13-01

Publicado el 13.01.2018
Comparte:


Sábado 13 de enero

A pocos días de cumplir un año en la presidencia, Donald Trump vive, cómo no, una semana llena de polémicas: después de la controversia por Fire and Fury, cuya publicación trató de impedir, ahora llega la provocada por sus groseras palabras sobre algunos países, que han despertado la condena global. Trump niega haber usado la expresión “país de mierda”, aunque reconoce haber utilizado un lenguaje duro. El presidente norteamericano, además, habría suspendido su visita a Londres por “razones personales”: según The Times, estaría ofendido por lo que considera “desaire” de la primera ministra Theresa May cuando lo criticó al apoyar a movimientos de ultraderecha británicos. En Argentina, el ex vicepresidente Amado Boudou salió en libertad (estaba en prisión preventiva), mientras que las conversaciones entre la oposición y el gobierno venezolano continúan en República Dominicana con pocas esperanzas y escaso progreso..

LAS PORTADAS DEL DÍA

Los insultos de Trump desatan una condena global. El País destaca que la ONU tacha los comentarios de “racistas” y el embajador de Estados Unidos en Panamá ha dimitido: los insultos racistas del presidente de Estados Unidos han dado la vuelta al mundo. Su frase, “por qué recibimos a gente de países de mierda”, ha generado amplio rechazo dentro y fuera de EE UU. Las Naciones Unidas (ONU), la Unión Africana, Haití y El Salvador criticaron con dureza los exabruptos de Donald Trump, que hacían referencia a inmigrantes de las dos naciones americanas y de países africanos, residentes en EE UU. El embajador estadounidense en Panamá ha dimitido, afirmando que “ya no puede servir bajo el Gobierno de Trump”. Paul Ryan, el líder de los republicanos en el Congreso, tachó los calificativos de “desgraciados y poco útiles”.

Trump niega el comentario pero reconoce un lenguaje ‘duro’. The Washington Post destaca la polémica sobre los comentarios del presidente Trump sobre los países africanos y Haití que provocaron la condena de todo el mundo, poniendo a la Casa Blanca y los republicanos a la defensiva mientras arrojaban dudas sobre las esperanzas de resolver las disputas en las próximas semanas sobre la legislación de inmigración. En un tweet, Trump pareció negar el uso del término “shithole” para referirse a algunos países durante una reunión privada de la Casa Blanca, pero reconoció que utilizó un lenguaje “duro” durante las negociaciones. Entre los republicanos, hubo respuestas diferentes a los comentarios, pero pocos de ellos terminaron por condenar sus comentarios. El único demócrata presente en el encuentro del Despacho Oval dijo que la negación de Trump era falsa y que el presidente “dijo cosas llenas de odio, viles y racistas”.

Donald Trump se ofendió por los desaires de los británicos. The Times destaca la cancelación de la visita del presidente de los Estados Unidos a Inglaterra: la decisión del presidente Trump de cancelar su visita a Londres fue por “razones personales” después de una serie de desaires percibidos, dijeron funcionarios británicos anoche. Una fuente le dijo a The Times que la decisión se tomó después de que el presidente se quejó de la reprimenda de la primera ministra cuando parecía respaldar a un grupo de extrema derecha.

Liberan a Boudou y ponen en duda el alcance de la prisión preventiva. La Nación de Argentina abre con la información del excarcelamiento del ex vicepresidente durante la gestión de Cristina Fernández: Boudou recuperó anoche la libertad. La Sala I de la Cámara Federal le concedió, por unanimidad, la excarcelación en la causa por rendir viáticos con facturas truchas en el Ministerio de Economía. Los camaristas consideraron que el exvicepresidente siempre estuvo apegado a derecho y que el cargo público que ostentó no implica que hoy pueda obstaculizar la investigación. De esta manera pusieron un signo de interrogación sobre los alcances de la prisión preventiva, tal como lo venían aplicando diversos jueces desde el año pasado, a partir de la denominada doctrina “Irurzun”, que flexibilizó los criterios para disponer esa medida.

Pakistán lamenta haber sido abandonado por los Estados Unidos. Le Monde destaca que Islamabad, en plena ofensiva contra los talibanes, considera injusta la suspensión de la ayuda estadounidense. La suspensión por Washington de ayuda militar a Pakistán porque que el país “alberga terroristas”, según el presidente de Trump, cae muy mal en las autoridades paquistaníes, quienes están muy orgullosos de mostrar los frutos de su victoria contra el “terrorismo” en el que murieron entre 2014 y 2016, 815 soldados y resultaron heridos 3.263.

Sin humo blanco diálogo entre gobierno y oposición. El Nacional de Venezuela destaca que las conversaciones continuarán en República Dominicana. El canciller dominicano Miguel Vargas fue el único en declarar: dijo que la reunión continuará este sábado para tratar de concluir y calificó el encuentro del viernes como “exitoso”. En las conversaciones participan el presidente dominicano, Danilo Medina, y el ex presidente del gobierno español José Luis Rodríguez Zapatero y cuentan con el acompañamiento de Chile y México, a solicitud de la oposición, y de Bolivia, Nicaragua y San Vicente y Granadinas, invitados por el gobierno de Nicolás Maduro.

CHILE EN EL MUNDO
Ataques a parroquias enrarecen el clima en Chile antes de la visita del Papa. La Nación señala que tres templos católicos sufrieron daños por la explosión de bombas caseras y en otros dos hallaron explosivos; también se han encontrado panfletos con amenazas al Pontífice: el ataque a cinco parroquias en Santiago cuando faltan solo 72 horas para la llegada del Papa a Chile activó antes de tiempo todos los protocolos de seguridad y despertó preocupación en las autoridades. La coordinación de los ataques y los panfletos encontrados en los templos -con amenazas de que las próximas bombas serán “en la sotana” de Francisco- obligaron a la presidenta Michelle Bachelet a pedir respeto durante la gira papal, que empezará pasado mañana. En los hechos de violencia, que no se atribuyó ningún grupo, no hubo heridos ni detenidos.

EN LAS PÁGINAS DE OPINIÓN
Esta semana de Trump fue espantosa. Ruth Marcus escribe en The Washington Post: esta semana la presidencia de Trump se sintió como ese punto en un videojuego cuando alcanzaste un nuevo nivel y los widgets de repente empiezan a volar hacia ti demasiado rápido para esquivarlos. Hubo un ataque a la libertad de expresión. Y con la horrible referencia del presidente a los “países de mierda”, sobre la tradición estadounidense de ofrecer una mano de bienvenida a los oprimidos. Tanto que es tan rápido que es difícil procesarlo todo.

En defensa de la socialdemocracia. Fernando Savater escribe en El País: La combinación de parlamentarismo constitucional, libertad regulada de comercio y asistencia social es el mínimo común denominador de la política europea respetable: uno de los aciertos propagandísticos del franquismo fue llamar “rojos” a todos sus adversarios, desde democristianos a anarquistas. Los desafueros de unos contaminaban a los demás. Hoy se utiliza con idéntica amplitud de desdén el término “socialdemócrata” para descalificar cualquier medio o propuesta cercana al socialismo, sin matices. Aprovechan que los socialistas se desacreditan rebajando su mensaje político a la defensa de excéntricos vocingleros y colectivizadores victimistas de derechos que pueden reivindicarse desde la libertad e igualdad ciudadana.

TAMBIÉN PUEDE INTERESAR

Alertan del riesgo de que el bitcoin pierda valor por su uso en actividades ilícitas. El servicio de estudios del banco español Caixabank cuestiona el elevado precio de los bitcoins. Por un lado, señala la posibilidad de que se restrinja su uso igual que se hace con los pagos en efectivo para combatir la economía sumergida y las actividades ilícitas. Por otro, ve el peligro de que se impongan otras criptomonedas apoyadas por bancos centrales. Además, el Banco de España estudiará la forma de proteger a los consumidores de criptodivisas. (El País)

Las claves del preacuerdo en Alemania. Las líneas maestras del documento en común elaborado por CDU, CSU y SPD tocan varios puntos, entre los que destacan: la acogida de refugiados superará la horquilla de entre 180.000 y 220.000 anuales. Se mantienen las restricciones a la reagrupación familiar de aquellos que sólo cuenten con protección subsidiaria; en finanzas, las áreas prioritarias de inversión serán la educación, la familia e infraestructuras; sobre educación e investigación se destinarán 3,5% como mínimo del PIB hasta el 2025. (El Mundo)