconoció -en una carta dirigida al consejo de federación, a la que obtuvo acceso «El Líbero«- un caso de violencia sexual ocurrido al interior del movimiento y del cual Belén Larrondo, quien hoy asumirá la dirección del organismo, tenía conocimiento.

«La situación de abusó ocurrió a finales de agosto del 2018, se denunció de manera no oficial a fines de septiembre a una persona del equipo de campaña y se formalizó la denuncia dentro del movimiento el viernes pasado», continúa el texto de la lista que fue electa a principios de este mes.

Se lee que «pocos días después del abuso, la persona afectada le comunica esto a sus amistadas más cercanas, entre ellas la presidente (electa, Belén Larrondo) de nuestra directiva«. Algo que, afirman en el documento, se hizo bajo «un compromiso de estricta confidencialidad» dado que la víctima «afirmó no querer activar el protocolo de denuncia del movimiento».

El mismo mes que se realizó la «denuncia de manera no oficial», en la carta precisan que la NAU eligió a los candidatos que competirían por acceder a la Federación de Estudiantes de la Universidad Católica en la primera vuelta, llevada a cabo el 23 y 24 de octubre. En ese proceso, según afirman en la declaración, la «persona denunciada fue electa como parte de la lista«.

Un día después de la elección de los candidatos, se lee en el texto que la víctima transparentó a un miembro del equipo de campaña su «malestar por la presencia de la victimaria en la lista FEUC», razón por la cual Belén Larrondo, quien en ese entonces era candidata a presidenta, manifestó a otros miembro del equipo «que hay una potencial denuncia que involucra a una persona de la lista«. En la carta agregan que «esa noche el equipo de campaña decide «restar de la candidatura a la persona denunciada, comunicándole a la presidenta que se harán cargo de la situación y alejándola de cualquier tipo de decisión con respecto a esto».

El texto enviado al consejo de federación además señala que si bien se decidió restar a la persona denunciada del proceso de campaña, ella volvió a «trabajar de manera intermitente en múltiples espacios hasta el fin de las elecciones«.

La carta de la FEUC 2019 puntualiza que «luego de las elecciones, algunos de los hitos mencionados anteriormente son divulgados. El resto de la directiva se entera de estos el domingo 11 de noviembre a través de personas externas al movimiento«. Es decir, cuatro días después de la segunda vuelta, en la que la NAU resultó electa con el 57,9% de las preferencias.

Según el texto, el viernes 16 de noviembre se llevó a cabo una reunión con el equipo de campaña en la que se transparentó al movimiento «los errores cometidos y lo ocurrido en este periodo«.

«Ante estos momentos tan complejos, tanto para nosotros como para nuestros compañeros es que le pedimos la mayor de las disculpas a la comunidad universitaria por la demora en aclarar los hechos acontecidos«, señala la FEUC 2019 en los últimos párrafos de la declaración enviada ayer a la cadena del consejo y sostienen que trabajaran en «pos de una universidad que sea un espacio seguro para todo el estudiantado».

Al ser consultada sobre la veracidad de la carta, Belén Larrondo, confirmó a «El Líbero» que fue enviada este jueves a la cadena del consejo de federación. No obstante, prefirió no referirse al tema.»El Líbero» intentó contactarse con otros miembros de la directiva electa, la FEUC 2018 y de la coordinación del NAU pero no obtuvo respuesta.

Cambio en la coordinación interna del NAU

La carta de la directiva que asumirá hoy la conducción de la Federación de Estudiantes de la Universidad Católica del próximo año, se realizó cinco días después de que la Nueva Acción Universitaria, movimiento del que han surgido figuras como los diputados Giorgio Jackson y Miguel Crispi, emitiera un comunicado refiriéndose al tema.

En el texto difundido a través de su página de Facebook, el domingo 18 de noviembre, la NAU señala que «ciertas situaciones de violencia de género que involucran a militantes de nuestro movimiento, no siempre se ha actuado según nuestro compromiso con la lucha feminista» y afirma que a raíz de eso se decidió «restar de los espacios internos del movimiento a las personas involucradas del equipo de campaña y la coordinación», además de «elegir una coordinación interina que acompañe un proceso de reestructuración de la orgánica del movimiento».

Un día antes de enviar la carta al consejo de federación, la nueva directiva de la FEUC emitió un comunicado público, que fue difundido a través del grupo de Facebook de estudiantes de la UC. En el texto, publicado alrededor de la 01:29 de la madrugada, los integrantes de la FEUC electa señalan que no forman «parte de quienes hoy día son excluidos de los espacios de nuestro movimiento y serán sometidos a un Tribunal de Disciplina». Y hacen un «llamado a que, respetando estos procesos, se tenga resguardo con la salud mental de las compañeras y compañeros involucrados, siempre teniendo en cuenta nuestros principios feministas«.

El activo rol del NAU en la denuncia anónima contra el candidato a presidente del Movimiento Gremial

Las elecciones de la FEUC de este año estuvieron marcadas por acusaciones de este tipo las que recayeron sobre la lista de izquierda Surgencia -lo que terminó con la expulsión de un candidato- y el Movimiento Gremial (MG).

En el caso del gremialismo, la acusación se realizó de manera anónima, a través de una página de Facebook, contra el presidente de la lista Ignacio Palma a dos días de que se llevara a cabo la primera vuelta de las elecciones.

La denuncia contra el estudiante de Ciencia Política generó que durante la realización del último debate los candidatos de la NAU y Surgencia se restaran de participar en la instancia, acusando que no podían compartir espacio con un abusador.

Mientras el debate se desarrollaba con la lista del Movimiento Gremial y Solidaridad, Belén Larrondo realizaba un discurso sobre el tema afuera del anfiteatro. Estas acciones fueron realizadas cuando la candidata del NAU para presidir la federación, ya estaba en conocimiento del caso que afectaba a su movimiento.

«Ayer se presentó la declaración anónima de abuso sexual inculpando a un candidato del Movimiento Gremial», señaló en la instancia la candidata a presidenta de la NAU, quien dijo que «frente a esta situación esperábamos que hoy se diera un día de reflexión y sensatez, pero a más de 12 horas de la difusión pública, el movimiento no ha tomado el peso y su discurso en los patios refleja la falta de cuestionamiento en sus militantes y representantes».

«Cada vez que se presenta una situación así, todas quienes hemos vivido algo similar pasamos por un proceso de revictimización que no podemos pasar por alto», afirmó Larrondo e indicó que «como NAU abandonamos el debate ya que no estamos dispuestas a ser cómplices de quienes le dan la espalda a nuestras compañeras que han sufrido de violencia sexual«.

Carta de la directiva FEUC 2019 al consejo de federación

Las columnas de Opinión son presentadas por:
Ver más

También te puede interesar: