Los incendios forestales que están afectando de manera importante a diversas áreas del país nos confirman la relevancia de contar con una estrategia que permita preservar el medio ambiente -y todo lo que ello implica-, con la necesidad de seguir progresando en el plano económico y social.
Publicado el 29.01.2017
Comparte:

Existe consenso a nivel global de que el desarrollo de los países debe ser sostenible en el tiempo, porque de lo contrario estaremos hipotecando la subsistencia de las futuras generaciones.

Los incendios forestales que están afectando de manera importante a diversas áreas del país nos confirman la relevancia de contar con una estrategia que permita preservar el medio ambiente -y todo lo que ello implica-, con la necesidad de seguir progresando en el plano económico y social.

Se trata de un paradigma que incluye a todas las actividades económicas que realiza el hombre, de la cual no está exenta el turismo. Esta es una industria que en los últimos lustros ha tenido un significativo crecimiento en el mundo. Así lo demuestran algunas cifras, validando al turismo como uno de los sectores de mayor generación de empleo y actividad económica, representando el 10% del empleo global  (WTTC) y aportando un 10% al PIB mundial (Tourism4development).

Además, el turismo contribuye a la generación de divisas, especialmente en aquellos países receptores. Es una de las industrias que más ha crecido internacionalmente, con una tasa promedio anual de crecimiento de un 6,5% (UNEP), la que seguirá al alza, con proyecciones que alcanzan 1,6 billones de arribos internacionales para el 2020 y 2,6 billones en el 2050 (UNWTO).

Chile también forma parte de esta tendencia y es por eso que debemos seguir fortaleciendo el desarrollo sustentable de la industria. Proceso en el que Fedetur ha sido, y pretende seguir siendo, un actor relevante en la instauración de una cultura que garantice la sostenibilidad de este sector, que progresivamente se está constituyendo en un motor de la economía nacional.

Por lo mismo, durante este año hemos diseñado un cronograma con diversas actividades orientadas a colocar en la agenda pública el tema de la sustentabilidad, aprovechando que la ONU declaró el 2017 como el “Año Internacional del Turismo Sostenible para el Desarrollo”. Son iniciativas en las que se van a debatir y proponer  acciones concretas que contribuyan a la generación de una conciencia sustentable, y a una colaboración eficaz entre los distintos sectores. El objetivo es mitigar el impacto negativo que provocan las diferentes industrias en el medioambiente y el patrimonio cultural.

En el ámbito turístico de nuestro país, hay varias medidas impulsadas por organismos públicos y privados, entre ellos Fedetur, destinadas a fomentar la sustentabilidad, como son el denominado sello “S” y los Premios Fedetur al Turismo Chileno (que reconocen emprendimientos y destinos que utilizan buenas prácticas en el cuidado del entorno en que se desenvuelven, que protegen el valor patrimonial, y potencian las economías locales).

Son distinciones importantes a partir de las cuales se debe continuar avanzando, porque todavía tenemos bastantes desafíos que enfrentar. Uno de ellos es regular adecuadamente el desarrollo de las economías colaborativas con el propósito de establecer igualdad de condiciones con el resto de la industria, que permitan generar más y mejores empleos, e incentivar la competencia entre los distintos actores. Todo esto, dentro de un enfoque sustentable que les permita a los países alcanzar un crecimiento dinámico, equilibrado y viable en el tiempo.

 

Andrea Wolleter, vicepresidenta ejecutiva de Fedetur

 

 

FOTO: JONAZ GOMEZ SANCHEZ./AGENCIAUNO.