¿Qué es lo que genera tal nivel de atracción en Macron y su esposa? ¿El triunfo, el éxito, el poder, la belleza, la juventud, lo atípico, la novedad, la sorpresa o lo prohibido? Lo que sucede es que esta historia hace eco en la vida de las personas. La asombrosa vida de Macron y su mujer apunta directo al corazón de la propia vida de cada uno de los observadores de esta “novela” y genera múltiples e infinitas reacciones.
Publicado el 21.05.2017
Comparte:

“Si me eligen… no, perdón, cuando nos elijan, ella estará allí, con un papel, y un lugar”. Con esa convicción habla Emmanuel Macron, el nuevo Presidente de Francia, de su mujer Brigitte Trogneux, quien como ya ha sido ampliamente comentado, es 24 años mayor que él, fue su profesora de francés y a quien él un día a muy corta edad dijo con la misma convicción “Hagas lo que hagas, voy a casarme contigo”. Y lo hizo. El mismo que quería llegar a ser Presidente de Francia, se presentó como candidato, compitió y, también, lo logró.

Hoy el mundo se fascina con esta historia que produce los más controvertidos efectos, desde el encantamiento total de los cuentos de hadas, hasta la envidia más corrosiva propia de los pequeños que caen en los insultos, hacen comentarios misóginos o emiten juicios para darse un banquete morboso con la vida privada del atractivo y flamante Mandatario.

Pero, ¿qué es lo que genera tal nivel de atracción? ¿El triunfo, el éxito, el poder, la belleza, la juventud, lo atípico, la novedad, la sorpresa o lo prohibido? Probablemente de todo un poco, pero en el fondo lo que sucede es que esta historia hace eco en la vida de las personas. La asombrosa vida de Macron y su mujer apunta directo al corazón de la propia vida de cada uno de los observadores de esta “novela” y genera múltiples e infinitas reacciones.

Si bien su logro político es evidente y reconocido, “la pareja” es la que causa estragos y deslumbra, porque no imagino quién no quisiera vivir una historia así de apasionante y única; entonces las personas miran sus propias vidas y se multiplican los efectos de contraste.

Pero, ¿cómo se afectan ambas historias una a la otra y marcan la trayectoria de Macron?  Se ha especulado que ella ha sido como una madre que lo ha llevado de la mano al éxito, y lo cierto que es todas las mujeres llevamos una madre adentro y tendemos a la acogida y al cuidado. Sin embargo, no creo que eso sea suficiente para esperar muchos años hasta que una mujer se divorcie y conseguir casarse con ella; y tampoco creo que una madre baste para que alguien consiga el éxito que hemos visto. Tampoco creo que el Presidente francés sea una especie de niño que ha sido conducido de la mano.

Propongo que este tipo de interpretaciones se las dejemos a la revistas que serán manoseadas una y otra vez en las peluquerías y vayamos al fondo, porque la verdad detrás de esta historia es que lo personal es la clave que surca la ruta de nuestras vidas y nos puede condenar al más completo fracaso o conducir al más rotundo éxito, como en el caso de Macron.

¡Bien por ÉL y por ELLA!

 

Mónica Reyes, profesora y máster en Historia