#140Palabras Manuel Bengolea: Creo que esto es un ajuste temporal, EE.UU. va a seguir creciendo

Publicado el 18.10.2014
Comparte:

Manuel Bengolea, gerente general de Octogone, sobre la actual situación económica mundial y la caída de las bolsas:

“¿Por qué esta turbulencia en los mercados? Yo creo que el mercado tiene una memoria muy corta. Este mes se acaba el relajo cuantitativo (QE3) de la Reserva Federal, y si se mira atrás se verá que cada vez que finalizaron los otros (QE1 y QE2) hubo sendos ajustes bursátiles, amén de otros problemas como la situación europea, todo lo cual terminó en un ajuste que pareciera exagerado. Cuando se tiene una reacción de la magnitud de la experimentada en la tasa de los bonos del Tesoro a 10, que cayó de 2.5% a 2.0% en un par de semanas, es una prueba de que el mercado está “trastornado”. Estados Unidos puede estar pasando por muchas cosas, pero la economía el próximo año va a crecer 3% real. Es decir, para que tengamos una tasa nominal del 2%, uno tendría que pensar que va a haber inflación negativa, y eso es ridículo”.

¿La caída que esta semana se dio en la bolsa es una corrección temporal o es un pesimismo más generalizado y de largo plazo?

“Cuando las bolsas suben mucho, que es el caso de la bolsa norteamericana, cualquier evento que sea una señal negativa es siempre una buena justificación para vender. Y estoy hablando de eventos como la desaceleración de Alemania que resultó estar más allá de lo que se esperaba y del fin del relajo cuantitativo. Yo creo que esto es un ajuste temporal, que la economía norteamericana va a seguir subiendo. Cuando se miran las cifras del consumidor americano, todo el desapalancamiento que han tenido a nivel de su balance personal, cómo está aumentando el empleo, no cabe ni la menor duda de que los norteamericanos están ad portas de empezar a abrir la billetera. Y cuando eso suceda, la economía americana va a entrar en un ciclo virtuoso positivo. No hay que olvidar dentro de ese análisis que cuando el petróleo cae de 100 a 80 dólares por barril, equivale a una baja de impuestos para el consumidor norteamericano. Ahora, si las acciones están caras o baratas es un problema de valorización, en lo personal, pienso que en términos relativos Estados Unidos está más caro que todos los demás mercados desarrollados”.

¿Se podría hablar de una eventual desaceleración global?

“Creo que no. Por lo que he leído, hasta ahora el mundo percibe esto como una corrección. Hay una discusión tremenda entre el presidente del Bundesbank alemán, Jens Wiedemann, y el del Banco Central Europeo, Mario y Draghi. Este último quiere hacer relajo cuantitativo, porque eso es lo que saca a los países de la somnolencia de crecimiento -se ha demostrado en Inglaterra y en Estados Unidos-, pero enfrenta la resistencia de los alemanes. Estos dicen que un relajo cuantitativo le va a facilitar la vida a aquellos países que no han hecho los cambios estructurales que debiesen hacer -aunque hay otros más, se refieren a Francia e Italia, las economías importantes-. Estamos todos esperando a ver qué pasa en esa discusión, y todo esto, sin embargo, son buenas noticias. Porque en la medida en la que franceses e italianos perciban que Draghi no va a aflojar, porque el alemán se insinúa abiertamente en contra, yo creo que franceses e italianos van a tener que tomar el toro por las astas y hacer los cambios estructurales que deben hacer”.

 

 

FOTO: JAVIER VALDÉS LARRONDO/AGENCIAUNO