Publicado el 01 de marzo, 2020

Antofagasta: la antesala de las movilizaciones de estudiantes secundarios en el país

Autor:

Emily Avendaño

Hoy la Aces convocó a una Asamblea Nacional con el objetivo de “zanjar las directrices del accionar de los secundarios para este 2020”. Después de la gira por varias localidades del norte de los voceros de esta organización, se constituyó en la II Región la Coordinadora de Estudiantes Antofagastinos Secundarios. Sus representantes instan a movilizaciones y a fugas masivas de los establecimientos, como ocurrió durante la semana en la zona norte del país. Una muestra de lo que podría ocurrir en otras regiones.

 

 

Autor:

Emily Avendaño

¿Debiese llegar a más gente El Líbero?

Si tu respuesta es afirmativa, haz como cientos de personas como tú se han unido a nuestra comunidad suscribiéndose a la Red Líbero (0.5 o 1 UF mensual). Accederás a eventos e información exclusiva, y lo más más importante: permitirás que El Líbero llegue a más gente y cubra más contenido.

SUSCRÍBETE AHORA
Recibe en tu correo Lo mejor de la prensa
Suscribirse

La estancia de los voceros de la Asamblea Coordinadora de Estudiantes Secundarios Víctor Chanfreau y Ayelén Salgado por distintas localidades del norte de Chile durante esta semana tuvo un resultado evidente. Después de la asamblea que convocaron para el 26 de febrero en la sede del Colegio de Profesores de Antofagasta apareció la Coordinadora de Estudiantes Antofagastinos Secundarios (Ceas), encabezada por Miyaray Jiménez y Andrés Ossandón. 

En la asamblea hubo entre 50 y 60 asistentes, según lo reconocido por los voceros. Antes de constituirse, ya sus integrantes estaban en las calles como parte de las protestas que hubo en la ciudad tras el comienzo anticipado de clases en 35 de los 50 establecimientos pertenecientes a la Corporación Municipal de Desarrollo Social de Antofagasta(CMDS), el 24 de febrero. Ese día interrumpieron las clases en al menos cuatro establecimientos e improvisaron una marcha en las calles del centro de la ciudad, que terminó con barricadas y enfrentamientos con Carabineros.

El martes, los disturbios fueron en el sector norte de la ciudad a las afueras del Liceo Industrial, cuando los escolares que se retiraron anticipadamente del establecimiento comenzaron a obstaculizar el tránsito. La jornada terminó con algunos enfrentamientos en la Plaza Sotomayor. Al día siguiente, 26 de febrero, nuevamente hubo incidentes. De acuerdo con reportes locales, en el contexto de una marcha en que participaban unos 150 manifestantes, en su mayoría alumnos, apedrearon la Municipalidad. 

La alcaldesa Karen Rojo compartió un video del suceso. “Antofagasta está sumida en su momento más crítico de violencia, que atenta incluso la integridad de quienes vienen al municipio a buscar ayuda social. Hoy fueron atacados vecinos junto con nuestros funcionarios por una turba de manifestantes sin medir el daño a ocasionar”, escribió como leyenda a las imágenes. 

Nuevamente se manifestaron el 27 de febrero. En un video la vocera Miyaray Jiménez (17), aseguró que estaban en las calles “para frenar las medidas que está sacando Karen Rojo, con toda la represión que ha querido implementar e incluso teniendo a nuestros compañeros detenidos en cada movilización”. Agregó: “Queremos acabar con toda herencia de la dictadura y frente a eso nos han implementado más represión. Incluso hoy tenemos nueve estudiantes detenidos por movilizarse fuera de sus liceos, por eso es que queremos denunciar toda la represión que nos están ejerciendo y que acabe de una vez por todas, porque los estudiantes secundarios vamos a seguir saliendo a las calles”.

Desde que oficializaron la creación del Ceas, los jóvenes han estado llamando a una protesta que nombraron “Súper lunes”, que busca hacer “fugas de los establecimientos y también llamando a las cinco de la tarde una marcha en unión con los trabajadores”. E instaron a la Cones y a la Aces para que hicieran la convocatoria respectiva. Esto le reiteraron en un punto de prensa ofrecido el viernes, en la que estuvieron acompañados por Patricia Romo, presidenta del Colegio de Profesores Antofagasta, quien declaró a La Izquierda Diario: “La policía y la fiscalía lo que intentan aplicar es la ley antiprotesta y eso ha significado que las detenciones son hasta el otro día, de manera muy violenta, imponiéndoles cargos… los menores de edad no son delincuentes son nuestros estudiantes, y nosotros como docentes lo que discutimos fue defenderlos y estar con ellos, y salir este Lunes 2 a las 17 horas para marchar juntos”.

Las fugas masivas de los establecimientos ya se vieron el año pasado, luego del 18 de octubre, y en las redes sociales de Aces compartieron el viernes un video de una fuga masiva en el Liceo Minero América de Calama. La organización de secundarios está convocando a una Asamblea Nacional para el día de hoy, a realizarse en Santiago, con el objetivo de “zanjar las directrices del accionar de los secundarios para este 2020”. En otras publicaciones, acompañan la etiqueta #SeVieneMarzo del emoticon con la figura de las llamas. 

La sinergia entre secundarios, profesores y movimientos de izquierda

Antes de ser vocera de la Ceas, Miyaray Jiménez se presentaba como “estudiante secundaria y militante de Vencer”. Vencer Antofagasta se describe en su Facebook como una “agrupación de estudiantes de Antofagasta que luchamos por una sociedad anti capitalista junto a los trabajadores”. Jiménez también aparecía como dirigente de Pan y Rosas Antofagasta, descrita como una “agrupación internacional marxista y clasista de mujeres, LGTTBI y hombres, que lucha contra la explotación y opresión patriarcal en todas sus aristas”. 

En el último video en que aparece como vocera de Pan y Rosas, publicado el 6 de febrero, insta a la CUT a convocar “un paro nacional efectivo” para el 9 de marzo, “al cual deben plegarse las federaciones estudiantiles, para luchar por los derechos de las mujeres, contra la represión y por una asamblea constituyente libre y soberana para conquistar nuestras demandas”.

En el Facebook de Vencer Antofagasta también aparece compartido el llamado a la asamblea de estudiantes secundarios en la II Región del 26 de febrero; así como imágenes de las movilizaciones recientes. “Que este 8 de marzo, día internacional de la mujer, sea un nuevo gran puntapié contra este gobierno y su represión, que los organismos estudiantiles y de trabajadores convoquen a un gran paro nacional efectivo por los derechos de las mujeres, contra la represión y por una asamblea constituyente 100% libre y soberana por la conquista de todas nuestras demandas”. Mientras que a principios de enero, tras las acciones gubernamentales tomadas por el sabotaje de la PSU se pronunciaron contra la “persecución” de estudiantes secundarios y voceros de la Aces.

La Izquierda Diario reportó que gremios educativos como el Colegio de Profesores, el Sindicato de Profesores y Profesionales de la Educación y el Sindicato de Asistentes de Aula, además, de la agrupación Pan y Rosas, invitaron a participar del paro el 9 de marzo. Esta publicación digital es una ventana para todos estos movimientos y es respaldada por el Partido de Trabajadores Revolucionarios, reconocido por el Servicio Electoral en junio de 2017. La organización se define como una organización política trotskista, que hace parte de la sección chilena de la Fracción Trotskista Cuarta Internacional. El mismo Servel disolvió el partido en mayo de 2018 al no lograr los requisitos mínimos para mantener su exigencia legal, en las elecciones parlamentarias del 19 de noviembre de 2017, es decir, que no alcanzaron el 3% de los sufragios válidamente emitidos en la elección de diputados en las regiones en que se encontraban constituidos, ni eligieron a lo menos tres miembros del Congreso Nacional, sean diputados o senadores en dichas votaciones.

Al igual que como Miyaray Jiménez (17) sostiene en sus testimonios que buscan «acabar con la herencia de la dictadura», esta frase es repetida en diversas declaraciones públicas de los Trabajadores Revolucionarios. Por ejemplo, en 2013 publicaron un artículo titulado «Ni olvido ni perdón. A terminar con toda la herencia de la dictadura»; en abril de 2019 en un comunicado indican que su objetivo es «ligar la lucha contra la herencia de la dictadura, con un programa socialista, anti imperialista e internacionalista en la perspectiva de un gobierno de los trabajadores de ruptura con el capitalismo».

El conflicto no cesa en la II Región

Antofagasta fue escenario de uno de los episodios más violentos desde que empezaron los disturbios en octubre. La noche del 10 de febrero, un grupo de desconocidos interceptó un tren de la empresa Ferrocarril Antofagasta Bolivia (FCAB), que iba cargado con cátodos de cobre. Ese día, debido a la presencia de transeúntes en la línea férrea, la máquina disminuyó su velocidad. Un grupo atacó con piedras la cabina del convoy, luego los encapuchados golpearon al maquinista y le lanzaron agua caliente al asistente, además, los amenazaron de muerte para que abandonaran el tren. Los sujetos manipularon los controles de la locomotora, hasta que ésta comenzó a desplazarse en reversa. Con la cabina en llamas, el convoy estuvo en movimiento durante 1,5 kilómetros, atravesó dos cruces vehiculares y otros tres pasos peatonales, hasta que fue detenida por voluntarios de Bomberos. 

Ese ataque fue el segundo a un tren de FCAB en un mes. La noche del viernes 10 de enero también hubo daños por fuego en la vía férrea y el incendio de una locomotora. 

La violencia en la II Región incluso obligó a una visita del subsecretario del lnterior, Juan Francisco Galli, en enero. En su momento se explicó, que la visita obedeció a que esa era la única ciudad de la macro-zona norte del país que seguía registrando episodios graves de violencia. Para ese momento iban más de 60 casos de saqueos y 40 incendios. 

El diputado por Antofagasta, José Miguel Castro (RN), señala a El Líbero que “hay varios factores que están influyendo en que Antofagasta mantenga un grado de violencia por sobre la media de lo que se ejerce en Chile: factores geográficos, la politización más extrema de algunos grupos y la desigualdad… También se cree que hay focos de delincuencia más estructurados como el narcotráfico que estarían influyendo en esta clase de conductas”. 

En ese punto coincidió otra de las diputadas por la zona, Paulina Núñez (RN), quien afirma: “No tengo dudas de que hay narcos metidos en esto, pero como en el resto del país no hay un líder. Es más, los que hacen los llamados utilizan las redes sociales y me atrevería a decir que no son los que están en las calles cometiendo delitos”.

También están de acuerdo en que en la región ya se ven los efectos de las medidas anunciadas tras la visita de Galli, que incluían aumentar el número de Carabineros y estrategias diferenciadas de seguridad para la ciudad de Antofagasta, pero aseguran que hace falta más. “No es suficiente porque en la comuna de Antofagasta hay vario focos en distintos puntos y veo a la policía sobredemandada. Aquí se necesita más inteligencia policías y una nueva estrategia”, dijo Núñez.

Por su parte, Castro subraya: “Si bien ha mejorado la eficiencia de las policías después de la visita, hay compromisos tomados que deberían verse reflejados en marzo, como el caso de compras de nuevos drones y cámaras go pro. Hay mucho que avanzar en términos de seguridad, todos los que vivimos en Antofagasta queremos que esto pare de una vez por todas. No lleva a ningún lado la delincuencia, el romper el mobiliario público, el que la gente no pueda salir a las calles después de una determinada hora. Si bien ayudó la visita del subsecretario, yo creo que ahora hace falta la ida del ministro del Interior Gonzalo Blumel”.

Sobre las organizaciones estudiantiles, el diputado resaltó que los estudiantes han aportado mucho en términos de demandas sociales a través de la historia de Chile, “pero el toparse con un estudiante de segundo o tercero medio con bombas molotov, que a mí en lo personal me ha tocado verlos, no le hace bien al movimiento, no consigue absolutamente nada más que aislarlos y que se les considere delincuentes. La idea de todo Chile es avanzar en términos de demandas sociales, pero no a través de la violencia”. 

Recordó que en el caso de la Marcha de los Pingüinos eran ellos mismos quienes separaban a las personas que hacían destrozos. “Eso no es lo que quiere Chile, no es lo que queremos los antofagastinos. Queremos que los estudiantes vuelvan a estudiar donde deben estar. Ya se han escuchado todas las demandas que ellos tienen y, por supuesto, se han tomado cartas en el asunto. No sacamos nada con tener marchas, destrozos todos los días. Estudiantes que además de tener uniforme, van tapándose la cara para no ser descubiertos. Esa clase de actitudes no las puede tener un joven que el día de mañana va a ser el representante de Chile, van a ser los que van a construir Chile”, concluye Castro.

Las columnas de Opinión son presentadas por:
Ver más

¿Debiese llegar a más gente El Líbero?

Si tu respuesta es afirmativa, haz como cientos de personas como tú se han unido a nuestra comunidad suscribiéndose a la Red Líbero (0.5 o 1 UF mensual). Accederás a eventos e información exclusiva, y lo más más importante: permitirás que El Líbero llegue a más gente y cubra más contenido.

SUSCRÍBETE AHORA

También te puede interesar:

Cerrar mensaje

¿Debiese llegar a más gente El Líbero?

Si tu respuesta es afirmativa, haz como cientos de personas como tú se han unido a nuestra comunidad suscribiéndose a la Red Líbero (0.5 o 1 UF mensual). Accederás a eventos e información exclusiva, y lo más importante: permitirás que El Líbero llegue a más gente y cubra más contenido.

Suscríbete