Si Ud. es de los que les gusta septiembre y el espíritu patriótico que evoca esta época del año, su pequeña y patriótica contribución puede ser respaldar la intención del ministro de gastar de acuerdo a lo que tenemos, y mantener nuestra tradición de disciplina fiscal.
Publicado el 25.08.2016
Comparte:

Me encanta septiembre. Los días son más largos, la primavera empieza a tomarse el paisaje y el cielo se llena de volantines. Reconozco que la cueca y el olor a vino y empanada no son lo mío, pero sin duda son parte de nuestra tradición republicana e igual nos pone contentos a todos.

El que no debe estar muy contento con la llegada del mes de la patria es el ministro Valdés. Durante septiembre, el ministro tiene que despachar el presupuesto público 2017 para su tramitación en el Congreso. En la previa de la maratón presupuestaria, algunos de los contendores  ya comienzan a mostrar las garras.

El primero fue el Partido Comunista, que le pidió al ministro que le eche mano a los fondos soberanos para incrementar el gasto público en el 2017. Como sabemos, los fondos soberanos suman cerca de US$ 20 mil millones, mientras que el déficit de caja del gobierno es de aproximadamente US$ 10 mil al año. Vale decir, al ritmo actual de gasto, los fondos soberanos alcanzarían tan solo para financiar dos años de déficit fiscal. Debe ser por esta razón que el ex ministro de Hacienda, Andrés Velasco, invitó a los seguidores del PC a estudiar contabilidad. Después fue el turno de la Anef, que pidió un reajuste salarial de 7,5%. Bien sabemos que el desempleo está subiendo rápidamente en Chile y que los salarios del sector privado están prácticamente estancados. Por otro lado, la inflación proyectada para los próximos 12 meses es inferior al 3%, lo que implicaría que de concederse la petición de la Anef, los salarios de los trabajadores del sector público crecerían más de 4% real el próximo año. Por último, el presidente ejecutivo de Codelco, en forma muy clara y directa, comentó que las arcas de la minera Estatal estaban vacías, de manera que el gobierno no debía contar con ellos para aportar al presupuesto 2017.

El ministro de Hacienda ha respondido aseverado que la responsabilidad fiscal es un activo valioso para Chile y que él no está disponible para ser quien dilapide dicho activo. Obviamente tendremos que ver si las palabras del ministro coinciden finalmente con sus acciones. Pero por el momento, dadas las presiones que está enfrentando Rodrigo Valdés, sus declaraciones me parecen valientes y patrióticas.

No podemos decir lo mismo de la actitud del PC y de la Anef, que haciendo caso omiso de las mermadas condiciones de la hacienda pública, que ellos mismos han contribuido a deteriorar, pretenden seguir arrimando agua a su molino independientemente de las consecuencias que eso pueda tener para sus compatriotas.

De manera que si Ud. es de los que les gusta septiembre y el espíritu patriótico que evoca esta época del año, su pequeña y patriótica contribución puede ser respaldar la intención del ministro de gastar de acuerdo a lo que tenemos, y mantener nuestra tradición de disciplina fiscal.

 

José Ramón Valente, Foro Líbero.

 

 

FOTO: PABLO VERA LISPERGUER/AGENCIAUNO

Ingresa tu correo para recibir la columna de José Ramón Valente