Actualidad Informativa es presentado por:
Publicado el 16 de noviembre, 2019

Cómo Gabriel Boric derrotó a Jorge Sharp

Autor:

Bastián Garcés

Anoche, el alcalde de Valparaíso renunció a Convergencia Social, partido del diputado por Magallanes. El edil, que tenía como opción presionar vía la calle para imponer una asamblea constituyente, no compartió la decisión de Boric de ser parte del acuerdo entre el oficialismo y la oposición para una nueva Constitución. Durante el día, Sharp expresó su molestia en redes sociales, mientras que el parlamentario recibió apoyo de los principales dirigentes del Frente Amplio.

Autor:

Bastián Garcés

Recibe en tu correo Lo mejor de la prensa
Suscribirse

«Los últimos acontecimientos y las decisiones tomadas por las instancias superiores del partido, nos indican que este no constituye el espacio que permite impulsar de forma adecuada la política de transformaciones democráticas que requiere el momento actual. Es por ello que a través de esta carta comunicamos nuestra renuncia a la Convergencia Social, con el objetivo de aportar de manera independiente y autónoma a la construcción de un proyecto de izquierda del siglo XXI desde los diferentes lugares que nos corresponda actuar», señala la declaración en la que Jorge Sharp informa su renuncia, junto a otros 72 militantes, la mayoría dirigentes de Valparaíso cercanos al alcalde. Terminaba así, su relación con la colectividad que fundó con el diputado Gabriel Boric a principios año.

En el texto además dicen que quieren seguir aportando al «fortalecimiento de una verdadera Asamblea Constituyente». Este último punto fue, justamente, el desencadenante de la fuga de militantes de Convergencia Social en menos de 24 horas de que Gabriel Boric hubiera firmado el acuerdo en el que la oposición y el oficialismo sellaron la fórmula institucional para redactar una nueva Constitución.

«Tendremos que trabajar para hacer posible en el voto del plebiscito la opción Asamblea Constituyente, que no está contemplada en el acuerdo de la madrugada», escribió el alcalde Sharp , trece horas después de que se sellara el pacto.

Las palabras del dirigente frenteamplista eran una crítica contra el representante de Magallanes, quien decidió sumarse al acuerdo pese a que el partido que ambos fundaron había decidido no suscribirlo. El argumento que primó para no adherir el texto era que el quórum de dos tercios era demasiado alto.

Según comentan desde el interior del bloque, el quiebre que se vivió durante las últimas horas de ayer entre las figuras más visibles de Convergencia Social viene a ratificar una fractura que se ha desarrollado durante los últimos meses en la tienda. De hecho, el alcalde de Valparaíso era quien tenía mayor control interno, el que era ejercido por la diputada Gael Yeomans, quien en marzo se transformó en la primera presidenta de la colectividad.

Esta hegemonía del «sharpismo» al interior de Convergencia Social influyó en la postura que adoptaron para para negociar con la ex Nueva Mayoría y Chile Vamos.

El piso, afirman desde CS, estaba compuesto por realizar un plebiscito de entrada en el cual se pudiera elegir entre una Asamblea Constituyente y una Convención Constituyente, y que la nueva Constitución partiera de una hoja en blanco. Sin embargo, hubo un punto que debió ser sometido a votación: El quórum que debían tener las decisiones del órgano encargado de redactar la Carta Magna. En esto se postularon distintas opciones: Tres quintos -idea impulsada por Yeomans-; dos tercios, o bajarse de la mesa para «no queda a la derecha del PC». Finalmente se impuso la propuesta de los tres quintos, es decir del «sharpismo».

En esa línea, un dirigente del FA que estuvo en el ex Congreso en la madrugada del viernes explica que si bien Yeomans estuvo presente durante gran parte de las negociaciones, la diputada se retiró del lugar luego de que Chile Vamos acordara que no iba a ceder en el quórum de dos tercios. Sin embargo, ese no fue el único momento en el que la permanencia de Convergencia Social quedó en entredicho.

En el Frente Amplio existía un consenso mayoritario que con la contrapropuesta entregada por el oficialismo se cumplía el piso mínimo por el que apostaban. En esa línea, uno de los presentes en la negociación explica que durante el día diferentes integrantes del conglomerado sostuvieron reuniones con abogados constitucionalistas quienes les explicaron que era mejor partir de cero la redacción de una nueva Carta Magna con un quórum de dos tercios -para asegurar un mejor consenso- que tener que utilizar de base la Constitución del ’80, pero con tres quintos.

Fue en este contexto que Boric optó por mantenerse en la mesa dialogando pese a que su partido había tomado la opción de no suscribir el documento. El diputado fue uno de los protagonistas de las negociaciones. Según comentan en el FA, el representante de Magallanes integró el núcleo principal de dirigentes que afinó los términos del acuerdo. No obstante, esa decisión no fue bien vista entre los cercanos a Sharp.

De hecho, las críticas en contra del diputado comenzaron durante las horas finales de las negociaciones. «Cualquier salida, cualquier solución política que resulte de este momento histórico es con el pueblo y los movimientos sociales, no sin ellos. Lo anterior implica que el proceso de negociación debe hacerse de cara a la ciudadanía», publicó en Twitter , a las 0:58 horas, el vicepresidente de Convergencia Social y ex PC, Cristián Cuevas, algo que desde el FA fue visto como un intento de quitarle el piso a Gabriel Boric.

