Actualidad Informativa es presentado por:
Publicado el 26 de junio, 2019

De la calle a la papeleta: El camino electoral de los dirigentes gremiales

Autor:

Bastián Garcés

El presidente del Colegio de Profesores, Mario Aguilar, descartó que buscaba una candidatura para gobernador de la Región Metropolitana, sin embargo, ya tiene experiencia en el tema: en 2012 compitió para ser alcalde de Santiago. Como él, varios dirigentes han dado el salto desde las movilizaciones a la política nacional. Arturo Martínez, Jaime Gajardo, Esteban Maturana y los diputados Gabriel Boric, Giorgio Jackson y Camila Vallejo son algunos de ellos.

Autor:

Bastián Garcés

Recibe en tu correo Lo mejor de la prensa
Suscribirse

«No tengo ninguna intención ni interés en ser candidato a gobernador. Ni siquiera sé exactamente en qué consiste ese cargo«, afirmó este lunes en CNN Chile el presidente del Colegio de Profesores, Mario Aguilar, respecto al interés que tendría el Partido Humanista, colectividad en la que milita, para que sea candidato a gobernador por la Región Metropolitana en las elecciones municipales de 2022.

La información fue dada a conocer el domingo pasado por un reportaje de La Tercera en el que se señalaba que el PH estaba interesado en el actual líder del magisterio, quien no iría a la reelección, para competir en los comicios del próximo año. Incluso, el ex timonel de la tienda, Octavio González, señaló que «todos sus esfuerzos» han estado en el organismo gremial. Sin embargo, afirmó que «a muchos nos gustaría que él fuese representante humanista en el Congreso, (en una) gobernación, o en un municipio«.

La idea comenzó a circular en momentos en que el paro de profesores se encuentra en su mayor nivel de tensión, lo que se ha demostrado con intentos por parte de docentes de tomarse edificios públicos o el caso de una maestra que increpó a la ministra de Educación, Marcela Cubillos, mientras se encontraba en el cementerio, el domingo. Situaciones por las que el gobierno ha afirmado que la continuidad de la movilización tiene una «motivación política».

Aún falta más de un año para las elecciones, pero si el presidente del Colegio de Profesores decide competir para ser gobernador de la Región Metropolitana, no sería el primer dirigente que cambió la representación gremial por un cargo electoral. De hecho, el mismo Aguilar compitió para ser alcalde de Santiago en las elecciones municipales de 2012. Lo hizo por el pacto Mas Humanos, compuesto por el Movimiento Amplio Social, del senador Alejandro Navarro, y el Partido Humanista.

«Somos una candidatura que emerge desde los movimientos sociales, yo pertenezco a los movimientos sociales, pertenezco a los movimientos ciudadanos. Esa es mi identidad, mi lucha, mi trayectoria social. Soy dirigente de los profesores», afirmó en aquella oportunidad el entonces candidato en una entrevista a Radio Portales, en la que sacó a relucir su rol gremial.

Los intentos de dirigentes de la CUT, la Anef  y la Confusam por llegar al Congreso

Tres años antes de que Aguilar compitiera por sentarse en el sillón municipal de Santiago, tres dirigentes gremiales optaron por este camino: Arturo Martínez, entonces presidente de la Central Unitaria de Trabajadores (CUT), quien fue candidato por un cupo en la Cámara de Diputados por el distrito 16, compuesto por las comunas de Colina, Lampa, Tiltil, Pudahuel y Quilicura.

Martínez, en ese entonces militante del Partido Socialista, fue a la papeleta por el pacto entre la Concertación y el Juntos Podemos Más. Aunque no fue el único dirigente que fue sondeado por el PS para competir por el distrito 16. El presidente de la Asociación Nacional de Empleados Fiscales (Anef), Raúl de la Puente, bajó su candidatura a favor del presidente de la CUT. Pese a este apoyo, Martínez no logró un escaño. Gabriel Silber, su compañero de lista, consiguió 48.333 votos, superando por casi 10 mil preferencias, al líder sindical quien obtuvo 38.649.

«La ANEF no va a confrontarse con la CUT en una candidatura por un cupo parlamentario; y tampoco va a rogar al partido Socialista que yo lo represente en tal distrito«, afirmó entonces el dirigente de la Anef al entregarle su apoyo a Martínez. Incluso, De la Puente señaló que «en  conocimiento de que no existen los espacios necesarios para todos los dirigentes sindicales que postularon sus candidaturas al interior del Partido Socialista y teniendo presente las aspiraciones de la Central Unitaria de Trabajadores y de su presidente de confluir su candidatura en el distrito mencionado anteriormente, he tomado la decisión de revocar mi candidatura al Parlamento».

