Publicado el 30 abril, 2021

Camilo Escalona: “La gente cree que el Gobierno se va a caer… y no, no se va a caer”

Autor:

Emily Avendaño

La gobernabilidad es asegurar las elecciones”, subraya el expresidente del Partido Socialista. Además, se muestra contrario a levantar “candidaturas caudillistas” como presidenciables, a propósito del entusiasmo por la figura de la senadora Yasna Provoste, porque eso sería pasar por sobre la institucionalidad de los partidos. Escalona tiene un mensaje claro: “La izquierda en Chile gana cuando vota la gente”.

Autor:

Emily Avendaño

Recibe en tu correo Lo mejor de la prensa
Suscribirse

Hay un punto en el que el expresidente del Partido Socialista Camilo Escalona, insiste: la izquierda tiene que salir a votar en las elecciones del 15 y 16 de mayo. En consecuencia, independientemente de la decisión del Tribunal Constitucional que esta semana dio un  duro golpe al Gobierno al no admitir el requerimiento de inconstitucionalidad de la reforma por el tercer retiro de los fondos previsionales, apunta que el sector tiene que ordenarse de cara a la Convención Constitucional y, luego, para las elecciones presidenciales. 

Pese a que el Gobierno quedó disminuido y la oposición empoderada con la decisión del TC, duda que incluso ahora esto implique que se pueda pasar la “retroexcavadora” enunciada por el senador Jaime Quintana en 2014; ya que la derecha continúa a cargo de la conducción política.

De acuerdo con Escalona, si bien es cierto que hay una crisis del Gobierno -y en el sistema político en general-, eso no debe confundirse con que haya una crisis en el Estado que sea capaz de desestabilizar al Gobierno. “El Estado no se está desplomando, no se está derrumbando y, por lo tanto, el Gobierno va a seguir existiendo, no hay que equivocarse en eso. Las personas creen que el Gobierno va a caer de un rato para otro y no es así, y por eso es que se olvidan de la importancia de los eventos electorales”, subraya. 

Mientras que de cara al ascenso de otros liderazgos como el de la senadora Yasna Provoste, quien tuvo un meteórico ascenso en las encuestas, y que ayer quedó ratificado con los resultados de la Encuesta CEP, se muestra absolutamente en contra de imponer candidaturas por encima del sistema de partidos.

-¿En qué posición queda la oposición y la izquierda luego de la decisión del Tribunal Constitucional?

-Esta no es una opinión solo vinculada a la resolución del Tribunal Constitucional, es una mirada que tengo desde antes que se confirmara esta resolución. Yo considero que el conjunto de la oposición tiene que ordenarse mirando la Convención Constitucional y, en consecuencia, las elecciones del 15 y 16 de mayo. Es increíble que en un país de tanta vocación electoral como Chile estemos a las puertas de una elección y la atención que las fuerzas políticas le están dando a este proceso electoral no se note, o sea distante. Entiendo que la pandemia es un factor, no lo olvido de ninguna manera, y entiendo que el 29 de abril se reiniciaron las campañas, pero la izquierda gana cuando el pueblo vota, esa es mi convicción. Este es un punto de vista que choca con otros. Hay personas que consideran que lo fundamental sería intentar un gran estallido social 2.0 y volver a estremecer al Gobierno de Piñera, pero yo considero que la resolución de la encrucijada histórica que se juega en Chile se define en las urnas: el 15 y 16 de mayo y en noviembre en las elecciones presidenciales. Lo que tiene que pasar es que el cambio constitucional, después de 40 años en que se soñó redactar una nueva Constitución en democracia, tiene que ir acompañado de la capacidad de la oposición de construir una mayoría para ganar la elección presidencial y cambiar la conducción del Estado, esos para mí son los dos hitos completa y absolutamente definitorios del futuro democrático de Chile y, en consecuencia, del futuro del socialismo y de la izquierda.

Estoy completamente en contra, absolutamente, me nace de los 50 años de lucha que tengo en Chile, de que se generen candidaturas caudillistas en Chile.

-¿Y la resolución del TC no es un factor que une a la oposición de cara a las elecciones?

-Ayuda, naturalmente. Un hecho tan importante como la derrota de Piñera más que el triunfo de la oposición. No olvidemos que la resolución la tomó el Tribunal Constitucional, que nosotros muchas veces hemos dicho que es ilegítimo y que muchos pensamos que no tiene que existir y que sus resoluciones las debiese tomar la Corte Suprema. Miremos con frialdad las cosas, no nos vamos a pasar de una esquina a la otra; pasar de algunos que gritaban hace seis días atrás que había que incendiar el TC ahora a decir que es el paradigma democrático, ni lo uno ni lo otro. Por eso, afortunadamente escribí antes, el lunes en Radio Cooperativa, un artículo que se llama “Frente al agravamiento de la crisis nacional”, estas ideas las expuse antes de la resolución del TC. Ayuda, porque es mejor que la gente pueda retirar el 10%.

-¿Y con respecto a la renta universal, planteada por las presidenciables Paula Narváez y Ximena Rincón qué piensa?

-Es mejor, y esto lo incorporo a las dos tareas anteriores, también es importante lograr convencer al Gobierno de la propuesta de nuestra candidata presidencial Paula Narváez, en conjunto con la candidata Ximena Rincón, es importante convencer al Gobierno de sacar la Renta Básica de Emergencia, para el invierno. En Chile el invierno la gente lo sufre, sobre todo si va a estar nuevamente encerrada, si sabemos que la pandemia no se resuelve ni a mayo, ni a junio, debiésemos pensar que tiene que haber una renta básica de emergencia para todas las familias por lo menos durante los meses del invierno. Estoy convencido que las penurias sociales, el empobrecimiento, la ignorancia, la pauperización de los hogares no lleva a un estallido revolucionario, sino simplemente a la descomposición del sistema democrático. Por eso, yo creo que si podemos conseguir convencer al Ejecutivo de sacar adelante la renta básica de emergencia, bienvenido sea, pero el futuro democrático de Chile se define en las urnas el 15 y 16 de mayo y en noviembre en las elecciones presidenciales.

Hay personas que consideran que lo fundamental sería intentar un gran estallido social 2.0 y volver a estremecer al Gobierno de Piñera, pero yo considero que la resolución de la encrucijada histórica que se juega en Chile se define en las urnas”.

-En la situación actual, con un gobierno disminuido que no logra alinear a su coalición…

-Aquí se produce una confusión. Es cierto que hay una crisis del Gobierno, pero no es una crisis del Estado. La gente cree que el Gobierno se va a caer. No. No se va a caer, porque no está en crisis el Estado. Para mí es mucho más importante que la resolución del TC el que hubiera dos millones de personas en la calle en octubre, noviembre de 2019; y el Estado se remeció, pero resistió y, en consecuencia, el Gobierno no cayó. Ahora el Estado no se está desplomando, no se está derrumbando y, por lo tanto, el Gobierno va a seguir existiendo, no hay que equivocarse en eso. Las personas creen que el Gobierno va a caer de un rato para otro y no es así, y por eso es que se olvidan de la importancia de los eventos electorales, porque creen que el Gobierno está a punto de caerse, y no es así. Hay que volver a nuestra tradición histórica: la izquierda en Chile gana cuando vota la gente.

-Con la oposición empoderada en el Congreso, ¿se podría pasar la “retroexcavadora” y desmantelar el sistema actual? Además del sistema de pensiones. 

-No puede haber retroexcavadora, si va a haber una Convención Constitucional.

-Las elecciones son ahora, pero todavía falta el período en el que la Convención se instala y se da el reglamento.

-Nada de eso va a ocurrir. Eso no va a ocurrir. No. El senador Quintana usó el término de la retroexcavadora para referirse a una situación completamente diferente. Estábamos en el Gobierno y teníamos mayoría en el Parlamento y él pensó que estando en el Gobierno y teniendo mayoría en el Parlamento se podía pasar una retroexcavadora. Ni siquiera en ese momento resultó la teoría de la retroexcavadora, menos ahora que estamos en la oposición, que la conducción del Estado la tiene la derecha, por eso hay que mirar la Convención Constitucional para poder redactar la nueva Constitución nacida en democracia y las elecciones presidenciales para cambiar la conducción del Estado.

“No se cambia la conducción del Estado simplemente por deseo”

-¿Cómo la izquierda puede manejar con responsabilidad la situación de poder en la que se encuentra ahora frente al Gobierno?

-La responsabilidad siempre la ha tenido. Lo que pasa es que naturalmente que hay una generación que no tiene la experiencia histórica de las luchas de más de 100 años de la izquierda chilena. Como hay una generación con menos experiencia se piensa que las cosas son más fáciles de hacer de lo que en realidad resultan ser. No se cambia la conducción del Estado simplemente por deseo, hay que tener una mayoría para hacerlo, hay que tener un respaldo social construido, un tejido social capaz de soportar y de respaldar una coalición cuando esta está en el gobierno. Son un conjunto de condiciones y de requisitos los que se necesitan y por lo tanto las cosas no son tan fáciles de hacer como se piensa. No quiero con esto descalificar a los jóvenes que llegaron a luchar por el estallido social, ellos merecen todo mi respeto, pero hay algunos que no son tan jóvenes que se entusiasman y que quieren volver a los 17 como Violeta Parra y como que las cosas se hacen en un sueño. No es así.

Estoy convencido que las penurias sociales, el empobrecimiento, la ignorancia, la pauperización de los hogares no lleva a un estallido revolucionario, sino simplemente a la descomposición del sistema democrático”.

-Es decir que mientras el Estado no esté en crisis las instituciones pueden aguantar.

-Lo que está en crisis es el sistema político. Incluso, los mismos partidos que de repente se entusiasman y que hacen grandes proyectos y se sienten los dueños de la situación, esos mismos partidos están bajo la mirada crítica de la ciudadanía. No es tan simple, ni tan fácil. Los partidos también están en tela de juicio. Es el sistema político el que está en crisis, no el Estado. El Estado va a permanecer y por eso tenemos que entender que el futuro se juega en las elecciones democráticas que nosotros mismos hemos conseguido restablecer en Chile.

-Por ejemplo la Presidenta del Senado, Yasna Provoste, llamó a un acuerdo de “gobernabilidad y paz para Chile”. ¿Eso es ahora lo que el país necesita?

-Para mí la gobernabilidad es asegurar las elecciones. Hacer un gran esfuerzo, volver a postergar las elecciones sería un grave error. Chile es un país cuyo sistema político evolucionó por vía democrática hasta el 11 de septiembre de 1973, esa fue la gran anomalía histórica de nuestro país y logramos restablecer este camino en el año 1989. Para mi las elecciones, son una conquista democrática, son esenciales. No podemos hacer un acuerdo de cogobierno. Porque en Chile la derecha es la que gobierna y nosotros no podemos pretender asumir una responsabilidad que no nos corresponde, pero si se trata de aliviar la aguda situación social que vive el país naturalmente que tenemos algo que proponer: la renta básica de emergencia para el invierno, para que la gente no tenga las penurias que pasó el invierno pasado y, en segundo lugar las elecciones, esa es la principal gobernabilidad para mí, que la gente vaya y vote, y decida quiénes van a ser los constituyentes, alcaldes, gobernadores, pueda elegir su gobierno municipal. La estabilidad democrática significa el ejercicio de la voluntad de las personas para decidir quiénes son los que gobiernan. Ese es mi punto de vista. 

Ni siquiera en ese momento resultó la teoría de la retroexcavadora, menos ahora que estamos en la oposición, que la conducción del Estado la tiene la derecha, por eso hay que mirar la Convención Constitucional”.

-Es que así deberían pensar todos los demócratas.

-Además, me llama la atención que estas elecciones son en 15 días más y todo el mundo actúa como si no las hubiera, entonces todos van a estar llorando ese día en la noche cuando digan ‘el resultado no nos favoreció, el resultado no nos permite avanzar’, hay que preocuparse de las elecciones de manera oportuna y a tiempo y para eso debiese haber un gran acuerdo de la oposición para convocar, promover e impulsar que la gente participe en un evento electoral tan importante.

-Pero un sector de la oposición pareciera estar más enfocado en infringir una nueva derrota al Gobierno que en las elecciones.

-Que más vamos a derrotar al Gobierno, por así decirlo. El Gobierno se auto derrotó de una manera increíble, yo nunca pensé que íbamos a tener un gobierno que se destruyera a sí mismo como lo ha hecho este. Precisamente por eso nosotros tenemos que mirar al futuro, eso significa que en 15 días más las personas eligen ni más ni menos que quien se va a poner a redactar una nueva Constitución que va a marcar el futuro de Chile por los próximos 40 años, va a decidir los gobernadores, alcalde, gobiernos municipales y después va a elegir al Presidente de la República. Si no somos capaces de mirar con la crudeza que se requiere el estado de las cosas actuales, la gente no tiene por qué volver a confiar en nosotros. Si en definitiva el sistema político chileno es el que está en tema de juicio. 

“Estoy completa y absolutamente en contra de poner candidaturas por encima del sistema de partidos”

-Las figuras presidenciables de la centroizquierda aún no logran despegar, ¿usted ve a la senadora Provoste como una alternativa? Ella asoma como una opción de izquierda moderada con gobernabilidad.

-Yo estoy en contra de destruir el sistema de partidos en Chile. Estoy completa y absolutamente en contra de poner candidaturas por encima del sistema de partidos, eso es terminar de destruir el sistema de la democracia en Chile. La Democracia Cristiana tiene a una candidata, si ellos resuelven soberanamente de acuerdo con sus mecanismos internos modificar eso naturalmente que es una decisión inobjetable, porque es propia de la Democracia Cristiana. Nosotros tenemos nuestra candidata, Paula Narváez, PPD tiene al suyo, en fin, cada fuerza tiene su candidato. Estoy completamente en contra, absolutamente, me nace de los 50 años de lucha que tengo en Chile, de que se generen candidaturas caudillistas en Chile. No digo que Yasna Provoste lo sea, sino que me refiero a quienes están promoviendo esto, independientemente de la voluntad de ella, porque promover una candidatura en contra de las decisiones que los partidos han tomado significa dar el último paso para liquidar definitivamente el sistema político en Chile y, en consecuencia: cuál va a ser la democracia al día siguiente, cómo se van a orientar las grandes corrientes sociales y culturales de nuestra sociedad, qué va a pasar después de eso. Nadie tiene la respuesta. Por eso digo: todos tienen derecho a ser candidato, si quieren ser candidatos independientes también, como lo fue Guillier, pero yo no estoy de acuerdo con demoler la institucionalidad de los partidos. 

Yo nunca pensé que íbamos a tener un gobierno que se destruyera a sí mismo como lo ha hecho este. Precisamente por eso nosotros tenemos que mirar al futuro”.

-¿Y desde dónde surge la matriz de que sea Yasna Provoste una eventual candidata?

-Precisamente de diputados y parlamentarios que todos son militantes de partido. Por eso se lo digo, es un contrasentido. Porque esas mismas personas que actúan en contra de la institucionalidad de sus partidos, al mismo tiempo necesitan esa institucionalidad para sus candidaturas. Entonces de aquí a pocos días más van a andar diciendo ‘mi partido no me quiere llevar, no me inscriben, qué malos son los partidos’. O sea, es una de las grandes paradojas que se produce de la situación nacional: los propios protagonistas de los partidos políticos actúan para destruir los partidos políticos y después los necesitan para sus propias aspiraciones personales. Ese es el gran contrasentido que tiene la situación nacional. 

-Ha hecho mucho énfasis en que hay que ir a votar en 15 días.

-Hay que ir a votar. Para mí la frase de Mao Tse Tung perdió completamente sentido. El poder no nace del fusil, el poder nace del voto ciudadano.

  1. Monserrat Rius dice:

    nunca pense que iba a concordar ideas con Escalona¡¡ .. es un aporte en estos tiempos dificiles

Las columnas de Opinión son presentadas por:
Ver más

APOYA AL LÍBERO

A diferencia de muchos medios de comunicación en EL LÍBERO hemos mantenido nuestra web y noticias sin costos para todos. Creemos que hoy, más que nunca, es necesario que la mirada de EL LÍBERO llegue a más personas y cubra más contenido.

Si quieres ayudarnos a lo anterior hazte miembro, hoy mismo, a la Red Líbero, por 1 U.F. mensual (o 0,5 U.F. para los menores de 40 años) con lo que estarás realizando un aporte fundamental para que podamos ampliar nuestra labor.

HAZTE MIEMBRO

También te puede interesar:

Cerrar mensaje

APOYA AL LÍBERO

A diferencia de muchos medios de comunicación en EL LÍBERO hemos mantenido nuestra web y noticias sin costos para todos. Creemos que hoy, más que nunca, es necesario que la mirada de EL LÍBERO llegue a más personas y cubra más contenido.

Si quieres ayudarnos a lo anterior hazte miembro, hoy mismo, a la Red Líbero, por 1 U.F. mensual (o 0,5 U.F. para los menores de 40 años) con lo que estarás realizando un aporte fundamental para que podamos ampliar nuestra labor.

HAZTE MIEMBRO