Actualidad Informativa es presentado por:
Publicado el 23 de agosto, 2018

Álvaro Fisher explica por qué es necesario tomar en cuenta la naturaleza humana para desarrollar políticas públicas

Autor:

Magdalena Olea

En «La entrevista con Axel Kaiser», el ingeniero matemático autor del libro “De naturaleza liberal” y uno de los principales nombres para encabezar el nuevo Ministerio de Ciencia, reflexiona sobre la naturaleza del ser humano y cómo esta incide en la política actual, como por ejemplo, en discusiones sobre educación, migración y aborto.

Autor:

Magdalena Olea

Recibe en tu correo Lo mejor de la prensa
Suscribirse

¿Existe la naturaleza humana? Esa es la principal pregunta que el ingeniero matemático, empresario, y autor del libro “De naturaleza liberal”, Álvaro Fisher, uno de los principales nombres para encabezar el nuevo Ministerio de Ciencia y Tecnología, busca responder en “La entrevista con Axel Kaiser”, de «El Líbero».

En la conversación, el ingeniero explica que si bien durante mucho tiempo en la historia se decía que no había naturaleza humana, actualmente está demostrada su existencia. Así, afirma que los seres humanos tienen dos fuentes de información que los construyen. Por una parte, la que se traspasa de una generación a otra a través del proceso reproductivo, y que transmite los rasgos y características generales de la especie. Y la otra, aquella que se adquiere socialmente durante la vida, como las matemáticas, la historia, la filosofía, la estética, las teorías científicas, etc. y que se denomina cultura. Por lo tanto, asegura que los seres humanos no están ni determinados genéticamente ni culturalmente, sino que son el encuentro de ambas cosas.

«Todo eso constituye lo que llamamos naturaleza humana, que está conformada por el sistema cognitivo, que es la manera como procesa la información nuestra mente, por el sistema emocional, que son especies de programas o subrutinas que dirigen en ciertas direcciones nuestro actuar, y aquellas herramientas de la psicología moral que es la parte innata o incorporada de nuestra arquitectura neuronal… eso es la naturaleza humana», asegura Fisher.

Además, el autor de «De naturaleza liberal» comenta que para que las políticas públicas sean de utilidad, y puedan proponer soluciones reales a los problemas de los habitantes, es necesario que estas incorporen el conocimiento de la naturaleza humana. Lo ejemplifica así: «Muchos de quienes proponen que no sea el bolsillo de los padres lo que determina la educación de sus hijos, tienen a sus hijos en colegios particulares pagados. Están haciendo lo que cualquier padre querría hacer, no quieren disminuirle las posibilidades a sus hijos. Entonces, lo que tiene que hacer el legislador es contar con ese interés, y al momento de buscar igualar oportunidades buscar la mejor manera de hacerlo, no tratar de imponerlas como en el caso del gobierno pasado».

Así, Fisher dice que es muy difícil combatir lo que califica como un «natural esfuerzo» de los seres humanos por mejorar su situación y ascender en status. «Todos queremos mejorar, pretender evitar eso es imponer una restricción tan grande a la sociedad que todo el proceso de creación de valor y de aprovechamiento de las posibilidades humanas se restringe muy fuertemente», admite.

Por otra parte, el ingeniero matemático se refiere a la igualdad, y dice que si bien las disposiciones colaborativas existen y son válidas, en conjunto con ello está el interés propio. «La forma de encontrar maneras de colaborar y de competir simultáneamente para extraer de ambas lo mejor es la intrínseca mayor dificultad que tiene la sociedad«, dice en conversación con Axel Kaiser.

Por último, habla de la capacidad del ser humano para agruparse, de acuerdo a la posición respecto a temas que generan división, como ocurre en el caso de los choferes de uber v/s taxistas, en el aborto, en fanáticos del fútbol y en temas migratorios. “Mira lo que le está pasando a Europa, que sentía había que aceptar la llegada de los sirios, como lo que le pasó a Ángela Merkel (….) ese es el tipo de cosas que hay que hacerse cargo cuando se desarrollan políticas publicas. Hay que entender las fuerzas detrás de la naturaleza humana y no combatirlas. Usemos las fuerzas de la naturaleza humana para sacarle provecho necesario, pero no peleemos contra ella ciegamente.”, aseguró Fisher al final de la entrevista.

Ver a  la conversación con Álvaro Fisher en “La entrevista con Axel Kaiser” 

Las columnas de Opinión son presentadas por:
Ver más

También te puede interesar: