Los gastos de las administradoras de pensiones los cubren con los ingresos que éstas generan. Es decir, la bullada fiesta la pagaron los accionistas de la AFP, no los afiliados. Si Alberto Mayol no lo sabe, al menos debiera saberlo la ministra del Trabajo, Alejandra Krauss, que salió a rasgar vestiduras por el tema.
Publicado el 08.10.2017
Comparte:

Desde que Eric Parrado asumió como Superintendente de Bancos e Instituciones Financieras ha manifestado reiteradamente en la prensa que “los chilenos somos analfabetos financieros”, independientemente de la educación que tengamos. Cuenta, como ejemplo, que “cuando a la gente le colocan la tasa CAE 35% en las tiendas, muchos creen que se trata de una rebaja”.

Para contribuir a la disminución del analfabetismo financiero, esta semana la Presidenta Michelle Bachelet inauguró la Cuarta Feria de Educación Financiera, organizada por la Superintendencia de Bancos e Instituciones Financieras. En su discurso inaugural, la Jefa de Estado afirmó que “la mejor herramienta contra los abusos es la educación. Sólo cuando entendemos cómo funcionan las cosas y cuáles son nuestros derechos, podemos defender lo justo”.

Como tengo la suerte de no ser analfabeto financiero, entiendo cómo funcionan las cosas, lo cual me permite detectar los abusos. Por eso, a propósito del famoso video de un grupo de ejecutivos y empleados de una AFP celebrando arriba de un yate en el Caribe, estimo que lo que hace Alberto Mayol (el “denunciante” de la fiesta) es un abuso, y lo que hicieron los gerentes de la AFP es un descriterio, además de una ordinariez. Les explico por qué.

Mayol, salvo que esté en el grupo de analfabetos financieros, debiera saber que los gastos de las administradoras de pensiones los cubren con los ingresos que éstas generan. Es decir, la fiesta la pagaron los accionistas de la AFP, no los afiliados. Si Mayol no lo sabe, al menos debiera saberlo la ministra del Trabajo, Alejandra Krauss, que salió a rasgar vestiduras por el tema.

Los ejecutivos de las AFP están sindicados por la opinión publica (que es, como se nos ha dicho, “analfabeta financiera”) como los culpables de las bajas pensiones, siendo que su rol es sólo administrar los fondos de manera eficiente, lo cual han hecho de manera eficiente, según cualquier informe objetivo. Pero como la política ¡sí importa!, debieran entender que están en la mira de la opinión pública, donde todo se filtra, todo se viraliza, especialmente en medio de una campaña electoral donde la izquierda está perdiendo. Era obvio que algo así ocurriría si, además, se toma en cuenta que el presidente del directorio de la AFP en cuestión es un ex ministro de Sebastián Piñera.

Parece que no consideraron que Mayol heredó algunas habilidades de su padre, un reconocido estratega comunicacional. Sí, fue un gran descriterio, pero uno financiado con recursos de los accionistas, no de los afiliados.

Lo que no me deja de llamar la atención es que las fiestas en los yates les gustan a los que administran fondos, pero también a quienes los recaudan. ¿O se olvidaron ya de la fiesta en un yate de Nueva York donde el canciller recaudó aportes para la campaña de la Presidenta?

 

Francisco Matthews, empresario