Publicado el 04 de agosto, 2020

Acusado de matar a dos mapuche: la historia del otro preso emblemático por el que hay acciones de violencia en La Araucanía

Autor:

Emily Avendaño

Ocho son los presos de origen mapuche que el 4 de mayo anunciaron el inicio de una huelga de hambre en la cárcel de Angol. Destaca el nombre de uno de ellos: Freddy Marileo Marileo, quien se encuentra en prisión preventiva desde febrero de 2019. Si bien es uno de los nombres que aparece en el listado de «presos políticos» de la IX Región, razón por la que se originaron las tomas de las municipalidades de Collipulli, Victoria, Traiguén y Ercilla; a Marileo se le acusa por el homicidio de los hermanos Jorge Marimán Loncomilla y Matías Cariqueo Loncomilla. Las víctimas son hijos del lonco José Cariqueo, quien denunció: «Mis hijos murieron acribillados porque yo acepté el desarrollo».

Autor:

Emily Avendaño

¿Debiese llegar a más gente El Líbero?

Si tu respuesta es afirmativa, haz como cientos de personas como tú se han unido a nuestra comunidad suscribiéndose a la Red Líbero (0.5 o 1 UF mensual). Accederás a eventos e información exclusiva, y lo más más importante: permitirás que El Líbero llegue a más gente y cubra más contenido.

SUSCRÍBETE AHORA
Recibe en tu correo Lo mejor de la prensa
Suscribirse

Durante la tarde del 5 de febrero de 2019 Freddy Marileo Marileo disparó varias veces contra Jorge Marimán Loncomilla (30) y Matías Cariqueo Loncomilla (23). El Ministerio Público mantiene la tesis de que se trató de un doble homicidio, y también le imputó los delitos de porte ilegal de arma de fuego y municiones y receptación. Marileo tenía en su poder una escopeta calibre 12 para la cual no tenía autorización y, de acuerdo con las investigaciones, se trataba de un arma que había sido robada en la comuna Victoria en 2013; y tenía además 5 cartuchos de escopeta calibre 12.

Marileo se autodenunció por estos hechos, ocurridos en la comunidad Boyen Mapu de la comuna de Ercilla, y alegó defensa propia. La versión de Marileo era que les dio muerte con una escopeta y con el revólver de una de las víctimas. No obstante, la Fiscalía no acreditó estos hechos. Las indagatorias determinaron que los dos hermanos fueron asesinados con balas que corresponden a un calibre 5.56, es decir un fusil utilizado como armamento de guerra.

Hasta ahora las investigaciones se inclinan a confiar en la versión del padre de las víctimas, el lonco de la comunidad mapuche Cacique José Guiñón, José Cariqueo, quien asegura que se trató de una emboscada, debido a que su familia abandonó la resistencia dura del conflicto mapuche, se pasó a una postura más dialogante, optó por el desarrollo y se hicieron parte de una asociación camionera mapuche.  

«Como Fiscalía argumentamos que la legítima defensa no procedía, sino que lo que había ocurrido fue más bien una situación de justicia por su propia mano por conflictos anteriores, los que fueron resueltos de esta forma», detalló en su momento el fiscal Carlos Bustos.

Marileo se encuentra en prisión preventiva desde el 8 de febrero de 2019 por decisión del Juzgado de Garantía de Collipulli, decisión que fue ratificada el 18 de febrero por la Corte de Apelaciones de Temuco. 

En el año y medio que ha transcurrido desde entonces, se ha mantenido la medida cautelar y la investigación permanece en reserva a petición del Ministerio Público. El 4 de mayo Marileo se hizo parte de los ocho presos de la cárcel de Angol que anunciaron el comienzo de una huelga de hambre, decisión que alcanza ya 93 días. Se unieron así al machi Celestino Córdova, condenado a 18 años de cárcel por el asesinato del matrimonio Luchsinger Mackay, quien ejerce una acción similar en la cárcel de Temuco.

El 7 de julio adoptaron esta misma medida 11 presos de la cárcel de Lebu, con lo que el número de detenidos en huelga de hambre llegó a 20. Se convirtieron en 27 el 19 de julio, cuando se sumaron 7 reos de la cárcel de Temuco. Fue esta situación la que desencadenó la toma el 27 de julio de las municipalidades de Collipulli, Victoria, Traiguén y Ercilla, que terminó en enfrentamientos violentos en Curacautín y Victoria y con la quema de las sedes comunales de Ercilla y Traiguén. 

Lonco Cariqueo: “El desarrollo no significa una traición”

“Mis hijos murieron acribillados porque yo acepté el desarrollo”, dijo Cariqueo a El Líbero en una entrevista concedida a pocos días del suceso. 

A principios de la década del 2000, el lonco era identificado como uno de los dirigentes más duros en medio del conflicto mapuche, se encontró con la justicia en varias oportunidades y estuvo en la clandestinidad, ya que se le buscaba por el ataque incendiario al fundo Poluco Pidenco, propiedad de Forestal Mininco, ocurrido en 2001, y años después fue condenado por el delito de amenazas. 

No obstante, Cariqueo giró su postura. «Cuando el gobierno plantea el tema del desarrollo yo me sumo, pero sin traicionar al pueblo mapuche, el desarrollo no significa una traición», argumenta. El lonco se inscribió en la agrupación mapuche de transportistas Agretran Mapu Kiñe Wunn, de la que es vicepresidente. Se trata de la primera asociación gremial de dueños de camiones de la etnia mapuche, constituida en junio de 2018 que busca «promover el desarrollo del transporte de cargas en la zona, así como velar por el progreso profesional de los asociados».

El ritual de lanzamiento de la agrupación se llevó a cabo en la comunidad José Guiñón, el 18 de agosto, y en ella la esposa de Cariqueo, la machi Adriana Loncomilla Chicual inició la ceremonia, que fue continuada por el lonco. En esa ocasión, Cariqueo entrevistado por la Revista Otra Voz dijo que la creación de esta asociación es una evidencia de que no buscan conflicto sino el desarrollo. Afirmó que el objetivo de la agrupación es ser “un incentivo para salir de la extrema pobreza que vivimos en Ercilla. Es para comprometernos y hacernos hermanos, si el Gobierno quiere la paz en la Araucanía, esta es la condición en que nosotros queremos. Queremos surgir, que nos abran las puertas”. 

Esa postura le trajo problemas con una parte de la comunidad José Guiñón al considerar que Cariqueo estaba trabajando directamente con la forestal Mininco. En un grupo de Facebook asociado a la comunidad emitieron un comunicado dos días antes del asesinato de los hijos del lonco que dice: “Venimos en primer lugar a repudiar el actuar de este gremio junto a quienes los conforman, porque estamos convencidos y claros de quienes son los enemigos y uno de ellos son las forestales, en segundo lugar para comunicar y recalcar que dicho gremio no representa a la comunidad toda ya que en él solo participan el lonko Cariqueo con sus hijos e hijas”. 

Las ocho familias que firman el comunicado hacen un llamado “a las comunidades en resistencia a poner cuidado con estos personajes ya que utilizan el doble discurso y son capaces de traicionar la dignidad mapuche a cambio de dinero”.

El 6 de febrero, un día después de la muerte de los hijos del lonco, publican otro comunicado en Facebook en el que afirman que el gremio de camioneros mapuche “incita” la división interna de la comunidad. “Por esta razón fue que el día de ayer, fueron ultimados ambos peñis tras perpetuar un ataque a la casa del comunero Freddy Marileo Marileo, quien mantenía una férrea oposición al trabajo que este grupo de persona venía desarrollando” y apuntan una “responsabilidad directa” de la Forestal Mininco y del gremio. 

Ese mismo día, en el perfil de Facebook reproducen un comunicado de la Coordinadora Arauco Malleco (CAM) en el que aseguran que las conversaciones con el gobierno, y con el ministro de Desarrollo Social de entonces, Alfredo Moreno, eran una estrategia para provocar enfrentamientos entre mapuche. Agregan que las negociaciones “son una farsa” y dicen que por esa vía “no existirá avances concretos en materia territorial y política para nuestro pueblo”.

El lonco Cariqueo explicó a El Líbero que el trabajo que prestaba a la forestal era de vigilancia de incendios: “Por ese trabajo estamos sufriendo estas consecuencias. Me mataron a mis dos hijos por el trabajo. Y luego de que fueron acribillados, ellos (los grupos más radicales) lanzaron un comunicado donde dijeron que no iban a dejar que hubiera ningún tipo de empresarios en la zona, ni la Forestal Mininco, ni otros contratistas, ni menos el Estado. Entonces, la muerte de mis hijos es por el trabajo, porque opté por el trabajo”.

El historial de Marileo 

Freddy Marileo Marileo utilizó su cuenta de Facebook para dar su versión de lo ocurrido en la comunidad Boyen Mapu, fue allí donde primero argumentó “me atacaron y me defendí”, versión desestimada por el Ministerio Público, que más bien apunta a la existencia de rencillas anteriores.

Víctimas y victimarios se conocían desde hacía tiempo. En 2009 Marileo Marileo fue detenido junto a su primo Luis Marileo Cariqueo y el propio José Cariqueo, en medio de un operativo policial. Un reportaje de El Líbero  relata que a causa de este hecho Matías Cariqueo Loncomilla -uno de los hijos de Cariqueo que en esa época era menor de edad- debió declarar ante la Fiscalía Militar los motivos que tuvo para lanzar un objeto contundente contra una patrulla de Carabineros. Tres años después, en 2012, Freddy Marileo Marileo, fue testigo de la causa 900969218-2, en la que Jorge Marimán Loncomilla  (la otra víctima) fue acusado por homicidio y asociación ilícita. El 21 de mayo de 2013, Marimán Loncomilla fue herido, junto a Luis Marileo Cariqueo, durante un procedimiento policial. Cuatro años después, este último murió a raíz de disparos realizados por un efectivo de Carabineros que intentaba repeler un asalto.

Es en 2013 que se confirma la división de la Comunidad Cacique José Guiñón de Ercilla, “dadas las diferencias internas respecto a la lucha que llevamos adelante por la recuperación de nuestras tierras y la relación que se tiene con el Estado que nos oprime”, allí reiteran que no quieren verse involucrados en proyectos del gobierno y anuncian el surgimiento de la comunidad Boyen Mapu que “mantiene la reivindicación histórica de 3.00 hectáreas”.

La huelga de hambre en la que está Marileo ahora no es la primera en la que se involucra, ya que antes había actuado como vocero de comuneros que utilizaban ese mismo método de protesta. Lo hizo en 2014, cuando tres presos mapuche realizaron una huelga de hambre, exigiendo cumplir su condena en un recinto penitenciario abierto, es decir, con un régimen menos estricto que donde estaban. 

En 2015 fue nuevamente vocero de Luis Marileo, Cristian Levinao, Claudio Huentecol y Miguel Toro, quienes realizaron otra huelga de hambre en la cárcel de Angol. En ese momento llamó a las comunidades mapuche a salir a manifestar por la situación de los peñi. 

La violencia rural en la macrozona sur se ha exacerbado desde el inicio del Estado de Catástrofe, el 19 de marzo. La cuenta arroja más de 70 atentados desde esa fecha y la organización Mujeres por La Araucanía registra 84 ataques en los primeros seis meses de 2020 -sin contabilizar los de julio-. Por su parte, la Multigremial de La Araucanía entregó el lunes el Barómetro de Conflicto con connotación indígena del primer semestre de 2020 y registran 82 delitos de incendios y atentados incendiarios y ataques a policías en las regiones del Biobío, Araucanía, Los Ríos, y Los Lagos. 57 corresponden a incendios o atentados incendiarios, 69% del total.

Las columnas de Opinión son presentadas por:
Ver más

¿Debiese llegar a más gente El Líbero?

Si tu respuesta es afirmativa, haz como cientos de personas como tú se han unido a nuestra comunidad suscribiéndose a la Red Líbero (0.5 o 1 UF mensual). Accederás a eventos e información exclusiva, y lo más más importante: permitirás que El Líbero llegue a más gente y cubra más contenido.

SUSCRÍBETE AHORA

También te puede interesar:

Cerrar mensaje

¿Debiese llegar a más gente El Líbero?

Si tu respuesta es afirmativa, haz como cientos de personas como tú se han unido a nuestra comunidad suscribiéndose a la Red Líbero (0.5 o 1 UF mensual). Accederás a eventos e información exclusiva, y lo más importante: permitirás que El Líbero llegue a más gente y cubra más contenido.

Suscríbete