El dirigente sindical, que actualmente es cercano a Jorge Sharp, fue más allá y afirmó: «Todo indica que está cocinando una segunda transición, otra vez, a espaldas de las mayorías. Eso ya lo vivió mi generación. Prefiero quedarme con la calle, donde están las mayorías, en las asambleas de los barrios, en los centros de trabajo».

Pero Boric ya había optado por la vía democrática e institucional representada esa noche en el Congreso.

En el mismo tono de la crítica de Cuevas, ayer el alcalde de Valparaíso señaló que la asamblea constituyente no estaba «contemplada en el acuerdo de la madrugada». Una afirmación que fue rechazada por diferentes dirigentes del bloque.

«Vamos Jorge, puedes más que eso. ¿Para qué construir una derrota sobre el nombre? Hay que llamar a votar por la opción que tiene un 100% de delegados constituyentes (AC) y luego ofrecer liderazgos sociales y políticos para construir la primera Constitución democrática de nuestra historia», le replicó Giorgio Jackson (Revolución Democrática) al alcalde de Valparaíso a través de la misma red social. Una respuesta que fue retuiteada por Gabriel Boric.


El acuerdo alcanzando no solo tuvo efectos en el Congreso sino que también a nivel municipal ya que durante la mañana de ayer los alcaldes decidieron cancelar la consulta ciudadana en la que se iba a preguntar sobre la necesidad de una nueva Constitución. Una apuesta en la que Jorge Sharp buscaba un rol protagónico.

El jefe comunal inició hace unos días el proyecto de Escuelas Populares Constituyentes. Iniciativa con la que el alcalde busca crear un «espacio de reflexión y formación» para los ciudadanos que se interesaran en participar en el proceso constituyente. No solo eso, Sharp había definido un diseño para lograr una asamblea constituyente a través de la calle, algo que dejó en claro durante una asamblea que se llevó a cabo el 31 de octubre en un liceo municipal de la ciudad puerto. «Tenemos que construir una nueva fuerza que nos permita transformar Chile. Vamos a organizar el territorio, vamos a constituir el poder constituyente originario y vamos a cambiar«, afirmó en la ocasión, donde también se refirió a marchas y protestas.

Si bien, según explican desde el FA, al interior del partido de Boric no había un consenso respecto a si firmar o no el documento, la presencia de la firma molestó a varios militantes de la organización, a tal punto que el diputado Gonzalo Winter salió a aclarar que la rúbrica del legislador no representaba al partido. «El partido como tal no suscribió el acuerdo, el partido está en revisión del acuerdo, recordemos que esto sale a las 2 de la madrugada y las instituciones del partido no alcanzaron a procesarlo, razón por la cual no hay una suscripción oficial de parte del partido y efectivamente la firma del diputado Boric es en tanto del diputado Boric», aseguró Winter.

De hecho, desde al interior del partido durante la jornada aún se evaluaba la posibilidad de suscribir el pacto. Es por eso que el Twitter de Sharp fue respondido por personalidades de la tienda. Uno de ellos fue el diputado Diego Ibáñez quien le replicó al alcalde: «Ya está Jorge. No creemos confusión y construyamos colectivamente una mayoría que gane. Ahora debemos empujar por listas de delegados independientes, cuotas y pueblos indígenas. Todo ello está abierto».

Una postura más dura tuvo la ex secretaria general del Movimiento Autonomista -organización que precedió a Convergencia Social, Constanza Schönhaut, quien encaró al jefe comunal, a las 16:07 horas, a través de Twitter con la siguiente frase: «A las 15.30 de hoy, igual pudiste leerte el documento de 2 páginas. Pequeñez».

Minutos antes el propio Sharp publicó un texto en su Facebook en el cual argumentaba su postura. En él señala que «sin duda es un gran avance que tengamos la posibilidad de definir una nueva Constitución y un plebiscito que nos permita definir el mejor mecanismo», no obstante el alcalde reafirmaba que no compartía lo que sucedió la noche del jueves en el ex Congreso, entre otras razones, por los dos tercios necesarios para llegar a acuerdo en la instancia constituyente. Además de cuestionar que «la foto, los abrazos y la puesta en escena de ayer (jueves) expresa como, en la creación del acuerdo político, se dejó fuera a la sociedad».

Este documento, el dirigente de CS lo usó como respuesta a la crítica de Schönhaut, un texto que también se lo reenvió a Boric, quien a esa altura ya había entrado de lleno a la discusión.

«Jorge, a un vaso tú le puedes llamar cuchara, pero eso no hace que deje de ser un vaso. Enredarnos en la semántica ante una instancia 100% electa para el único fin de redactar una nueva Constitución es, de hecho, una Asamblea Constituyente. Ahora todos juntos a trabajar por ella», le replicó el diputado al alcalde.

Sin embargo, el llamado a la unidad no surtió efecto y cerca de las 21:00 horas, Jorge Sharp junto a 72 militantes decidieron renunciar al partido que lleva menos de un año de vida y que aún no se logra legalizar. Casi una hora después de que se confirmara la salida del alcalde, Boric publicó en su cuenta de Twitter: «Las decisiones difíciles siempre vienen con momentos difíciles. Solo el tiempo podrá juzgar si fueron correctas y si hemos estado a la altura. Todo mi cariño a Jorge Sharp en su nuevo rumbo. No me cabe duda que nos seguiremos encontrando en la lucha por un Chile justo y digno».

Carta Renuncia Jorge Sharp Convergencia Social.

Carta Renuncia Jorge Sharp Convergencia Social by El Libero on Scribd

Las columnas de Opinión son presentadas por:
Ver más

También te puede interesar: