Publicado el 04 de marzo, 2020

Bellolio (UDI): “En Chile Vamos tenemos diferencias entre apruebo y rechazo, pero coincidimos en los contenidos de una Constitución libre y responsable”

Autor:

Sofía Del Río

El diputado, que ha expresado su disposición para integrar la convención constitucional o mixta, señala que mientras en el oficialismo comparten el fondo del debate, «la izquierda tiene radicales diferencias en los contenidos». Y aunque mantiene su opción por aprobar en abril, subraya: «Es impensado suponer que alguien pueda debatir sobre la Constitución al mismo tiempo que el país esté secuestrado por la violencia de unos pocos».

Autor:

Sofía Del Río

APOYA AL LÍBERO

A diferencia de muchos medios de comunicación en EL LÍBERO hemos mantenido nuestra web y noticias sin costos para todos. Creemos que hoy, más que nunca, es necesario que la mirada de EL LÍBERO llegue a más personas y cubra más contenido.

Si quieres ayudarnos a lo anterior suscríbete, hoy mismo, a la Red Líbero, por 1 U.F. mensual (o 0,5 U.F. para los menores de 40 años) con lo que estarás realizando un aporte fundamental para que podemos ampliar nuestra labor.

SUSCRÍBETE AHORA
Recibe en tu correo Lo mejor de la prensa
Suscribirse

A tan solo 54 días para el plebiscito del 26 de abril, en Chile Vamos sus dirigentes siguen marcando diferencias al interior de los partidos. Pero mientras Renovación Nacional y Evópoli están más divididos, en la UDI, desde el primer día se cuadraron con el Rechazo. Pero con excepciones. Uno de ellos es el diputado Jaime Bellolio, quien se ha declarado desde un principio abiertamente a favor del Apruebo.

En conversación con El Líbero, el parlamentario cuenta que más allá de la propaganda y la franja, lo que le importa es el contenido que debe promover una nueva Constitución. En este sentido afirma que actualmente se encuentra concentrado en los temas más de fondo del proceso. Y reitera: «Estoy disponible para ser convencional tanto si gana la fórmula de la comisión mixta -que es la que yo prefiero-, o la fórmula de la convención constituyente». Sobre la violencia en las calles que aún se mantiene, señala: «Hay sectores de la izquierda democrática que, ya sea por cobardía o por una mal pretendida conveniencia política, no han sido capaces de rechazar firmemente la violencia».

-Su partido, la UDI, está por el Rechazo, ¿usted se mantiene en la opción de aprobar la redacción de una nueva Constitución?

-Entendiendo que hay buenas razones para el Rechazo, creo el Apruebo es una buena salida institucional para la situación que hoy día estamos viviendo en Chile que permite tener un desarrollo progresivo en los próximos años.

-¿Está haciendo campaña con otras personas de Chile Vamos que van por esa misma opción?

-El otro día  fui a una convocatoria de personas que son independientes de centroderecha, algunos militantes de Evópoli, otros de RN, pero no es una organización que yo haya creado, sino que me sentí representado por la idea que se llame «elijo aprobar», o sea es una elección no una imposición, y porque es para tener una Constitución que sea libre y responsable.

La izquierda tiene coincidencias en el apruebo, pero tienen radicales diferencias en los contenidos, desde la Constitución chavista autoritaria que pretende el partido comunista, hasta una socialdemócrata moderada que puede pretender la DC».

-¿Existe en las bases de la UDI apoyo al Apruebo?

-Me tocó hablar en el consejo general de la UDI y recibí buenos comentarios de la presentación. Hay personas, algunos alcaldes y dirigentes, que yo se que están con la posición del apruebo, varios me agradecieron el análisis, pero estratégicamente muchos ocupan el argumento de que es conveniente que ambas alternativas estén cerca, y creo que eso es una posición legítima. Entonces, a pesar que entienden mis argumentos, algunos están en desacuerdo con la conclusión final, que es estar por el Apruebo. Estoy convencido de que los chilenos no quieren un modelo autoritario, no quieren un modelo que los haga retroceder en su progreso, no quieren tampoco la idea de derrumbar el modelo, para nada, lo que que quieren es que sea más justo, que haya más oportunidades, que el modelo esté mejor repartido, que no haya nadie que tenga privilegios por encima de otro. Hay que pasar de la lógica de defender las ideas, que es lo que generalmente se habla dentro de la derecha, a la lógica de promover nuestras ideas, y creo que un camino para hacer eso es, obviamente, el apruebo. 

-¿Y usted ha sentido el respaldo del partido?

-Nos pusimos de acuerdo el mismo día en que firmamos el acuerdo, el 15 de noviembre, que era perfectamente legítimo estar por el Apruebo y estar por el Rechazo. Eso se ha mantenido así, y he sentido el respeto no solo de mis pares sino que también de la directiva del partido, que a pesar de que institucionalmente está por el Rechazo, también hay personas que puedan manifestar su posición por el Apruebo.

-¿Para la franja cómo lo va hacer, participará en alguna?

-La UDI no pidió tiempo para el Apruebo, sino que pidió la totalidad para el Rechazo, cuestión que me parece razonable porque además había una cuestión para nosotros difícil de sostener que es que iba haber muchísimo más tiempo para personas de izquierda. Se da la siguiente paradoja: en Chile Vamos tenemos diferencias entre apruebo y rechazo, pero tenemos coincidencia en los contenidos que pueden hacer una Constitución libre y responsable, y que permite un progreso sostenido en los próximos 40 años. Sin embargo la izquierda tiene coincidencias en el apruebo pero tienen radicales diferencias en los contenidos, desde la Constitución chavista autoritaria que pretende el partido comunista, hasta una socialdemócrata moderada que puede pretender la DC. Por lo mismo, yo he querido insistir en que para quienes estamos con el Apruebo en Chile Vamos, nuestro foco tiene que ser el contenido, qué es lo que nos gustaría cambiar, qué es lo que nos gustaría mantener. Porque, además, después del 26 de abril vamos a estar completamente unidos en Chile Vamos en torno a esos contenidos.

-Por lo tanto, usted no participará de ninguna franja, ni de otro partido que comparta su opción.

-No. Y a mí más que la franja me interesa entrar en el debate de los contenidos, y en eso quiero poder concentrarme en los meses de marzo, abril y los que siguen y de ahí se desprende, por supuesto, que estoy disponible para ser convencional tanto si gana la fórmula de la comisión mixta -que es la que yo prefiero-, o la fórmula de la convención constituyente.

Estar en contra de la violencia como forma de expresión política es estar a favor de la democracia, y seguir negándole la sal y el agua al gobierno y amenazar con acusaciones de forma permanente, lo único que hace es hacernos pedazo a todos».

-¿Pero tal como lo han dicho algunos dirigentes de Chile Vamos, no encuentra que es «un salto al vacío» votar Apruebo? 

No creo en la lógica de la página en blanco, para mí no es cierta porque el artículo 135 de la actual Constitución, que aprobamos su reforma en enero, establece por ejemplo, que los tratados internacionales que hoy día están vigentes y ratificados por Chile, no pueden ser denunciados, o sea, no pueden ser renunciados, por lo tanto, es como si estuvieran pre escritos en la Constitución y eso también incluye los tratados comerciales. Después también ese mismo artículo pone otra restricción que dice que Chile tiene que ser una república democrática, entonces va poniendo restricciones que hacen que no pueda ser esa utopía revolucionaria como la que aspiran los sectores de la izquierda antidemocrática, eso ya no pasó, razón por la cual ellos votaron en contra cuando tocó votarlo en el Congreso. Entonces ¿hay un salto al vacío?, lo hay en el Rechazo y en el Apruebo, porque hay una incertidumbre en ambas posiciones de qué es lo que puede pasar, y el salto al vacío ya ocurrió, la pregunta es cómo salimos de ese vacío.

-¿Cuál es su visión sobre el tema de la violencia y el Apruebo? ¿Podría verse en jaque la realización del plebiscito?

-Es indispensable que haya orden público para poder tener una declaración democrática adecuada en donde se puedan expresar las distintas visiones de sociedad. Es impensado suponer que alguien puede debatir sobre la Constitución al mismo tiempo que esté secuestrado el país por la violencia de unos pocos. Es obvio que se necesita para la democracia, para la declaración pública, orden público. Pero no veo que el desorden público que algunos han ejercido, y que otros no son capaces de rechazar, vaya a poner en riesgo la realización del plebiscito. Más bien lo que veo es que van a participar muchas personas del plebiscito, y una vez ocurrido el plebiscito se va a asentar la idea de que ya hay un camino institucional para resolver todo lo que ha sucedido después del 18 de octubre.

Es impensado suponer que alguien puede debatir sobre la Constitución al mismo tiempo que esté secuestrado el país por la violencia de unos pocos».

-¿Se podría concluir que fracasó el acuerdo nacional del 15 de noviembre con el nuevo llamado que hizo el Presidente para la no violencia y la democracia?

-No, yo creo que no ha fracasado el acuerdo del 15 de noviembre. Lo que sí ha ocurrido es que hay sectores de la izquierda democrática que ya sea por cobardía o por una mal pretendida conveniencia política, no han sido capaces de rechazar firmemente la violencia. No solo de forma retórica, porque no se puede decir al mismo tiempo que se rechaza la violencia y después amenazar con acusar constitucionalmente a todos aquellos que están aplicando las reglas para orden público.

-¿Cuál es su opinión respecto a la carta de líderes de la ex Concertación donde llaman a un «urgente» acuerdo nacional?

-Valoro muchísimo la carta de los ex dirigentes de la Concertación. Veo que hay personas con convicciones democráticas de verdad y me encantaría que esa carta no solo quedara en el papel, sino que se transformara en la acción, que ellos fueran capaces de convencer también a quienes hoy día ejercen cargos de representación en el Congreso, que estar en contra de la violencia como forma de expresión política es estar a favor de la democracia, y que el seguir negándole la sal y el agua al gobierno y amenazar con acusaciones de forma permanente, lo único que hace es hacernos pedazo a todos, no es un problema solo para el gobierno, sino que para todos. En el mes de marzo y abril yo esperaría que lo que ocurriera en el Congreso es que haya un interés de resolver los problemas sociales de los chilenos en vez de tratar de hacer una ganancia pequeña política.

Las columnas de Opinión son presentadas por:
Ver más

APOYA AL LÍBERO

A diferencia de muchos medios de comunicación en EL LÍBERO hemos mantenido nuestra web y noticias sin costos para todos. Creemos que hoy, más que nunca, es necesario que la mirada de EL LÍBERO llegue a más personas y cubra más contenido.

Si quieres ayudarnos a lo anterior suscríbete, hoy mismo, a la Red Líbero, por 1 U.F. mensual (o 0,5 U.F. para los menores de 40 años) con lo que estarás realizando un aporte fundamental para que podemos ampliar nuestra labor.

SUSCRÍBETE AHORA

También te puede interesar: