Les revelamos un parador para pescados y mariscos frescos y a excelentes precios ubicado en el primer piso del reconocido restaurante Squella.
Publicado el 06.07.2017
Comparte:

Un ambiente festivo e informal tiñe la planta baja del conocido restaurante Squella, especializado en cocina marina y en particular con una bien ganada fama por la frescura de sus ostras. Son largos mesones al estilo de las marisquerías limeñas y con un ambiente casual, con manteles de hule con motivos costeros que le da el ambiente y ese aire marino que rima perfectamente con la propuesta del restaurante, bastante más formal, que está en el segundo piso. De la carta de su hermano mayor se puede solicitar la totalidad de sus especialidades en pescados o un perfecto, reconfortante y enjundioso Pulmay. Entre otras delicias marinas que ordenar, están las ostras de Ancud mantenidas en criaderos propios, o las más delicadas Langostas de Juan Fernández o Centollas de Punta Arenas. Pero a ras de suelo, en el primer piso, hay un puñado de preparaciones a precios de verdadera caleta.

Las ostras brillan como producto estrella y se pueden solicitar en tres calibres: corriente (tres centímetros de diámetro), mediana (cuatro centímetros) y semi exportación (cinco centímetros), desde $9.900 la treintena, que son pura frescura. También hay preparaciones calientes más humildes, pero opulentas al paladar, como unas Almejas a la parmesana, y platillos más reconfortantes como unos picorocos al pil pil ($4.000 las cinco unidades). Un buen parador para ir con amigos, en grupos grandes, o con compañeros de oficina. Frescura y buenos precios son motivos lo suficientemente poderosos para justificar una visita a este novel comedor marino.

Caleta 94. Ricardo Cumming 94 (ver mapa). Tel. 22 699 3059 y 22 696 4259. Abierto de lunes a domingo de 12:00 a 0:00 horas. Más información en www.squellarestaurant.cl/