Meses antes de las elecciones, Martínez y De la Puente encabezaron movilizaciones. Mientras el presidente de la Anef mostró su apoyo al paro que mantenían los funcionarios de Gendarmería, el líder de la CUT convocó a paros nacionales, los que incluyeron jornadas en las que el Central de Trabajadores logró organizar hasta cuatro marchas de forma simultánea en el centro de Santiago.

No fue el único líder gremial que intentó llegar al Congreso a través del pacto entre Concertación y el Juntos Podemos Más. El entonces militante del Partido Comunista y dirigente de la Confederación de Trabajadores del Cobre, Cristián Cuevas, postuló por un cupo en la Cámara por el distrito 46, que albergaba a las comunas de Lota, Los Álamos, Arauco, Cañete, Contulmo, Curanilahue, Lebu y Tirúa.

«Yo no he sido candidato porque quería darme un gusto, como muchos otros que uno ve, que es la primera vez que salen a la calle a hablar con la gente. Yo soy candidato porque en Chile los trabajadores no tienen voz en las instancias de decisión hace 35 años», afirmó durante su campaña Cuevas, quien se había hecho conocido dos años antes cuando había encabezado las movilizaciones de trabajadores de Codelco, las que mantuvieron paralizadas las actividades de la cuprífera estatal durante dos meses.

Sin embargo, el dirigente no logró ser electo. Fue superado por cerca de 8 mil votos por su compañero de lista, el socialista Manuel Monsalve, quien obtuvo 30.360 preferencias mientras que el líder de la Confederación de Trabajadores del Cobre consiguió 22.326. El dirigente volvió a postular al Congreso nuevamente en las elecciones de 2013, bajo el pacto de la Nueva Mayoría, y de 2017, en representación del Frente Amplio. En ambas volvió a quedar fuera de la Cámara Baja.

Otro dirigente que compitió en las elecciones de 2009 fue el presidente de la Confederación Nacional de Salud (Confusam), Esteban Maturana, quien meses antes había renunciado al Partido Socialista para unirse a Marco Enríquez-Ominami y buscar ser diputado por el distrito 10, que incluía comunas como La Calera y Quintero, por el Partido Progresista. Maturana al anunciar su candidatura se comprometió a aumentar los recursos que reciben los consultorios públicos en caso de resultar electo e incluso ofició de vocero de ME-O en materia de salud. No obstante, el dirigente de la Confusam consiguió poco más de 11 mil votos, una cifra bastante lejana a las que obtuvieron los diputados electos Andrea Molina (UDI, 36.000 preferencias) y Eduardo Cerda (DC, 30.017).

Aunque el Congreso no ha sido el único destino al que han apuntado los dirigentes gremiales. En las elecciones de 2012, el ex presidente del Colegio de Profesores, Jaime Gajardo, postuló para ser Consejero Regional (Core) de Santiago. De hecho, así lo comentó el líder del magisterio en una entrevista en El Siglo cuando fue consultado por su rol luego de dejar la presidencia del Colegio de Profesores: «Sigo en el gremio como segundo vicepresidente, encargado del área rural, o sea, de los profesores rurales, donde hemos hecho algunos seminarios al respecto. Y dentro del Partido Comunista asumí como encargado de la Comisión Sindical (…). También fui candidato a consejero regional (Core) en las últimas elecciones, donde perdimos por un estrecho margen. Pero por sobre todo sigo cumpliendo mi rol en el Colegio, porque estoy dentro de los cinco miembros del ejecutivo«.

También se da el caso de líderes de movimientos que han sido sondeados, incluso, para ser candidatos a Presidente de la República. Es el caso, del ex vicepresidente de la CUT y líder del Movimiento No más AFP. Luis Mesina, cuyo nombre sonó en el Frente Amplio como una alternativa para asumir la carrera presidencial de 2017. De hecho, dirigentes del conglomerado como Doris González, del movimiento de pobladores Ukamau y Esteban Silva, presidente de Fundación Constituyente XXI, plantearon públicamente esta posibilidad.

Sin embargo, Mesina -quien durante ese año había encabezado marchas en contra de las Administradoras de Fondos de Pensiones- descartó esa posibilidad, aunque no cerró la puerta completamente cerrada. «Yo siempre lo dije, no tengo aspiración política, sin embargo, las cosas nunca son estáticas. (Pensarlo así) sería tremendamente irresponsable. Nosotros vamos a evaluar, como coordinadora, qué es lo que vamos a hacer políticamente. A priori, nunca hemos descartado nada«, afirmó en la ocasión el líder de No más AFP.

