Columnas de opinión es presentado por:
Publicado el 26 de febrero, 2018

Educación, un desafío de todos

En los últimos años las confianzas en el sistema educacional se han ido deteriorando y la necesidad de recuperarlas es un objetivo común.
Recibe en tu correo Lo mejor de la prensa
Suscribirse

El Presidente Piñera me ha honrado con la responsabilidad de acompañar al futuro ministro Gerardo Varela como subsecretario de Educación, desde donde deberemos asumir un desafío tan complejo como atractivo. Con la convicción de que los talentos están distribuidos de igual forma entre todas las personas, sin distinción de raza o condición socioeconómica, debemos trabajar por un sistema educacional que abra las puertas a nuevas oportunidades y permita el máximo desarrollo de las capacidades y potencial de cada uno, y de la sociedad en su conjunto. Si bien no es una tarea simple, está lejos de ser imposible y vemos en el contexto actual un escenario favorable.

Existe un amplio consenso respecto de la fuerza transformadora de la educación, por lo que trabajar en aras de su calidad debe volver a ser un factor de unidad nacional. En ese sentido, debemos aunar voluntades en torno a los objetivos y lograr que las legítimas diferencias respecto de los instrumentos no sean un obstáculo para avanzar. No se espera suprimir el debate en torno al sistema educacional y sus características, sino que éste se produzca en armonía y con énfasis en lo que nos une más que en lo que nos divide.

En los últimos años las confianzas en el sistema educacional se han ido deteriorando y la necesidad de recuperarlas es también un objetivo común. Se trata de apreciar la voluntad y las capacidades de las personas para actuar de acuerdo a sus preferencias, de respetar la autonomía de las instituciones de educación para cumplir su misión, y de reconocer el rol fiscalizador y articulador del Estado que permite asegurar el adecuado funcionamiento del sistema. Profesores, directores y sostenedores juegan, cada uno, un rol insustituible y se debe velar por que lo cumplan a cabalidad.

Creemos que un sistema educacional basado en la calidad, la libertad, la equidad y la integración permite precisamente centrar las bases de su adecuado desarrollo. El diseño de políticas y su implementación debe ser coherente con esos principios, lo que permite asegurar que la diversidad que enriquece nuestra sociedad se vea reflejada en nuestro sistema educativo y que sus beneficios están al alcance de todos, especialmente de quienes más necesidades tienen.

Por último, el hecho de que al próximo gobierno le corresponda implementar una serie de reformas aprobadas durante la administración de la Presidenta Bachelet, tanto en materia escolar como superior, constituye también una oportunidad de aunar esfuerzos hacia el común objetivo de tener una educación de calidad al alcance de todos. Si bien nos opusimos fuertemente a dichas reformas por alejarse de los principios que debiesen primar en el sistema, no es menos cierto que permiten dar por zanjado un intenso debate, correspondiendo ahora implementarlas con un sello que reconozca el inmenso aporte de la sociedad civil y que, así, recoja el respaldo que el Presidente Piñera recibió en las urnas.

 

Raúl Figueroa Salas, director ejecutivo Acción Educar

 

 

Las columnas de Opinión son presentadas por:
Ver más

También te puede interesar: