En el negocio que entregó un millonario bono a los trabajadores de Banco Estado los principales actores son miembros de la Democracia Cristiana, desde el presidente del banco hasta los asesores del sindicato. Y Carolina Goic es timonel y abanderada presidencial de la DC.
Publicado el 13.08.2017
Comparte:

Bajar la candidatura a diputado de un agresor de mujeres no debiera ser tan complicado. Por lo tanto, que a partir de ese hecho la senadora Carolina Goic intente erguirse como un heroína, con cierta superioridad ética, me parece pretencioso y peligroso a la vez.

Porque además faltan antecedentes para hacer una evaluación completa. Veamos.

La semana pasada fuimos testigos de cómo nuevamente el sindicato del Banco Estado, en tan sólo tres días, llegó a un acuerdo que le permitirá recibir un abultado bono de US$ 62 millones a repartir entre 9.000 trabajadores.En el año 2015, ese mismo sindicato recibió otro millonario bono, esa vez de US$ 84 millones. Es decir, en dos años los chilenos les pagamos US$ 146 millones a nueve mil trabajadores del Banco del Estado.

Hasta aquí ustedes se preguntarán: ¿qué tiene que ver Carolina Goic en todo esto? Bueno, les cuento que en este negocio los principales actores son miembros de la Democracia Cristiana, desde el presidente del banco hasta los asesores del sindicato. Y Carolina Goic es timonel y abanderada presidencial de la DC.

En 2015 estaba en discusión la reforma laboral y el Gobierno no podía aceptar una huelga en el Banco Estado. Coincidentemente, este año la rapidez del acuerdo se debió a que la nueva reforma laboral prohíbe el reemplazo en huelga, y una paralización de ese tipo en pleno año electoral perjudicaría nuevamente los intereses del Gobierno.

No pronunciar palabra acerca de usar US$ 147 millones de recursos públicos para destrabar potenciales conflictos políticos de su Gobierno, sumado a que el coordinador económico de su campaña es el ex presidente del Banco Estado, me llevar a concluir que Carolina no es ninguna heroína.

 

Francisco Matthews, empresario

 

 

FOTO: YVO SALINAS/AGENCIAUNO