Tiendo a pensar que para algunos, sin haberlo dicho, sea el momento de hacer el ejercicio de pensar en lo políticamente incorrecto: en la inyección de capital privado a la propiedad de Codelco.
Publicado el 30.09.2016
Comparte:

Codelco no puede transformarse en una caja pagadora de servicios porque no es una vaca lechera, no al menos una que se pueda lechar de forma indefinida. Lo dijo Sebastián Piñera avalando la controvertida declaración del presidente ejecutivo de la cuprífera nacional, que días antes había asegurado que en Codelco no había un solo peso.

El hecho es que la vaca no está dando -ni dará por un buen tiempo- ni una gota de leche.

¿Los síntomas? Muy graves. Su deuda aumentó 247% en los últimos 10 años, la ley del mineral extraído es baja, el precio del cobre disminuyó en un 50% (sin pronóstico alguno al alza) y el primer semestre de este año se registraron pérdidas por más de 97 millones de dólares.

¿Las soluciones que se proponen? Diversas. Unos apuestan a la tecnología, la eficiencia y la gestión. Otros, a derogar y/o modificar la Ley Reservada del Cobre (que dicho sea de paso, alimenta a las Fuerzas Armadas). Y algunos iluminados -como el diputado Gaspar Rivas- promueven la renacionalización del cobre.

Por otra parte, quienes proponen la instauración de mecanismos de capitalización obligatoria, olvidan que fue precisamente el incumplimiento de programas de este tipo el que explica los actuales niveles de endeudamiento de Codelco.

Ninguna de estas iniciativas, sin embargo, bastará para salvar la situación. Las sucesivas reformas al gobierno corporativo de Codelco, por ejemplo, no la libraron de caer en el estado en que se encuentra. Y si no fuera por la baja en el precio del metal rojo, probablemente no se habría quebrado aún el círculo vicioso que había mantenido a flote sus estados financieros.

Por otra parte, si se deroga la Ley Reservada del Cobre, ¿que pasaría con ese 10% con el que se financia la Defensa? ¿Acaso la idea de cambiar el destino de esos fondos resuelve el problema real, que tiene que ver, más bien, con que no hay fondos?

Tiendo a pensar que para algunos, sin haberlo dicho, sea el momento de hacer el ejercicio de pensar en lo políticamente incorrecto: en la inyección de capital privado a la propiedad de Codelco. Y de recoger la idea de privatizar, propuesta hace algún tiempo por Andrés Velasco, Marco Enríquez y algunos cercanos a Sebastián Piñera.

En Francia, por ejemplo, se aprobó hace más de una década la privatización de parte de las compañías estatales de gas (GDF) y de energía eléctrica (EDF). Y fue esa medida la que les permitió su continuidad en el mercado galo, y su crecimiento explosivo en el mercado internacional.

No se trata de un ejercicio fácil, en cualquiera genera anticuerpos. Y es dudoso que sea posible concitar un gran “acuerdo nacional” en torno a la idea de privatizar. Pero quizá esa sea una de las pocas alternativas económicamente viables para un animal que más que para dar leche, está próximo a parar en la feria.

 

Alberto Polette, abogado.

 

 

 

FOTO:EDGARD CROSS-BUCHANAN/AGENCIAUNO