Quien sí estuvo presente en las elecciones de 2017, fue la presidenta del Colegio de Periodistas, la comunista Javiera Olivares, quien compitió para lograr un cupo en el distrito 10, que incluye comunas como Santiago, Providencia, Ñuñoa.

La «bancada estudiantil»

Además de líderes sindicales, hay otro sector que ha logrado pasar a la política nacional: los dirigentes estudiantiles. En este caso son cuatro las figuras que luego de encabezar federaciones estudiantiles dieron el salto a un cargo de representación popular: las comunistas Camila Vallejo y Karol Cariola, y los frenteamplistas Gabriel Boric y Giorgio Jackson, quienes ingresaron a la Cámara Baja en las elecciones de 2013, luego de encabezar las movilizaciones estudiantiles de 2011 y 2012.

Camila Vallejo, presidenta de la Federación de Estudiantes de la Universidad de Chile (Fech) en 2011 y vicepresidenta 2012, postuló para representar al distrito 26 (La Florida) y obtuvo la primera mayoría con 62.505 votos. Cuatro años después, se reeligió al lograr 47.708 preferencias en el nuevo distrito 12, que además de La Florida incluía a comunas como Puente Alto y Pirque.

Otra líder estudiantil que obtuvo primera mayoría en la parlamentaria de 2013 fue su compañera de partido, Karol Cariola, quien logró 35.706 preferencias en el distrito 19 (Independencia y Recoleta). La militante del PC fue presidenta de la Federación de Estudiantes de la Universidad de Concepción (FEC) durante dos períodos, en 2009 y 2010.  La ex presidenta de la FEC resultó reelecta por un segundo período. Logró la primera mayoría en el nuevo distrito 9, que incluye a comunas como Independencia, Recoleta, Conchalí y Quinta Normal.

Las dirigentes del PC compitieron bajo el alero de la recién formada Nueva Mayoría, coalición que en esas elecciones apoyó al ex presidente de la Federación de Estudiantes de la Universidad Católica (FEUC) Giorgio Jackson, quien fue el otro protagonista de las movilizaciones estudiantiles de 2011. Gracias al respaldo de la NM, que optó por no presentar candidatos en el distrito 22 (Santiago Centro), Jackson fue electo diputado con la primera mayoría (55.060 votos).

En las elecciones de 2017, el ex presidente de la FEUC repitió la primera mayoría, esta vez como una de las principales figuras del Frente Amplio. En el distrito 10, que alberga comunas como Santiago Centro, La Granja y Providencia, Jackson obtuvo 103.337 votos y logró “arrastrar” a sus compañeros de lista Gonzalo Winter y Natalia Castillo.

El cuarto integrante de la “bancada estudiantil” fue Gabriel Boric, presidente de la Fech en 2012, quien ingresó al Congreso luego de obtener 15.417 votos en el distrito 60, en el que se encontraban comunas como Cabo de Hornos y Punta Arenas. Cuatro años después logró la reelección, como líder del Frente Amplio, repitiendo la primera mayoría en el nuevo distrito 28 -que agrupa a las mismas comunas que el distrito 60-, y logró 18.626 preferencias.

En las elecciones de 2017, el Frente Amplio logró sumar otros diputados que tienen un pasado como dirigentes estudiantiles, como el caso de la ex presidenta de la Fech Camila Rojas (Comunes), del ex presidente de la Feuc Miguel Crispi (Revolución Democrática), entre otros.

Pese a que la mayoría de los dirigentes del Frente Amplio provienen del mundo estudiantil, uno de los primeros en intentar dar el salto a la política nacional fue un militante del Partido Comunista: el ex presidente de la Federación de Estudiantes de la Universidad de Santiago, Camilo Ballesteros, que encabezó las movilizaciones estudiantiles de 2011, junto a Jackson y Vallejo. Dos años antes de ser nombrado director de la División de Organizaciones Sociales (DOS), del segundo gobierno de Michelle Bachelet, Ballesteros fue candidato a alcalde de Estación Central en las elecciones municipales de 2012, perdiendo por poco más de 600 votos contra el candidato de la Alianza Rodrigo Delgado (UDI).

Las columnas de Opinión son presentadas por:
Ver más

También te puede interesar: