Columnas de opinión es presentado por:
Publicado el 01 de enero, 2018

Pero si ganó la derecha, no la izquierda

Consultor de empresas Jaime Jankelevich
Aunque la Nueva Mayoría dice que será oposición constructiva, la verdad es que de sus declaraciones se puede concluir que buscarán acuerdos siempre y cuando el Presidente Piñera continúe con las reformas de Bachelet.
Jaime Jankelevich Consultor de empresas
Recibe en tu correo Lo mejor de la prensa
Suscribirse

Al leer las declaraciones de miembros del actual oficialismo -futura oposición- sobre la actitud que tomarán ante el gobierno de Sebastián Piñera, particularmente en el Senado, de pronto pareciera ser que ellos hubieran sido los vencedores de la elección del domingo 17 de diciembre y que el mandato otorgado por el pueblo en las urnas fuera para que siguieran gobernando los mismos.

Es curioso, pero la izquierda pareciera no querer asumir la estrepitosa derrota con que el país decidió sacarlos del poder, dándole la oportunidad a Sebastián Piñera para que gobierne a partir de marzo próximo. Cuando le exigen al Presidente electo que siga con las reformas de Bachelet o de lo contrario no tendrá su colaboración, lo que le están diciendo es que, si quiere consensos, los tendrá siempre y cuando gobierne con las ideas de ellos, no con las propias, y mientras no se aparte de la línea trazada por la actual gobernante.

Pero eso no es por lo que la mayoría votó el 17 de diciembre. El mandato es fuerte y claro, por ende, que la izquierda pretenda imponerle sus condiciones a Sebastián Piñera para que pueda gobernar es no entender que perdieron el poder, y lo perdieron por la forma en que quisieron hacer borrón y cuenta nueva con todo lo bueno que se había hecho en Chile. Lo perdieron por su retroexcavadora, por su prepotencia, con la que querían barrer los cimientos del modelo más exitoso que ha tenido el país y por su accionar ideológico, que terminó causando un tremendo daño que costará mucho corregir para lograr mejorar el estado de la economía, el empleo, la salud, la educación y la seguridad ciudadana.

Lo que necesitamos es que la izquierda perdedora deponga sus intereses particulares y haga una oposición constructiva por el bien del país y todos los chilenos. Cuando los dirigentes estudiantiles de la Confech, de izquierda dura, ya están pensando cuándo empezar con las manifestaciones en las calles, y el PC llama a la unión desde la DC hasta el FA para combatir al gobierno de Piñera, lo que están insinuando es que no aceptan que sea la derecha la que gobierne. Por ende, no están pensando en el bien de Chile, sino en tratar de que Piñera y su gobierno fracasen, para regresar al poder.

Es de esperar que una vez instalado el gobierno prime la cordura, porque no necesitamos más enfrentamientos; no necesitamos más conflictos; no necesitamos buscar los cambios por la fuerza; no necesitamos más proyectos refundacionales. Porque los costos son altísimos y quienes más los sufren son la clase media emergente, que ve amenazados sus logros, y los pobres, que se quedan sin ayuda efectiva.

Lo que necesitamos es que el gobierno pueda implementar el programa por el que fue elegido y mandatado, con todas las correcciones que merezca y que se acuerden en los debates del Congreso; pero habiendo perdido por casi 10% de diferencia la elección presidencial y con apenas un 22% en la primera vuelta, resulta muy arrogante pretender dictarle al Presidente electo y los partidos que lo acompañan cómo deben gobernar, qué tipo de proyectos deberán enviar para obtener su respaldo y, si no lo hacen respetando los lineamientos impuestos por Bachelet y la Nueva Mayoría, negarles el apoyo.

En resumen, bien harían los moderados de la DC, del PPD, del PS y del FA en pensar en el bien del país antes de negar un voto para la aprobación de un determinado proyecto de ley por el hecho de que provenga del gobierno de Sebastián Piñera. Eso sería negarle la sal y el agua, y ya sabemos cómo eso termina.

Esperemos que abunde más el patriotismo y no las cabezas calientes, que nunca faltan, para que a Chile y a cada uno de los hijos de nuestra Patria les vaya bien.

 

Jaime Jankelevich, consultor de empresas

 

 

FOTO: CRISTOBAL ESCOBAR/AGENCIAUNO

 

Las columnas de Opinión son presentadas por:
Ver más

También te puede interesar: