Unbreakable Kimmy Schmidt: La reinvención absurda

Publicado el 04.08.2016
Comparte:

Unbreakable Kimmy Schmidt es, a ratos, de un humor incompresible. Eso hay que dejarlo claro antes de empezar a desmenuzar esta serie que Robert Carlock (quien le dio vida a “30 Rock”) y la comediante Tina Fey escriben y producen para Netflix, el “canal” que rescató la serie después de ser rechazada por NBC tras transmitir la primera temporada.

La historia parece, hasta cierto punto, simple. Ellie Kemper interpreta a Kimmy Schmidt, una treintañera que pasa 15 años de su vida secuestrada, junto a otras cuatro mujeres, en un bunker de un supuesto fanático religioso en Indiana. Al ser rescatada decide comenzar una nueva vida en Nueva York.

En ese proceso de reinventarse o renacer en una ciudad tan caótica y versátil como Nueva York, pasa de todo. Hasta lo más absurdo pasa. Pero la carcajada es segura en esta historia que se centra en una mujer con personalidad adolescente. Y con sus capítulos de no más de 30 minutos, la mente logra desconectarse, todo gracias al extraño entorno que va desarrollando el personaje principal.

Se rodea, por ejemplo, de personas como Titus -quien se roba el show en todos los episodios-, un hombre que está encasillado dentro de un estereotipo cliché: es un negro homosexual. Pero es egoísta, egocéntrico y con ínfulas de reina, aunque es perdedor. Y está en sus manos un sinfín de escenas ridículas, como el momento en que hace el videoclip de su canción Pinot Noir. Si ya vieron esta escena, seguro terminaron cantando e imitando algunos de sus pasos.

Otras personas dentro del círculo que forma Kimmy, son Jacqueline (Jane Krakowski), una mujer con el estereotipo de mujer rubia tontísima que sólo busca un hombre millonario para volver a casarse. Pero la verdad, es que tiene raíces indígenas norteamericas. Y Lilian (Carol Kane), una señora que lucha por mantener la esencia original del barrio en el que viven. Odia a los hipster, defiende la tendencia de la bandas delictivas porque son la esencia de su zona y no entiende la llegada del Internet.

Pero entre tanto estereotipo ridículo, frases y escenas que son guiños constantes a la cultura pop estadounidense -que muchas se pierden ante una audiencia latinoamericana- hay crítica. Se critica las oportunidades laborales de la mujeres, el trato que le dan los estadounidenses a los inmigrantes, la medicación a los niños por hiperactividad, la percepción actual de la homosexualidad, la exposición de los adolescentes en redes sociales y más. Todos los temas son tocados entre risas.

Al ver las dos temporadas que ya están disponibles en Netflix -a la espera de una tercera ya confirmada- queda la sensación de que la serie se trata de una continuación de “30 Rock” con algún toque de Parks and Recreation, por lo absurdo de muchos momentos.  De hecho, si vio “30 Rock” se dará cuenta que casi todos los personajes son prácticamente doppelgangers de “30 Rock”. Así, que también se puede pensar, que Unbreakable Kimmy Schmidt es una reinvención absurda de 30 Rock.

Lorena Tasca es periodista.  

Unbreakable Kimmy Schmidt

Temporadas: 2
Capítulos: 26
Creador: Tina Fey y Robert Carlock
Dónde verla: Netflix
Calificación en IMDb: 7,9

Trailer: