Actualidad Informativa es presentado por:
Publicado el 09 de abril, 2019

Arremetida de Frei contra la Universidad Católica revive crítica a fallo de juez Madrid

Autor:

Bastián Garcés

Luego de que el ex Presidente emplazara a la casa de estudios por la muerte de su padre, los cuestionamientos a la sentencia del caso que condenó a seis personas por el caso Frei Montalva resurgieron. Al respecto, el rector de la UC, Ignacio Sánchez, hizo un llamado al ex Jefe de Estado a “dar tiempo para que la Corte de Apelaciones evalúe este fallo”. Días antes, el economista José Piñera, quien fue cercano a la familia, publicó una carta en la que afirma que “sería grave para la economía y para el país si se comprobara que la presión política puede alterar los fallos judiciales, incluso al costo de condenar inocentes”.

Autor:

Bastián Garcés

Recibe en tu correo Lo mejor de la prensa
Suscribirse

“El Presidente Frei habló extensamente de este tema ayer enlodando a nuestra institución y eso no se puede aceptar porque es falso lo que está declarando“, afirmó este lunes el rector de la Universidad Católica, Ignacio Sánchez, en respuesta al emplazamiento que realizó el ex Mandatario Eduardo Frei Ruiz-Tagle sobre el rol que tuvo la casa de estudios en la investigación de la muerte de su padre, el ex Jefe de Estado Eduardo Frei Montalva.

El domingo, en entrevista con Mesa Central de Canal 13, el ex Presidente señaló que “hay una responsabilidad de la Universidad Católica (…) Por qué durante 30 o 35 años han ocultado lo que saben“. Incluso afirmó sobre los cuestionamientos al actual subsecretario de Redes Asistenciales, Luis Castillo, respecto a una posible obstrucción para acceder a la autopsia de su padre “es el típico caso de cómo escabullir el problema de fondo. Hay una altísima responsabilidad de la Universidad Católica”. Al respecto afirmó que Castillo “es un chivo expiatorio para mucha gente, en especial para la Universidad Católica”.

De esta forma, el ex Mandatario volvió a marcar una diferencia con su hermana, Carmen Frei, y con su partido, la Democracia Cristiana, quienes han solicitado constantemente al gobierno la salida del subsecretario para, así, mejorar el diálogo y las relaciones con La Moneda.

No han sido pocos los que, luego de las declaraciones de Frei Ruiz-Tagle y Sánchez, han recordado los cuestionamientos a la sentencia que se dio a conocer el 30 de enero de este año y que actualmente se encuentra en la Corte de Apelaciones debido a que tanto la familia Frei como los demandados decidieron apelar a la decisión del juez Madrid. Algo que el mismo rector de la UC, recordó en una entrevista publicada este lunes por La Tercera: “Creo que tanto el ex Presidente Frei, su familia y nosotros debiéramos dar tiempo para que la Corte de Apelaciones evalúe este fallo“.

Fallo en el que se condenó al médico y ex subsecretario de Frei Montalva, Patricio Silva, a 10 años de cárcel como autor de homicidio; a Luis Becerra y Raúl Lillo a 7 años de prisión, en calidad de coautores; al médico Pedro Valdivia a 5 años de presidio como cómplice, y a los tanatólogos de la UC, Helmar Rosenberg Gómez y Sergio González Bombardiere, a tres años de reclusión por en su rol de encubridores.

“Sería grave para la economía y para el país si se comprobara que la presión política puede alterar los fallos judiciales”

Días antes de que el ex Mandatario Eduardo Frei Ruiz-Tagle cuestionara a la Universidad Católica, en el número 99 de la revista Economía y Sociedad de José Piñera, el economista publicó la carta “El fallo Madrid. La Hoguera de los Inocentes“, que precedía a un dossier en la que analizaba la sentencia.

En enero de 1982 asistí al funeral de Eduardo Frei Montalva. Diez años antes, el ex Presidente me había honrado visitando mi departamento de estudiante de Harvard en Cambridge. En esos años desarrollamos una cierta amistad que me permitió comprobar su extraordinaria calidad humana, su cultura humanista y su acendrado amor por Chile”, comienza recordando Piñera respecto a la relación que mantuvo con el ex Presidente, un vínculo que se inició con su padre José Piñera Carvallo, quien fue un reconocido militante de la DC.

El economista continúa con su texto afirmando que “ya de regreso en Chile en 1975 para ayudar a la reconstrucción del país, intenté convencer a Frei Montalva de la conveniencia del nuevo modelo económico de libre mercado que lideraba su ex vicepresidente del Banco Central, Jorge Cauas. Siempre me escuchó con interés, pero significaba un giro copernicano demasiado radical para los hombres de su generación. Sin embargo, las ideas tienen consecuencias y es un hecho que su postura frente a las grandes reformas liberales fue contenida y moderada“.

Sorpresivamente, el 7 de diciembre del 2009 (a solo una semana de la elección presidencial en la cual Frei Ruiz-Tagle era candidato) el juez Alejandro Madrid emitió un procesamiento que acusaba al doctor Silva (ex subsecretario de Salud nombrado por el mismísimo ex Presidente) de ser autor del asesinato de Eduardo Frei Montalva y a otros tres doctores de ser cómplices y encubridores”, se lee en el texto de José Piñera.

En la misiva, Piñera da cuenta de los hechos que precedieron a la muerta del ex Mandatario. Ahí explica que fue el mismo ex Presidente quien “decidió someterse, a los 70 años, a una operación que la Clínica que él prefería, Indisa, consideró de ‘alto riesgo’ y negó su permiso a que se operara allí“. Además de cómo miembros de su círculo cercano estuvieron presentes en las intervenciones quirúrgicas. Destaca que “durante sus 10 años de gobierno (1990-2000), los Presidentes Patricio Aylwin y Eduardo Frei Ruiz-Tagle (su hijo) jamás realizaron acción alguna que pusiera en duda esta verdad médica”.

“Sorpresivamente, el 7 de diciembre del 2009 (a solo una semana de la elección presidencial en la cual Frei Ruiz-Tagle era candidato) el juez Alejandro Madrid emitió un procesamiento que acusaba al doctor Silva (ex subsecretario de Salud nombrado por el mismísimo ex Presidente) de ser autor del asesinato de Eduardo Frei Montalva y a otros tres doctores de ser cómplices y encubridores”, escribe el economista en su carta. Agrega que “en enero del 2019, a los 37 años de la muerte de Frei Montalva, el juez Madrid emite su fallo de primera instancia condenándolos por ‘homicidio’ y al mismo tiempo descartando toda conspiración, premeditación y envenenamiento en la muerte de Eduardo Frei Montalva”.

En el documento, Piñera afirma: “Tras leer y estudiar el inmenso fallo de 811 páginas del juez Madrid, he llegado al convencimiento de que se está cometiendo una gran injusticia”. El economista puntualiza en esto y señala que “sería grave para la economía y para el país si se comprobara que la presión política puede alterar los fallos judiciales, incluso al costo de condenar inocentes“.

Incluso, el ex ministro de Trabajo compara la sentencia de la muerte de Frei Montalva con el caso Dreyfus, causa francesa en la que la justicia condenó a prisión perpetua y destierro al capitán del Ejército Francés Alfred Dreyfus de haber entregado documentos secretos a Alemania, acusación que resultó ser falsa. “Si los jueces de la Corte de Apelaciones y de la Corte Suprema de Chile revierten el fallo tan claramente injusto del juez Madrid, salvarán el honor del Poder Judicial y les devolverán la vida y la dignidad a seis chilenos, cuatro de ellos médicos, que por diez años han sido atormentados en una verdadera hoguera de los inocentes”, afirma Piñera.

En el mismo número de Economía y Sociedad, se presenta un dossier donde se recuerdan críticas que tuvo el fallo. Una de ellas es la del ex ministro de la Corte SupremaPatricio Valdés, quien el 10 de febrero señaló a La Tercera que “a la luz de lo que Madrid describe en el fallo acá aparece que el presidente Frei ingresa a la Clínica Santa María y lo opera el doctor Augusto Larraín y que en ese postoperatorio algo no habría salido bien y tuvieron que internarlo de nuevo. ¿En qué parte del fallo está el concierto, la reunión, el plan estos médicos para en esa segunda intervención atentar contra el ex Presidente?“.

Otro cuestionamiento que destaca la revista es la que realizó el director del Instituto Libertad y Desarrollo, Luis Larraín, en El Líbero, en donde aseguró el jueves 7 de ese mismo mes que “será una vergüenza si la justicia chilena es capaz de condenar a cuatro médicos y dos personas más por participar en un homicidio sin tener ninguna prueba para hacerlo”.

“Un asesinato validado por inferencias históricas, a falta de mejores pruebas en un fallo discutible, no deja de ser complicado. ¿Qué impide que a dicho razonamiento inferencial se le objete en estudios históricos y reflexiones no jurídicas?”,  afirmó Alfredo Jocelyn-Holt, historiador y profesor de la Universidad de Chile, en La Tercera dos días después. Mientras que el investigador del IES, Pablo Ortúzar, dijo el 21 de febrero en El Mercurio que “lo que está en juego es la libertad y honra de muchas personas, y pretender privarlas de ambos bienes basándonos en (. . .) la utilidad política de una condena debería resultar repugnante para cualquier persona que crea en la justicia“.

No solo eso, en el número 99 de Economía y Sociedad también se rescatan frases del periodista Ascanio Cavallo, quien 10 años antes de que se dictará el fallo, escribió la columna “Una bomba que estalla en la DC” en la que afirma que la inculpación del médico Patricio Silva instalaba “una bomba en el corazón de la Democracia Cristiana, porque arrastra no solo a un hombre de confianza (del Presidente y de su partido), sino también, aunque sea de modo solapado, al ex ministro Patricio Rojas y posiblemente -lo que aún no sabemos- a otros médicos de la confianza de Frei”. Incluso, el periodista aseguraba que “la idea del magnicidio empalidece frente a la de un cuadro pesadillesco de traiciones y crímenes en la cúpula de la familia. La explicación judicial, en este caso, implica una turbulenta explicación política“.

Las suspicacias de Cavallo, vuelven a ser rescatadas por la revista de José Piñera, en extractos de una entrevista que el periodista concedió a Diario Financiero el 1 de febrero de este año, un día después de que se dictara el fallo, en donde señaló que “he sido escéptico siempre a la posibilidad de un crimen. Lo que se ha olvidado y lo que tampoco me da la impresión de que el fallo describa correctamente, es la abrumadora presencia de la DC en la Clínica Santa María en los días en que Frei estaba internado”.

Las columnas de Opinión son presentadas por:
Ver más

También te puede interesar: