Til Til está en pie de guerra contra la instalación de un nuevo relleno sanitario no sólo porque seguirá afectando su calidad de vida, sino porque además no es una solución suficiente, dado que no resuelve el problema de la disposición final. El Gobierno propone duplicar el acceso de las comunas a rellenos sanitarios, pese a que la OCDE plantea que un mayor fomento de la prevención de la producción de desechos y del reciclado podría reducir la necesidad de expandir la capacidad de los rellenos.
Publicado el 16.04.2017
Comparte:

Durante los últimos diez años Chile ha logrado importantes avances en el fortalecimiento de políticas públicas e instituciones ambientales: en 2010 se crearon el Ministerio del Medio Ambiente, el Consejo de Ministros para la sustentabilidad, una superintendencia y un servicio de evaluación ambiental. Estas medidas lograron elevar el perfil y la importancia de la política ambiental, y ayudaron a establecer responsabilidades en materia de gestión ambiental y desarrollo sostenible, sin embargo, aún no hemos visto los resultados de las reformas institucionales, pues debemos asegurarnos de abordar todas las presiones que sufre el medio ambiente en nuestro país.

Según el informe ambiental de la OCDE, Chile es el segundo país que más basura produce en Latinoamérica, alrededor de 17 millones de toneladas de residuos cada año, de los cuales sólo siete millones corresponden a residuos domiciliarios. Según cifras del Ministerio de Medio Ambiente, se recicla menos del 10% de los residuos domiciliarios, por lo que lo restante va a parar a rellenos sanitarios.

Nuestro país hoy posee 38 rellenos sanitarios donde llegan la mayor parte de las siete millones de toneladas de residuos domiciliarios municipales. Justamente, Til Til está en pie de guerra contra la instalación de un nuevo relleno, no sólo porque seguirá afectando su calidad de vida, sino porque además no es una solución suficiente, dado que no resuelve el problema de la disposición final. El Gobierno propone duplicar el acceso de las comunas a rellenos sanitarios, pese a que la OCDE plantea que un mayor fomento de la prevención de la producción de desechos y del reciclado podría reducir la necesidad de expandir la capacidad de los rellenos.

La Ley de Fomento al Reciclaje que fue promulgada el año pasado recién entrará en vigencia en junio del presente, por lo que podemos decir que esa es la primera etapa para resolver el problema sanitario a nivel país. Actualmente, el 80% de las comunas no cuenta con un plan de gestión de desechos, sumado a la falta de recursos y herramientas de los municipios para la recolección, el transporte y la disposición de los residuos domiciliarios. Sin embargo, con esta nueva ley los alcaldes tendremos las facultades para realizar convenios con los sistemas de gestión de residuos y recicladores de base, y podremos autorizar (o denegar) la instalación de sitios de recepción y almacenamiento de residuos de productos prioritarios en nuestras comunas.

Se proyecta que con la implementación de esta ley la tasa de reciclaje del país se incremente hasta un 30% en los próximos cinco años, lo que si bien es bueno, aún sigue lejos de asemejarnos a países como Suiza, Alemania y Suecia, donde los rellenos sanitarios son reemplazados por incineración (con y sin producción de energía o calefacción), compostaje y reciclaje.

Es fundamental mejorar la cooperación inter-institucional a nivel país y con las autoridades locales para garantizar la eficacia de las políticas públicas y la aplicación de las leyes. Paralelamente, los municipios debemos fomentar iniciativas para el tratamiento de los residuos, ya que somos nosotros los responsables de determinar qué hacer con ellos. Según un estudio de Chile Recicla, la producción de basura per capita es de 1,3 kg por habitante ¡al día! y se prevé que esta cifra aumente a dos kilogramos hacia 2030, por lo que concretar otras iniciativas que nos ayuden a disminuir la basura es un llamado urgente a la comunidad.

En Pirque estamos comprometidos con el medio ambiente. Cuidar nuestra comuna y nuestro entorno es uno de los pilares de la gestión municipal. Hacemos un llamado a comprometernos con el medio ambiente, a entenderlo como un bien tangible y agotable, a pensar en el futuro, en nuestra descendencia que tiene derecho a disfrutar de las maravillas que la Tierra nos ofrece. Asumamos el compromiso de perseverar en el cuidado de la biosfera. Es nuestra casa.

 

Cristián Balmaceda, alcalde de Pirque

 

 

FOTO: RODRIGO SAENZ/AGENCIAUNO