En este misterioso lugar, las formaciones rocosas de origen volcánico operan como un filtro natural y sumamente eficiente. Y eso es lo que la hace diferente.
Publicado el 19.01.2017
Comparte:

Llueve en la isla de Rapa Nui casi todo el año. Los ancestros de este misterioso asentamiento humano encontraron hace siglos una manera de abastecerse de agua potable, aprovechando ese regalo de los dioses y las formaciones rocosas de origen volcánico que operan como un filtro natural y sumamente eficiente. Esa es la parte concreta de esta iniciativa, pionera en Chile. Ahora hay que dar paso a lo intangible, a una historia que está llena de magia o marketing, usted elige. Lo que comunican es que Reina Vaiteka Pont Icka recibe el mensaje de su abuelo en sueños quien le revela que es la última descendiente por linaje directo del rey Hotu Matua. Es el relato impreso en la botella. En sueños, y en un estilo muy shakespierano, el ancestro alienta a su descendiente para retomar una milenaria forma de obtener agua potable en una cueva. Así nace esta agua, que es baja en sodio, filtrada naturalmente y sin gas. Al paladar se revela con una agradable consistencia, ligeramente oleosa, con resabios sutilísimos de mineralidad y un perfil ligeramente dulce. Bien para acompañar un almuerzo o para refrescar la tarde.

Vainativa. Precio de referencia $6.200 para su envase de 375 cc.