Contiene 17 categorías entre las que se encuentran dos nuevas: Bohemios y Jipones. Hay buenas sugerencias de maridajes, incluso con discos.
Publicado el 13.04.2017
Comparte:

El periodista Eduardo Brethauer no es un aparecido en las lides de la cata especializada de vinos. Es editor y socio de la revista Vitis y miembro del Círculo de Cronistas Gastronómicos de Chile. Poseedor de un humor fino y una mirada certera y confiable dentro del panorama de los escritores de vinos locales, Brethauer tiene un paladar y una nariz entrenados, no por nada es convocado habitualmente como jurado en concursos internacionales, en los cinco continentes. El texto es de un tono lúdico, que se desliza como una alegre embriaguez, cálida y amistosa. Que convoca, invita a probar y no necesariamente impone un crucigrama o un enigma a descifrar al acercarse a la copa. Lo anterior se refuerza por la ausencia de trabalenguas y notas de cata libres de descriptores empingorotados. No se equivoquen, acá no hay florituras, ni verso vacuo, no hay sotobosque, ni gordas saliendo del mar. Sí, descriptores acertados que se anclan en los recuerdos precisos de especias e ingredientes que se acercan bastante a la molécula aromática que el vino expresa. De eso podemos dar fe.

Contiene 17 categorías entre las que se encuentran dos nuevas: Bohemios y Jipones. Hay buenas sugerencias de maridajes, incluso con discos. Lo que nos recuerda que el vino no es para armonizarlo con consortes sólidos, necesariamente. No hay puntajes ni rankings, pero sí una guía de los favoritos del autor que se expresa con rótulos como OMG (para vinos superlativos), WOW (para aquellos que merecen al menos una reverencia) y HEY (cuando se trata de un hallazgo en su relación precio-calidad). El recorrido contempla la presencia de 110 viñas y 284 etiquetas repartidas en 172 páginas.

Vinos con cuento 2017. Disponible en librerías. Precio de referencia $9.990.