Queremos instar a nuestros poderes del Estado a ejercer su autoridad.
Publicado el 06.09.2014
Comparte:

Hace unos días recibimos la visita del comité ejecutivo de la Confederación de la Producción y el Comercio, CPC en nuestra región, que se apersonó para conocer la zona golpeada por la violencia, con altos índices de pobreza y para reafirmar la solidaridad con las víctimas de atentados y delincuencia.

Se reunieron para informarse y dialogar con las víctimas de atentados, los gremios productivos de la región, agrupados en la Multigremial de La Araucanía, el Intendente Francisco Huenchumilla y CorpAraucanía. En la ocasión, su presidente, Andrés Santa Cruz comentó que Chile se construye entre todos, por lo tanto, manifestaron su disposición para trabajar en forma permanente y unidos por nuestra región.

Una vez más hemos sido testigos de los terribles hechos acontecidos, de preferencia de noche y en zonas rurales, como el perpetrado contra el Centro Regional de Investigaciones de INIA Carillanca, servicio del Ministerio de Agricultura destinado a desarrollar tecnologías agropecuarias para la actividad regional, en especial para la agricultura familiar campesina y para las comunidades indígenas; o en Pidima, en la comuna de Ercilla, y que afectara a una familia de agricultores de nuestra región que durante 50 minutos fueron atacados por una turba de encapuchados. Ante estos y la sucesión de nuevos atentados, SOFO declara su más amplio y enérgico repudio y desea manifestar a la opinión pública que ha quedado en evidencia que todas las instituciones públicas relacionadas con la mantención del Estado de Derecho están fracasando en el cumplimiento de sus obligaciones.

Sólo en los últimos días hemos sido testigos de dos actos incendiarios violentos que redujeron a cenizas el mismo número de galpones y sus contenidos. En uno de ellos, a través de un comunicado de prensa, un vocero señala que se ha realizado en repudio a la Consulta Indígena que lleva adelante el Gobierno.

Este es un claro ejemplo de que estos atentados buscan infundir miedo y terror en la población, y no son actos reivindicatorios, sino ideológicos, donde grupos organizados, a través del uso de la fuerza, pretenden imponer sus ideas.

Como Sociedad de Fomento Agrícola de Temuco, detallamos que las cifras de pérdidas bordean los 9 mil millones de pesos, entre 1999 y el primer semestre de este año, según datos obtenidos de la Fiscalía regional, que realiza la Multigremial de la Araucanía. Pero nuestro interés, a través de esta tribuna, no es ahondar en la cifra, sino instar a nuestros poderes del Estado a ejercer su autoridad.

Como vemos, el conflicto indígena es un problema del Estado de Chile, por eso nuestra reflexión es a que todos los actores de la sociedad civil se sientan involucrados a aportar con ideas y soluciones, no es un tema que deban resolver los camioneros, los forestales ni los agricultores, sino todo el país.

Por todo lo anteriormente expresado, y con la finalidad de no ver aumentadas las víctimas fatales, la violencia, ni la  inseguridad generalizada en nuestra región, seguimos exigiendo de parte de las autoridades el cumplimiento cabal de sus responsabilidades, ejerciendo su autoridad en plenitud.

Estamos convencidos que estos tiempos amargos pasarán y volveremos nuestra mirada a los campos, los ríos y a nuestra tierra para continuar trabajando por esta Araucanía pujante en donde queremos vivir en completa paz y armonía.

 

FOTO:DAVID CORTES SEREY/AGENCIAUNO