Publicado el 09 de junio, 2020

Cómo se reinventará el turismo, uno de los sectores más golpeados por el coronavirus

Autor:

Sebastián Edwards

Se estima que este año se generarán pérdidas por US$ 3.900 millones en este rubro en Chile. A nivel mundial, se  proyecta una baja de entre un 58% y un 78% en los viajes internacionales, con pérdidas económicas de 2,7 billones de dólares en 2020. En este escenario la subsecretaria de Turismo, Mónica Zalaquett apuesta por una alianza público y privada, reactivación del ámbito nacional, además de nuevas tendencias, como viajes más cortos, menos masividad y un turismo más digitalizado.

 

Autor:

Sebastián Edwards

¿Debiese llegar a más gente El Líbero?

Si tu respuesta es afirmativa, haz como cientos de personas como tú se han unido a nuestra comunidad suscribiéndose a la Red Líbero (0.5 o 1 UF mensual). Accederás a eventos e información exclusiva, y lo más más importante: permitirás que El Líbero llegue a más gente y cubra más contenido.

SUSCRÍBETE AHORA
Recibe en tu correo Lo mejor de la prensa
Suscribirse

Una caída en la actividad económica sin precedentes. Hace unos días se conoció la fuerte caída de 14,1% experimentada por el Imacec de abril. Esto implicó una disminución numérica de 8,7% respecto del mes precedente y 12,4% en doce meses. Asimismo, el Banco Central afirmó que una contracción de esta magnitud se asimila a las registradas en 1982, cuando la economía sufrió caídas cercanas al 11%.

Según consignó el ente emisor, las actividades más afectadas fueron los servicios y el comercio, y, en menor medida, la construcción y la industria manufacturera. En los servicios, destacaron las caídas de educación y otros como el turismo.

Frente a este punto, el ministro de Economía, Lucas Palacios, señaló en entrevista a Radio Duna que «se va a dar una inyección de ingresos al sector del turismo para poder reactivar la industria a nivel nacional a partir de septiembre».

La inyección de ingresos anunciada por el jefe de la cartera de Economía se ve, hoy más que nunca, como un factor relevante para lograr el fin de levantar un rubro y un sector que ha sido fuertemente golpeado no solo con la llegada de la pandemia, sino que arrastra caídas y problemas desde el estallido del 18 de octubre.

A nivel nacional, el sector representa un 3,4% del PIB, y genera alrededor de 600 mil empleos, de los cuales un 90% son generados y entregados por las pymes, motor crucial de la economía nacional. De hecho, 100 mil trabajadores del turismo se acogieron a ley de protección del empleo y se estima que se generarán pérdidas por US$ 3.900 millones para este año.

Para dimensionar la problemática a nivel global, se estima que se está poniendo en riesgo entre 100 a 120 millones de empleos del sector turístico en todo el mundo. Se proyecta una baja de entre un 58% y un 78% en los viajes internacionales, con pérdidas económicas de 2,7 billones de dólares en 2020.

Un ejemplo concreto lo retrata The Economist en un artículo la semana pasada. En el se comenta la realidad en el aeropuerto de Heathrow, en Londres. En abril del año pasado, 6,8 millones de pasajeros pasaron por Heathrow. En cambio, en este mes de abril, algo más de 200.000 lo hicieron, menos que el promedio diario sin pandemia. Los movimientos de vuelo en Europa bajaron casi un 85%. 

Además, la Organización Mundial del Turismo de las Naciones Unidas predice una caída en el gasto en viajes internacionales de $ 910 mil millones a 1.2 billones este año. 

A modo de ejemplo en el ámbito local, se estima que las aerolíneas retomarán sus funciones de forma paulatina, permitiendo ingresar a menos pasajeros e implementando medidas sanitarias más estrictas. La directora comercial de Sky, Gloria Serrat, afirmó que «quisimos comenzar con itinerario pequeño, porque nos permite poder operar de manera segura y responsable, resguardando al máximo posible la seguridad y salud de todas las personas».

La compañía anunció que disminuirá en un 33% su capacidad a bordo, tomando resguardos de distanciamiento como bloquear todas las filas de asientos centrales al interior de los aviones. Solo operarán con aviones A320neo, los cuales renuevan el aire de toda la cabina cada tres minutos. Asimismo, habrá una sanitización constante de las cabinas.

Este ejemplo y otros implicarán una nueva forma de hacer y entender el turismo. Debido a esto, el sector se deberá reactivar de forma gradual, partiendo por viajes cortos que se realizan automóviles que no impliquen distancias largas. También se privilegiarán los espacios abiertos y el foco estará en fortalecer el «turismo de naturaleza». En el futuro será todo más personalizado: se evitará la masividad o el turismo en masa, se controlará la cantidad de turistas, se formarán grupos más pequeños de intereses, se desarrollará lo local. A esto se añade la digitalización, lo que implicará el fortalecimiento de los servicios online.

La subsecretaria de Turismo, Mónica Zalaquett, señala en una columna en El Líbero que «el turismo ya no será lo mismo: cambiarán tendencias, comportamientos, necesidades y requerimientos de los viajeros. Lo que se mantendrá incólume es el compromiso, el esfuerzo y el amor con el que miles de compatriotas han construido la industria turística nacional a lo largo y ancho de nuestro país».

Cifras del INE revelan  caída de -20% en el trimestre móvil febrero-abril

Seguido de esta nueva forma de entender el turismo, es inevitable que el sector se vea convulsionado con una fuerte ola de despidos ante la inactividad actual. Según la Federación de Empresas de Turismo de Chile, de los 600 mil puestos de trabajo que genera el sector, 120 mil se perdieron en el período febrero-abril. De esos 120 mil empleos que se perdieron en el trimestre móvil, 16,8% corresponde a alojamiento, 55,7% a servicio de comidas, 9,6% a transporte, 3,9% a agencias de viaje y el 14% restante a otras actividades turísticas.

Por medio de un comunicado, desde Fedetur afirman que los datos son muy negativos e inquietantes, considerando que aún falta por medir el impacto laboral de la pandemia en mayo, que no queda reflejado en las cifras que entregó el INE del trimestre móvil febrero-abril. «Un quinto de los empleos que genera la industria del turismo se perdió en este período, datos que muestran con crudeza la dimensión de la crisis que vive el sector, y que se arrastra desde hace varios meses», indicó Ricardo Margulis, Presidente de Fedetur.

En esa línea, el líder gremial afirmó que «estamos al interior de un túnel, sin saber todavía cuándo veremos la luz, lo que evidentemente provoca mucha incertidumbre y un efecto negativo en el empleo, pese a todos los esfuerzos que están haciendo las empresas del sector por proteger a sus trabajadores y evitar despidos. Aspectos que hemos abordado con el Ministro de Economía, la Subsecretaria de Turismo y el Subsecretario del Trabajo, con quienes estamos conversando de forma permanente las medidas de apoyo».

Una reciente encuesta realizada por Fedetur, arrojó que un 70% de las empresas turísticas consultadas se acogió a la Ley de Protección del Empleo, precisamente con el fin de resguardar a los trabajadores del sector. Del total de 555.002 trabajadores que se encuentran con suspensiones aprobadas, alojamiento y servicio de comidas concentran un 19,5% (108.186 personas).

Las zonas más afectadas por la desocupación en las áreas de alojamiento y servicio de comidas son Magallanes, con una variación interanual de -44,7%, seguida por Atacama con un -42,2% y en tercer lugar Antofagasta con un -36,1. En tanto, solo Arica y Parinacota, Tarapacá, Bio Bío y La Araucanía muestran una variación interanual favorable.

La vicepresidenta Ejecutiva del organismo, Helen Kouyoumdjian, sostiene que «la cifra del Imacec viene a confirmar con dureza el impacto que está teniendo la pandemia en la economía chilena. Se trata de una cifra histórica en donde el turismo como sector ha resultado particularmente golpeado al estar prácticamente paralizada la actividad. La negativa del Imacec está en línea con los magros resultados que exhibe el turismo en materia de desempleo».

Trabajo conjunto entre el mundo público y privado

En palabras de la subsecretaria Zalaquett, «el turismo es una industria resiliente, que ha superado crisis anteriores para luego volver a crecer con mayor fuerza. Para lograrlo, esta vez requeriremos de un trabajo conjunto y articulado, entre el mundo público y privado, con foco en ejes económicos, promocionales e institucionales».

Es por eso que se crea el programa «Reactívate Turismo», programa de Sercotec, que «entregará apoyo a las pequeñas y medianas empresas del sector, que son, por lejos, las más afectadas por esta pandemia. Serán 6.990 millones de pesos para fomentar a la industria». En ese sentido, afirma que «el plan contempla un monto de 1.200 millones de pesos en promoción nacional en esta primera fase de reactivación del sector, que será de turismo interno. A estos se suman más de dos mil millones de pesos desde las regiones, para promoción nacional de sus destinos turísticos, totalizando más de tres mil millones de pesos».

«El turismo es un importante motor de desarrollo económico y social para cada una de las regiones de nuestro país. Estoy segura que, con el trabajo y el compromiso de todos lo volveremos a levantar como un pilar fundamental para el desarrollo de nuestro país y su gente», subraya.

Las columnas de Opinión son presentadas por:
Ver más

¿Debiese llegar a más gente El Líbero?

Si tu respuesta es afirmativa, haz como cientos de personas como tú se han unido a nuestra comunidad suscribiéndose a la Red Líbero (0.5 o 1 UF mensual). Accederás a eventos e información exclusiva, y lo más más importante: permitirás que El Líbero llegue a más gente y cubra más contenido.

SUSCRÍBETE AHORA

También te puede interesar:

Cerrar mensaje

¿Debiese llegar a más gente El Líbero?

Si tu respuesta es afirmativa, haz como cientos de personas como tú se han unido a nuestra comunidad suscribiéndose a la Red Líbero (0.5 o 1 UF mensual). Accederás a eventos e información exclusiva, y lo más importante: permitirás que El Líbero llegue a más gente y cubra más contenido.

Suscríbete